Secciones
Política

Quién es el diputado que avisó en las redes que es gay: "Me saqué una mochila de encima"

El diputado por el Movimiento Evita había dado conocer en las redes sociales, el Día de la Militancia y el de la Marcha del Orgullo LGBTIQ, sus gustos a la hora del amor.

A Leo Grosso, diputado del Movimiento Evita, solo le bastó una foto en su cuenta de Instagram para sacarse un gran peso de encima. “Soy Marica y así elijo nombrarme”, escribió en la red social junto a la postal en la que se lo ve en medio de un gesto romántico junto a su pareja.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

EL ORGULLO ES UNA RESPUESTA POLÍTICA Nunca me imaginé estar haciendo esto. Quizás porque como le dijo mi compañero a su mamá al salir del closet, “ningún hijx aclara su sexualidad si es heterosexual”. Quizás porque tengo una familia hermosa que me ama y me banca en todas. Quizás porque mis amigxs, mis compañerxs del Evita me conocen, me quieren y respetan como soy. Quizás eso me sirvió de excusa, quizás antes no me animé. Tengo 35 y milito desde los 17, esto siempre fue una contradicción en mi vida. La política es machista, patriarcal y se mueve en esos códigos. La lucha por poner la política al servicio de las mayorías populares no escapa a esta lógica, por más justa que sea. Quizás porque ahora la marea feminista y disidente vuelve a poner todo en jaque. Quizás ahora, acá, con ellas no me siento más una minoría. Las pibas siguen abriendo caminos, como antes lo hicieron otres. Quizás estoy harto de la doble vara de la política, de la hipocresía como regla. Quizás porque creo que lo que hago, lo que pienso y lo que digo, no cambia en nada según a quien amo, o sí, y en el mejor de los sentidos. Quizás porque no quiero que les cueste lo mismo que a mí, que no se sientan mal, discriminados, ninguneados, perseguidos, con miedo al bardeo y para eso abrir caminos, hacernos visibles, ayuda. Quizás porque hay un brote fascista en el continente, porque me sentí interpelado cuando metieron presa a una piba por besar a su novia o echaron a dos pibes de una pizzería. Quizás porque vi pibes morirse de bronca, porque no pude caminar de la mano con mis amores desde chico o me tuve que besar a la vuelta de la esquina por miedo al qué dirán. Quizás también porque estoy enamorado, por el abrazo de un amigo cuando le conté, la sonrisa cómplice de una doña en Villa Hidalgo, o porque compañeras de la cooperativa me cuidan al Rubio cuando llega a algún lugar. Quizás porque mi abuela de 89 años me pedía que adopte bisnietos, por todo ese amor… hoy me animo. Soy Marica y así elijo nombrarme. Como decía el compañero Jáuregui “en una sociedad que nos educa para la verguenza, el orgullo es una respuesta política”. Al closet no nos empujan nunca más. ¡Feliz día de la militancia!

Una publicación compartida por Leonardo Grosso (@leon_grosso) el

El diputado no eligió un día más para abrir su corazón: fue el sábado 17 de noviembre, Día de la Militancia, que coincidió este año con la Marcha del Orgullo LGBTIQ. “Como decía el compañero Carlos Jáuregui, ‘en una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política. Al closet no nos empujan nunca más, feliz día de la militancia”, agregó.

En declaraciones con “A los botes”, el ciclo radial que se emite por FutuRock FM, Grosso aseguró que se sacó “una mochila de encima” al salir del closet, tal y como lo describió. "Me saqué una mochila de encima y si algún pibe salió del closet a partir de esto, me pone contento. Pasé por un proceso hasta que decidí postearlo”, detalló el diputado.

Y sumó: “Echaron a dos pibes de una pizzería, metieron presa a una piba por darse un beso con la novia, taparon un mural... Eso me empujó a asumir lo que entiendo como una responsabilidad ocupando un lugar público. Tiene que ver con la pedagogía del amor y generar una acción que vaya en dirección contraria a lo que inculca este Gobierno, el fascismo y los antiderechos".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tirando facha entre banderas �� Gracias querido @facundonivolo

Una publicación compartida por Leonardo Grosso (@leon_grosso) el

Según el legislador por Movimiento Evita, existe una relación “de poder desigual y discriminación” que todavía no está resuelta. “No sé cómo iba a ser el resultado de la campaña cuando fui elegido diputado si yo decía que era marica. ¿Cuántas personas en sectores políticos o sindicalistas pueden decir que son homosexuales? Pocos, más bien ninguno”, describió.

Y continuó: “Pero eso no significa que no los hay. Significa que, en la lógica de poder, resta. Es utilizado para ningunear posiciones. La política, todavía, no incorpora la cuestión. Sigue siendo refractaria a las diversidades. Salir del closet era una respuesta política a esa desigualdad de poder que existe al tener que dar o no explicaciones”.

A partir de su descargo, Grosso sostuvo que le llegaron miles de mensajes de “buena onda, de aliento y acompañamiento”, y aclaró que su publicación tuvo muy buenas repercusiones. “La pedagogía del amor funciona. Siempre están los que destilan odio y tratan de embarrar la cancha pero mis compañeros del Congreso y militancia me bancaron siempre”, dijo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Con @vikidonda y La Jefa de los diputados que van a votar el presupuesto del FMI.

Una publicación compartida por Leonardo Grosso (@leon_grosso) el

Y cerró: "Si algún pibe salió del closet a partir de esto, me pone contento. Costó postear. No fue una decisión de un día para el otro. Creo realmente que tenemos que construir una sociedad distinta y generar acciones con todo lo que tengamos que poner para lograrlo".

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Leo Grosso
  • Diputado
  • Movimiento Evita

Comentarios