Secciones
Política

Provincia vs. Ciudad: los diferentes modelos de apertura que se vienen para el AMBA

Mañana vence el DNU que establece las medidas de restricción por la pandemia. Qué actividades analizan Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta.

Mientras que gobernadores y el propio Gobierno nacional aguardan el tratamiento de la ley pandemia que tendrá lugar hoy en el Congreso, son muchos los que ya empiezan a preparar su propia hoja de ruta de cara a las nuevas disposiciones sanitarias que comenzarán a regir en cada municipio. Del modelo de aperturas que Horacio Rodríguez Larreta trabaja para la Ciudad, al cierre quirúrgico que proyecta Axel Kicillof en territorio bonaerense.

En principio, la intención de Larreta es sostener las aperturas en base a la reducción del 33,1 por ciento de los contagios que se registró en la Ciudad en los últimos quince días, producto de las medidas de restricción que decretó el presidente, pese a la resistencia del gobierno local. Un dato no menor: pese al descenso, el índice de incidencia en territorio porteño es de 937 casos por cada cien mil habitantes, casi el doble del máximo de los 500 que estipula el Gobierno nacional para determinar si un municipio está o no en situación de Alarma epidemiológica.

Estos números abren un nuevo debate. En caso de que el Congreso apruebe la ley pandemia, Larreta se verá obligado a acatar las disposiciones de la ley, que contempla para los números que hoy tiene la Ciudad restricciones de toda índole: cierre de bares y restaurantes (sólo con atención take away), clases virtuales y prohibición de circulación desde las 18 horas, así como la suspensión de las reuniones sociales o deportivas en espacios cerrados.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero, ¿qué sucederá en caso de que el Congreso postergue la aprobación de la ley? El Gobierno nacional ya anticipó que avanzarán a través de un nuevo DNU, que fijará los mismos parámetros. Esto sugiere que, en caso de no alcanzar un acuerdo político, Larreta va a volver a romper con la política sanitaria unificada que propone la administración de Alberto Fernández y podría volver a judicializar sus decisiones, amparado en el cuestionado fallo de la Corte Suprema por las clases presenciales en la Ciudad.

"Una cosa es rebelarse ante un Decreto de Necesidad y Urgencia, que ya es institucionalmente grave. Pero desacatar una ley del Congreso de la nación, que va a haber contado con la participación y los votos del propio espacio político de Larreta ya es otro nivel", anticipan las críticas desde Casa Rosada.

Las actividades que Larreta quiere abrir a partir del sábado

  • Eliminación de la Fase 1 durante los fines de semana (el Gobierno nacional estaría dispuesto a dar esta conseción).
  • Permitir el trabajo de gastronómicos tanto sábados, como domingos: horario de 10 a 19, con el comienzo de la restricción de circulación a las 20.
  • Apertura de locales gastronómicos hasta las 23 de lunes a viernes.
  • Habilitación de comercios no esenciales hasta las 22, salvo los fines de semana.
  • Se estudia la posibilidad de habilitar el uso interior de los bares (pese a las advertencias de los epidemiólogos) por las bajas temperaturas, con un 30 por ciento de aforo.

Las aperturas, de acuerdo a lo que pudo confirmar este medio, podrían ser graduales y evolucionarían a partir de los números de contagios que se registren. En análisis está la reapertura de los shoppings, así como también el regreso de los gimnasios a puertas cerradas (pero con un aforo de una persona cada 15 metros). 

Podrían volver también los cienes y teatros, cumpliendo con el aforo del 30 por ciento acordado con Nación meses atrás cuando, claro, la situación epidemiológica de la Ciudad era otra y la ocupación de camas de terapia intensiva tanto en territorio porteño como en el resto del país no superaba el 70 por ciento.

  • Clases: la idea del Gobierno de la Ciudad es mantener la presencialidad y que los chicos que cursaban de forma virtual el secundario vuelvan a las aulas, en especial los tres cursos más grandes. Una de las opciones en caso de que los casos sigan subiendo es sumar una semana a las dos establecidas por el receso invernal, por lo que en julio podría haber sólo una semana de escuela en la Ciudad.

"Avanzamos con la vacunación del personal docente, están adaptados los protocolos y se demostró que no hubo una incidencia de contagios por la presencialidad", precisaron desde la cartera que comanda Fernán Quirós, en clara oposición a los números que esgrime el Gobierno nacional.

La propia Soledad Acuña, ministra de Educación porteña, ya había anticipado que, en caso de sancionarse la ley pandemia que les impediría mantener las clases presenciales, la Ciudad apostará al fallo de la Corte Suprema. "Nosotros nos vamos a guiar por el fallo de la Corte Suprema, que dice que el Gobierno ni por decreto, ni por una ley futura puede intervenir en las decisiones de la educación, que es potestad jurisdiccional".

El plan de Kicillof para la provincia de Buenos Aires

El gobernador bonaerense ya anticipó en reiteradas oportunidades que la provincia se regirá a partir del semáforo epidemiológico del DNU del presidente y, en caso de convertirse en ley, se plegará también a lo que disponga el Congreso de la Nación.

Con los números actuales, desde La Plata descartan un regreso presencial a las escuelas, aunque anticipan que podrían comenzar a flexibilizarse algunas de las restricciones, en tanto y en cuanto los números epidemiológicos así lo permitan.

El debate hoy, en puja con los intendentes del Conurbano, es qué sucederá los fines de semana. No se descarta que la provincia, al igual que la Ciudad, acceda a un régimen de menor restricción para los sábados y domingos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!