Secciones
Justicia

Procesan a Daniel Santoro por "tentativa de extorsión" y "coacción" en la causa de Marcelo D'Alessio

Así lo decidió el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que le trabó además un embargo por tres millones de pesos.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, procesó hoy al periodista de Clarín, Daniel Santoro, por considerarlo una parte necesaria del entramado de extorsión a políticos, funcionarios judiciales y empresarios que llevó adelante el falso abogado Marcel D’Alessio.

En su resolución el magistrado decidió procesar a Santoro por extorsión y coacción por lo que le trabó un embargo por tres millones de pesos. Pero no todas fueron malas noticias para el periodista ya que el juez también le dictó la falta de mérito por los delitos de asociación ilícita.

A lo largo de más de 200 páginas, Ramos Padilla evidenció la existencia de una relación de amistad entre el falso abogado y Santoro que quedó demostrada en una serie de conversaciones que mantuvieron como también en varios encuentros que ambos realizaron con sus respectivas parejas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Se han hallado fotografías de situaciones familiares donde ambos y sus esposas comparten momentos de distensión; fechas de cumpleaños agendadas; el teléfono de la esposa de Santoro registrado en la agenda de D’Alessio, entre otros ejemplos de lo mencionado”, sostiene la resolución a la que tuvo acceso este medio y donde se demuestra que el vínculo entre ambos iba más allá de lo profesional.

Santoro se encuentra en el centro de la causa ya que en los diversos allanamientos y peritajes que se realizaron sobre la figura de D’Alessio aparece mencionado en varias carpetas de supuestos operativos de inteligencia en donde incluso se encontraban espiados sus colegas del programa Animales Sueltos.

Para el juez, Santoro era una parte importante del engranaje ya que cumplía un rol central en las extorsiones de D’Alessio. “La actividad de Daniel Santoro se constituyó como una herramienta fundamental de la organización para consumar sus planes ilícitos, ya sean coactivos, extorsivos o de “blanqueo” y/o direccionamiento de información en el circuito legal. De tal modo, considero que se encuentra suficientemente probada -al menos con el grado de certeza que se requiere en esta etapa- la convergencia material-objetiva”, sostiene el magistrado.

Santoro y D'Alessio: foto tomada del expediente judicial.

A lo que apunta es que Santoro, a través de las páginas de Clarín y en sus intervenciones en el programa Animales Sueltos, tenía la capacidad de difundir operaciones ilegales de inteligencia. Es por eso que, y para buscar desestimar la defensa del periodista, que Ramos Padilla remarcó que la libertad de expresión también involucra el acceso a la información verídica por parte de la sociedad.

“El aprovechamiento de instituciones tan importantes para el funcionamiento democrático con el objeto de “blanquear” información producida mediante actividades ilícitas provoca, paradójicamente, el propio desgaste de las estructuras democráticas que dichas instituciones protegen; y esta es una de las características del modus operandi de la organización aquí investigada”, concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!