Secciones
Uruguay

"Nunca maté ni a una mosca, nunca la vi": qué declaró el hombre acusado de asesinar a Lola Chomnalez

El detenido negó haber hablado con la víctima, aunque sí dijo que le robó sus pertenencias.

El nuevo y último detenido por el crimen de Lola Chomnalez, la joven asesinada en las playas de Barra de Valizas en Uruguay, dijo que no cometió el crimen, pero aún así el juez lo procesó por el delito de "homicidio muy especialmente agravado por alevosía".

Se trata de Leonardo Sena, de 39 años, quien fue apresado el pasado jueves, luego de que su ADN diera positivo con el encontrado entre los objetos de la víctima, los cuales aparecieron dentro de su mochila.

Ante esta situación, el detenido dijo en su declaración que se cortó la mano con una botella, y que por eso sangró cuando le quiso robar sus pertenencias a Lola, lo que para la Justicia no es nada creíble. Es que dijo que no tuvo contacto con ella, sino que la encontró cuando ya estaba muerta y que aprovechó para robarle parte de sus cosas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Nunca maté a nadie, ni a una mosca. Ni una mosca. Quizás estuve mal todo este tiempo por no haber hablado. No maté a esa chiquilina. Nunca la vi, ni hablé", aseguró y dijo que varios días después de la desaparición de la chica, mientras iba por la playa, encontró su mochila. “Cuando bajé a la playa, caminé una cuadra y algo y noté a lo lejos que había algo. La gente iba y venía pero me senté al lado de la mochila. La abrí, cuando vi que no había nadie, vi el monedero, tomé el monedero, saqué la plata”, sostuvo.

De todos modos, el juez Juan Giménez Vera lo procesó y en un escrito difundió los elementos que hay en su contra. 

“Dijo haberse lesionado la mano izquierda, que a sus efectos es la inhábil dada su condición de diestro, no haciendo alusión a ningún tipo de acto violento que provocara que luego de 20 minutos y de cubrir la herida con dos curitas, esta, por algún tipo de mecanismo que no describió, quedara a la intemperie y se produjera un nuevo sangrado, justo en el momento en que toma contacto con el DNI y la toalla de Lola. ¿Es lógica la descripción que realiza sobre el depósito de su sangre en los objetos premencionados? No. No lo es. Y tal versión del suceso no puede más que calificarse como apartada de los límites de la verosimilitud”, explicó.

Lo cierto es que Sena tiene antecedentes penales: uno por lesiones personales y otro por violación, que data del año 2009 y por el cual estuvo privado de libertad. De hecho, fue acusado de querer abusar a cinco niños, quienes quedaban bajo su cuidado cuando su mamá salía a trabajar.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!