Secciones
Oposición

Patricia Bullrich se cortó sola y desató una dura interna dentro de Juntos por el Cambio

El comunicado sobre el homicidio de Fabián Gutiérrez no había sido consensuado por los principales integrantes de la coalición opositora. 

Luego del comunicado por el homicidio del ex secretario de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez, que emitieron las autoridades de Juntos por el Cambio, estalló una fuerte disputa interna. El ex gobernador de Mendoza y actual diputado nacional, Alfredo Cornejo, y principalmente la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, fueron quienes intentaron plantear la duda sobre los motivos del crimen.

Cabe recordar que antes de que la Justicia comenzara a desarrollar sus hipótesis de investigación, desde ese sector de la oposición se emitió un comunicado en el que se remarcaba la supuesta "gravedad institucional" que revestía el homicidio de Gutiérrez, quien llegó a declarar como arrepentido en la causa cuadernos.

Lee más | 

“Pedimos que, por la posible conexión de su muerte con delitos federales, la investigación pase a la órbita de la Justicia Federal. Y que no haya familiares de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el proceso. La Justicia provincial ya está tratando de instalar, sin ninguna prueba, hipótesis sobre el motivo del asesinato”, sostiene en uno de sus párrafos el comunicado redactado por el ex responsable de discurso del ex presidente Mauricio Macri, Hernán Iglesias Illa.

Luego viene la firma de los mencionados, más otros dirigentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Cuando el comunicado estuvo publicado saltaron las primeras alertas. Es que, según pudo reconstruir BigBang, nunca estuvo acordado. “Todos dijeron 'No es el momento' cuando lo plantearon”, explicó uno de los ex funcionarios que participa de forma asidua de las charlas en donde la oposición toma decisiones.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin el “ok” de otros dirigentes de peso dentro del espacio -como es el caso del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, el diputado nacional Cristian Ritondo y los intendentes de Vicente López y Lanús, Jorge Macri y Néstor Grindetti respectivamente- Bullrich y Cornejo apretaron el botón de enviar. Con la venía de Macri, claro está.

Lo que sucedió después fue una catarata de mensajes cruzados, insultos y críticas por la irresponsabilidad. “El problema es un tema del funcionamiento del PRO, es algo que todavía no terminamos de resolver puertas adentro”, afirmó uno de los principales colaboradores del jefe de Gobierno porteño, que no se inmutó al plantear que es necesario más control sobre las acciones que lleva adelante Bullrich.

El golpe puertas adentro fue tal  -algunos incluso consideraron que fue permitirle hacer un “gol” en la comunicación al Gobierno- que aún dirigentes cercanos a la presidenta del partido expresaron su rechazo. “El comunicado no fue claro pidiendo que sea la Justicia Federal que intervenga.  Hace consideraciones fuera de lugar”, analizó uno de los diputados nacionales más cercano a la mesa chica del macrismo.

“Tenemos dos problemas distintos. El primero es que esto demuestra que Patricia Bullrich no es representativa del PRO. Y el otro, en todo caso, es que todavía no tenemos definido cómo nos relacionamos con los socios de Juntos por el Cambio”, agregó uno de los armados del interior del macrismo que aboga desde hace meses por reglas claras dentro de la coalición.

Con este escenario, Mauricio Macri reaparecerá el miércoles cuando sea entrevistado en un medio de Chile. El reportaje será transmitido en vivo y pasará a ser el segundo que concede desde que abandonó el poder. Las defecciones que deje, de haber alguna, también tendrán un peso específico dentro de la oposición.

Es que el silencio después de la derrota electoral de octubre y la salida de la Casa Rosada en diciembre, consideran,  tiene que empezar a terminar para continuar con el proceso de ordenamiento dentro de Juntos por el Cambio.

No por casualidad,  luego de que el ex jefe de Gabinete, Marcos Peña, almorzó con Rodríguez Larreta y se puso a disposición de lo que necesite el alcalde porteño -y que además en la sede del Gobierno de la Ciudad almorzaron junto al anfitrión María Eugenia Vidal, el senador nacional Martín Lousteau y el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó- Macri decidió mostrarse públicamente con Carrió.

Cerca del ex presidente sostienen que no está interesado en volver al ruedo en los primeros planos y que su rol es más de acompañamiento. Sin embargo, algunos movimientos, como lo que sucedió con el comunicado, hacen que los socios políticos que integran esa coalición quieran definir cuánto antes cuáles son sus planes. El 2021, aunque parece lejano, está a la vuelta de la esquina.

Temas

  • Juntos por el Cambio
  • internas
  • Patricia Bullrich

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios