Secciones
Coronavirus

Pfizer-gate y el lobby por el laboratorio: la autodesmentida del encargado del fondo Covax

El responsable para América Latina de Covax envió una carta al Gobierno explicando los motivos de sus declaraciones.

La polémica por la no compra de vacunas de Pfizer contra el coronavirus (Covid-19) sumó un nuevo capítulo ayer cuando el titular para America Latina del fondo Covax, Santiago Cornejo, sostuvo en una charla en el Consejo Argentino de las Relaciones Internacionales (CARI) que el Gobierno argentino había rechazo que se envíe ese lote de vacunas desde el fondo, lo que generó que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, tenga que salir a desmentir la situación y pedir que se retracten.

“Entonces antes de hacer cada acuerdo le preguntamos a Argentina y a los países opcionales si quieren acceder a esa vacuna. Y en el caso de Pfizer nos han dicho que no”, sostuvo Cornejo en la reunión del CARI.

"Ante versiones periodísticas que indican que la Argentina rechazó el envío de vacunas de Pfizer al país a través del Mecanismo Covax, el Ministerio de Salud de la Nación informa que es falso y que, por el contrario, se avanzó en el proceso de compra a través de dicho procedimiento", dice el comunicado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Luego de esas declaraciones, Cornejo envió una carta a la ministra de Salud en la que indica que “la Argentina tenía interés de recibir la vacuna de Pfizer a través del mecanismo Covax, pero como no acordó con los términos de indemnización y responsabilidad del fabricante no pudo continuar con la ventana de Covax”.

“Me comunico para aclarar mis comentarios que ahora están difundiendo los medios. El propósito de la reunión de ayer era describir el mecanismo Covax y nuestra propuesta multilateral; por lo tanto, cuando respondí a una pregunta sobre la Argentina, lo hice rápidamente y no entré en detalle porque no era el propósito de la reunión”, explica Cornejo en la carta enviada a Vizzotti, quien la hizo pública en la rueda de prensa que ofreció esta mañana en Casa de Gobierno.

“En mi respuesta -continúa el texto- utilicé la traducción de los términos en nuestro acuerdo legal con los países (que llamamos “Opt-in/Opt-out Windows”) y la traducción de este término se está interpretando tan solo como una cuestión de interés de parte del gobierno con la vacuna, cuando no es así”.

Cornejo agregó que, desde Covax, están “subiendo un comunicado en nuestra página web aclarando que la Argentina tenía interés de recibir la vacuna de Pfizer a través del mecanismo Covax, pero como no acordó con los términos de indemnización y responsabilidad del fabricante, no pudo continuar con la ventana de Covax”.

El representante de este mecanismo de Naciones Unidas que busca garantizar la distribución equitativa de vacunas contra el coronavirus en todo el mundo afirmó también que, “como el propósito de la reunión no era hablar sobre la Argentina, no entré en el detalle de esta transacción, que bien sabes que son muy complejas", le expresó Cornejo a Vizzotti.

"En mi presentación tampoco resalté el compromiso de la Argentina con Covax y que la Argentina no solo ha cumplido con todos nuestros requisitos sino también que tu equipo trabaja conjuntamente con nosotros para ayudarnos a mejorar nuestra respuesta multilateral”, aseveró Cornejo.

Expresó asimismo que "en estos momentos de crisis necesitamos trabajar todos juntos y tenemos que estar más unidos que nunca. Justamente el mensaje de mi presentación y Covax fue la necesidad de trabajar todos juntos porque es la única manera en la que vamos a derrotar esta pandemia”.

Por último, Cornejo concluyó que “fue una gran sorpresa la repercusión de mis dichos y no pude responder antes porque ocurrió en mi madrugada. Lamento el foco que se está haciendo de mis comentarios en un encuentro privado sobre el mecanismo Covax y continuamos trabajando conjuntamente para que la Argentina y el mundo entero reciba vacunas de Covid”, indicó.

A través de esta misiva, Cornejo salió a aclarar sus dichos durante una videoconferencia, que fueron interpretados en el sentido de que la Argentina había supuestamente rechazado vacunas provenientes de el mecanismo Covax, codirigido por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante las Epidemias (CEPI), la Alianza Mundial para las Vacunas e Inmunización (GAVI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en asociación con Unicef, el Banco Mundial, organizaciones de la sociedad civil y fabricantes.

Antes de esa carta, el Ministerio de Salud recordó que la Argentina "se incorporó al mecanismo Covax mediante la compra opcional, un modelo que no garantiza poder elegir proveedores, sino que lo que permite el uso de la “opción” es excluirse de una negociación con un determinado proveedor, manteniendo la capacidad de recibir la parte completa de las dosis comprometidas”.

"La Organización Mundial de la Salud anunció una primera ronda de asignación de vacunas de Astrazeneca y, a principios de febrero, anunció una distribución excepcional de 1,2 millones de dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, cuya entrega se había previsto durante el primer trimestre de 2021. La preasignación de dosis para Argentina era de 182.520 dosis", se detalló en el comunicado.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!