Secciones
Política

Peligro: la sospechadísima empresa venezolana que transmitirá los resultados de las elecciones

SmartMatic fue señalada por cometer irregularidades en la transmisión de datos de varios países. Cobrará U$S 1,2 millones por el software.

Por Agusti­n Gulman

Peligro: la sospechadísima empresa venezolana que transmitirá los resultados de las elecciones

Peligro: la sospechadísima empresa venezolana que transmitirá los resultados de las elecciones

El software para la transmisión de los telegramas y las actas de las elecciones presidenciales del escrutinio provisorio quedó en manos de una polémica empresa de origen venezolano que en 2015 se había presentado a la licitación para las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires y que en Córdoba fue muy cuestionada por el ex candidato a gobernador de Cambiemos, Oscar Aguad, hoy ministro de Defensa.


Se trata de SmartMatic, una firma especializada en voto electrónico de origen venezolano que tiene cuestionamientos y críticas en varios países. La contratación fue adjudicada por el Correo Argentino el 12 de diciembre de 2018 y el monto, según informó el diario La Nación, es por U$S 1,2 millones.

La firma se jacta de haber realizado 3.500 elecciones y haber procesado 3.700 millones de votos en todo el mundo. Era la encargada de realizar las elecciones en Venezuela desde 2004 y hasta 2017, cuando, a pesar de que se promociona como líder en la oferta de sistemas seguros, denunció que en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela hubo “manipulación del dato de participación” electoral. 

La empresa ganó la licitación para llevar a cabo la transmisión de los datos.

El año pasado, en las elecciones de El Salvador, la empresa debió realizar nuevamente uno de los conteos, y tuvo que admitir que había habido errores. En un comunicado emitido en aquel entonces, la compañía admitió que se “volvió a procesar la información para que los nombres de los candidatos aparecieran con resultados reales”.

Un cable diplomático del 10 de julio de 2006 filtrado por Wikileaks planteó años atrás la duda sobre la compañía que se ocupará de proveer el software para la transmisión de los datos. Allí, se califica a la compañía como “un enigma”, y que pasó de “ser una pequeña empresa de tecnología a convertirse un actor del mercado en pocos años, catapultada por su participación en el referendo revocatorio de agosto de 2004”.

La filtración continúa y apunta a que los dueños de la empresa, “probablemente de la élite venezolana”, “permanecen ocultos detrás de una red de compañías holding de los Países Bajos”. Además, el cable de Wikileaks asegura: “Las máquinas de Smartmatic utilizadas en Venezuela son ampliamente sospechosas, susceptibles de fraude”.

El cable filtrado por Wikileaks está fechado en julio de 2006.

En la Argentina, SmartMatic se ocupará de proveer el software para la transmisión de los telegramas desde los centros de votación hacia el centro de cómputos del Correo Argentino. Hasta ahora, una vez finalizada la votación, cada mesa confeccionaba un acta que era retirada por camiones del Correo y trasladada a centros de cómputo en todo el país.

Ahora, por una resolución de la Cámara Nacional Electoral del 26 de enero de 2017, los datos de cada mesa deberán ser transmitidos desde cada centro de votación, lo que provocó críticas de especialistas en informática que alzaron la voz por posibles fraudes o hackeos. “SmartMatic no prestará un servicio, sólo proveerá el software, el servicio lo seguirá realizando el Correo”, explicó a BigBang una fuente de la empresa postal. Las actas serán escaneadas y enviadas con netbooks. 

El Gobierno quiere eliminar los telegramas en las elecciones y advierten por posibles hackeos

“Confunden SmartMatic con voto electrónico. No se va a cambiar la forma de votar ni de contar los votos; se cambia el lugar desde el que se transmiten los datos”, agregó.

El objetivo de la informatización es “homogeneizar” la transmisión de los datos de todo el país. En el Gobierno se entusiasmaban en que se achicarán los costos y se acortarán los tiempos del escrutinio provisorio, carente de relevancia jurídica. “Se va a hacer mucho más rápido y se baja el costo de la logística porque se transmiten los datos en lugar de contratar camiones que circulan por cien mil escuelas de todo el país”, aseguraron en el Ministerio del Interior.

Años atrás SmartMatic hizo el escrutinio provisorio en la provincia de Córdoba.

En 2015, el por entonces candidato a gobernador por Córdoba, actual ministro de Defensa, Oscar Aguad, había sido muy crítico de SmartMatic, al considerar que “es venezolana y no tiene buenos antecedentes”, durante una entrevista en TN. “No la encontré en Google”, chicaneó en aquel entonces.

ESCRUTINIO

En paralelo, el Correo Argentino abrió otra licitación internacional para la contratación de la empresa que realizará el escrutinio provisorio, tanto en las PASO como en las generales y en el eventual balotaje. El ganador se conocerá dentro algunas semanas, aunque desde 1997 queda en manos de Indra, la empresa española denunciada y señalada por corrupción en España, que participó de comicios en varios países del mundo.

Entre otras cláusulas, se establece como primordial la posibilidad de procesar y difundir 100 mil telegramas con promedio de tres páginas, “teniendo como meta lograr el 90 por ciento de las mesas procesadas a las 22 de la jornada electoral”, un horario que para los expertos consultados por este medio será “imposible de alcanzar”, al menos en las PASO.

De esta licitación también podrá participar SmartMatic, del mismo modo que en el Gobierno creen que participará Indra. En el pliego establece que, entre otras cuestiones, para presentarse hay que contar con una antigüedad “en materia tecnológica electoral no menor a diez años” y “experiencias exitosas en el recuento de resultados electorales de similares características y envergadura, con un mínimo de 90 mil mesas electorales a nivel nacional y/o extranjero”.

Temas

  • Ya hubo críticas
  • elecciones
  • PASO
  • ballotage
  • fraude

Comentarios