Secciones
Declaraciones

"Nunca hemos cedido a presiones”, dijo Lorenzetti tras la marcha que pidió la renuncia de la Corte

El ministro de la Corte además respondió a la teoría del lawfare que pregona la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El juez de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, salió a responderle hoy a un sector kirchnerismo luego de la marcha que se realizó la semana pasada en la que se exigió la renuncia de todos los miembros del máximo tribunal.

“La Corte tiene que ser independiente y resistir a cualquier tipo de presión. La función del órgano que integra es resolver problemas concretos de las personas en nuestro país. La principal preocupación es la seguridad, los jubilados que no tienen adecuadamente su ingreso, los trabajadores”, manifestó en una entrevista que le dio a Radio Mitre, y agregó: "Quiero dejar en claro que la Corte no va a ceder a ninguna presión como nunca hemos cedido”.

“Hemos vivido esto cuando ocurrió lo del doctor [Carlos] Fayt, y no se puede generalizar. A algunas personas las conozco hace muchos años, tienen propuestas legítimas para reformar el Poder Judicial. Es legítimo, obviamente hay que hacer reformas. Otros participan por intereses personales, que uno los entiende pero no se puede aceptar que una persona que tiene un procesamiento, causa judicial, o ha cometido un delito, pida que el juez que lo investiga renuncie”, sostuvo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La semana pasada varios dirigentes del kirchnersmo duro realizaron un manifestación frente al Palacio de Justicia exigiendo la renuncia de los ministros de la Corte Suprema.

“Vamos a pedir la renuncia, que se vayan los jueces y que el pueblo tenga una justicia para el pueblo e igualitaria. Hay que modificar al Poder Judicial y no se puede hacer con delincuentes. Que renuncien para empezar a construir un Poder Judicial que nos sirva a todos, no a ellos. Han tolerado causas armadas, prisiones indebidas, han permitido que el país se endeude, hicieron un desastre”, dijo en su discurso durante ese acto el juez Juan Ramos Padilla en un escenario que compartió, entre otros, con el dirigente social Luis D’Elia y el ex vicepresidente condenado por el caso Ciccone, Amado Boudou. “Van a quedar en la historia como la peor Corte que hubo”, remarcó el magistrado en el momento más duro de su discurso. 

“Lo que no se puede aceptar es que una persona que tiene una causa judicial o un procesamiento o que ha cometido un delito y es investigada, pida que el juez que lo investiga renuncie; eso es una base en el estado de derecho y el juez tiene que tener la estabilidad necesaria”, fue la respuesta de Lorenzetti hoy a ese pedido por parte del kirchnerismo duro.

En otro de los momentos de la entrevista, al ser consultado sobre las declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre que los golpes de Estado en la actualidad son llevados adelante por el Poder Judicial mediante la teoría del lawfare, el ministro de la Corte utilizó el caso del ex presidente Lula Da Silva para responder. 

“Yo tengo una relación estrecha académica con la Corte brasileña. Y en el caso de Lula, el juez que resolvió tanto la acusación inicial por el Lava Jato y luego una nulidad presentada por los abogados y en ningún momento hablaron de lawfare; ni Lula ni el juez”, explicó.

Y ahondó: “Y eso es lo que hacemos nosotros, nosotros que tenemos que trabajar en base al derecho; si hay pruebas o no hay pruebas, si hay defensas o no hay defensas, lo demás son opiniones”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!