Secciones
Política

Provincia de Buenos Aires: los caminos de Juntos por el Cambio de cara a los comicios

La recta de cara al cierre de listas y alianzas comienza a vislumbrarse en el horizonte de la coalición opositora.

La provincia de Buenos Aires suele ser la madre de las contiendas electorales. Con los comicios de medio término en puerta, el que resulte ganador en la provincia más grande del país suele posicionarse como uno de los referentes de cara a las elecciones presidenciales. Luego de la derrota en 2019, en Juntos por el Cambio son varios los interlocutores que empiezan a jugar diferentes cartas en vistas de armado, lugares en listas y la carrera de cara al comicio provincial para definir quién ocupará el sillón de Dardo Rocha.

De cara a los comicios el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, su par de Lanús, Néstor Grindetti, el ex ministro de Educación, Alejandro Finnochiaro, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, e incluso el ex ministro de Interior, Rogelio Frigerio, son algunos de los jugadores que poco a poco empiezan a mostrar sus cartas.

Los intendentes de Juntos por el Cambio comenzaron hace tiempo a empezar a tener mayor gravitación en el armado. Macri con el objetivo puesto en la gobernación, Grindetti sin mostrar su mano, a ellos se le suman Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Julio Garro (La Plata) y los ex intendentes Martiniano Molina (Quilmes), Nicolás Ducoté (Pilar) y Ramiro Tagliaferro (Morón). Denominado Grupo Dorrego, su formación tuvo que ver con la decisión de Nación de quitarle untos de coparticipación a la Ciudad. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El jefe comunal de Lanús desde hace tiempo comenzó con su labor de armado entre otros dirigentes del conurbano en pos de la candidatura del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. En la última semana, Grindetti no fue invitado por el presidente Alberto Fernández, ni por el gobernador Axel Kicillof, a una bajada que realizaron ambos en Lanús. La falta de comunicación fue total ya que ni siquiera le avisaron que iba a estar el jefe de Estado por cuestiones de seguridad. ¿Fue la respuesta a la formación y avance del Grupo Dorrego? Nadie se atreve a responder eso.

Jorge Macri, por su parte, se convirtió en uno de los articuladores que con mayor vehemencia critica a las administraciones de Fernández y Kicillof. Sin descuidar su estrategia de armado de cara al 2021, busca alejar a su primo de los temas de coyuntura y se centra en el último tiempo en las falencias de la vacunación en la provincia de Buenos Aires. 

La decisión de Monzó de competir por la provincia de Buenos Aires corre por ese mismo carril pero sin la necesidad de apuntalar una candidatura presidencial. El ex titular de la Cámara Baja tiene buena relación con varios de los funcionarios que están cerca del alcalde porteño y limó asperezas con la ex gobernadora María Eugenia Vidal. En público y en privado expresó sus reparos sobre la situación del ex presidente Mauricio Macri.

Sin dejar de ocultar sus intenciones de competir por el sillón de Dardo Rocha, no termina de definir si será candidato en estas elecciones. Por el mismo carril, pero con la decisión de ser una vía para la inclusión del peronistas dentro de Juntos por el Cambio, aparece la figura del Movimiento para la Integración y Desarrollo (MID). 

Creado por el abuelo de Frigerio junto a Arturo Frondizi, la tarea de seducción de peronistas dentro de Juntos por el Cambio la encaran dentro de ese espacio el secretario de Gobierno, Mauricio Colello y su mano derecha Ignacio Antelo. El plan de ruta es que el MID sea una forma de que representantes del peronismo tengan un acercamiento a la coalición opositora sin tener que dejar su identidad ni pasar a las filas del PRO. Esa idea es también compartida por el ex candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, y el intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, que crearon su propio espacio bajo ese espejo.

Colello se encuentra dentro de la estructura del ministro de Gobierno, Bruno Screnci Silvia, que junto con el vicepresidente primero de la Legislatura, Agustín Forchieri, son quienes trabajan codo a codo con Santilli.

El también ministro de Justicia y Seguridad porteño empezó hace meses a desembarcar en territorio bonaerense. El crecimiento de su nivel de exposición el año pasado como uno de los voceros de la Ciudad sumado a la gestión de la Seguridad le dieron un respaldo a la hora de negociar acuerdos y unir piezas de armado. Concentrado 100% a la labor bonaerense por estos semanas, delegó el foco nacional en Screnci Silva y Forchieri quienes continuan con su labor sigilosa tal y como revelo BigBang en varias oportunidades.

Con el eje puesto en la Seguridad, Santilli empezó con la transferencia de infraestructura de la Policía de la Ciudad a otras municipalidades. Esa bajada con la entrega de patrulleros, en momentos en los que el conflicto policial de la bonaerense por los salarios y el equipamiento está en los albores de una nueva polémica, generó un ruido interno en Juntos por el Cambio.

Santilli es uno de los nombres que suena como candidato a diputado. En su seno íntimo rechaza esa idea, pero si se lo pide Rodríguez Larreta lo hará. En su esquema está primero erguirse como el armador del alcalde porteño en territorio bonaerense en 2021 para luego ser el jefe de campaña en el 2023. La candidatura a gobernador es otra cuestión. “Creció mucho como para candidato a diputado”, razonan en el espacio.

La gran duda es que sucederá con Vidal. En una de las pocas declaraciones que realizó al respecto Rodríguez Larreta dijo que no la ve como candidata. Ambos se conocen desde hace décadas al punto tal de que ella lo reconoce como su “jefe de trabajo”. En las próximas semanas Vidal volverá al ruedo. Su compromiso de definir su futuro en abril o más tardar en mayo sigue vigente.

La imagen positiva que sigue teniendo en territorio bonaerense no es nada menor. Tampoco tiene muy claro la idea de competir por la Ciudad como ser especula desde hace hace tiempo. El motivo de ese trascendido es la injerencia de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el problema que representaría que se imponga con más del 50% en territorio porteño de cara a las elecciones del 2023.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!