Secciones
Política

Quién es la detenida por el ataque a Cristina: su rol y por qué Uliarte la tenía agendada como “amor de mi vida”

La Policía Federal realizó tres allanamientos y la encontró en su casa de San Miguel.

El secreto de sumario decretado en la causa por el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner tenía varios objetivos. Así lo había dispuesto la jueza María Eugenia Capuchetti luego de que los peritos hallaran pruebas de un cómplice de Fernando Sabag Montiel y de Brenda Uliarte en el celular de la joven.

 

Finalmente, luego de que la Policía Federal realizara tres allanamientos en diferentes lugares, una mujer llamada Agustina Díaz y que es amiga de Uliarte se convirtió en la tercera detenida por el ataque contra la vicepresidenta, llevado adelante por Sabag Montiel, el jueves 1° de septiembre, cuando le apuntó una pistola Bersa y le gatilló dos veces en la cabeza.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

 

 

Según fuentes judiciales, la detenida formó parte no solo de la planificación del atentado sino que habría intentado facilitar una vía de escape a Uliarte. Por otra parte, la Policía Federal ya entregó todo el material y las pruebas que se encontraron en los allanamientos realizados entre la noche del lunes y la madrugada del martes, y ya están siendo analizados.

 

 

Quién es la tercera detenida por el ataque a CFK

 

Tal como informaron allegados a la investigación, la mujer se llama Agustina Díaz y es amiga de Brenda desde hace tiempo. Según se determinó en la investigación, la mujer no forma parte de la denominada “banda de los copitos”, es decir los socios y amigos de Sabag Montiel y Uliarte con los que había comenzado a realizar ese emprendimiento para tapar las tareas de inteligencia en los alrededores de la casa de Cristina.

 

Pero, Díaz sabía en detalle el plan para asesinar a la vicepresidenta. Según consta en el material que pudo recuperar la Policía de Seguridad Aeroportuario (PSA) del celular de Uliarte, la nueva detenida era una “confidente” que había recibido a través de mensajes de texto y de voz enviados por WhatsApp cómo intentarían matar a Fernández de Kirchner.

En la casa de Díaz encontraron tres celulares, uno de esos estaba activo. Por ahora están siendo peritados y esperan encontrar información que explique cuál fue su rol. Uliarte la tenía agendada como “amor de mi vida” y describen que su relación virtual era “muy fuerte e intensa”. La detenida sabía que realizarían el atentado desde principios de agosto, es decir, desde hacía un mes y tras el atentado mantuvieron una larga conversación telefónica.

 

Recién cuando la jueza Capuchetti cuente con toda la información de los celulares, procederá a realizar la indagatoria de Díaz. Además de los celulares, la Policía Federal también encontró en los allanamientos en San Miguel y en Ciudad de Buenos Aires varias computadoras y otros elementos vinculados a la causa.

 

El resto de la investigación

 

En otro carril de la investigación, la Policía también siguen de cerca los pasos de los miembros de “la banda de los copitos”, que era liderada por Gabriel Nicolás Carrizo. Sus discursos cargados de violencia en las redes sociales y sus vínculos con neonazis y el partido libertario los ponen como sospechosos.

 

En ese punto, la jueza y el fiscal pusieron el foco en los días previos al ataque y en particular al 27 de agosto, el sábado en el que el jefe de Gobierno Porteño ordenó colocar vallas en los alrededores de la casa de la vicepresidenta y la guardia de la infantería de la Policía de la Ciudad.

 

Durante esa jornada, mientras la militancia peronista cambió sus planes y protagonizó una instantánea movilización en Recoleta, con la represión de la Policía Porteña de por medio, Sabag Montiel intentó matar a Cristina. ¿Cuándo? Según los mensajes que intercambió con su novia, cuando la ex presidenta brindó un discurso en un escenario improvisado en la esquina de Uruguay y Juncal.

 

Los mensajes también fueron hallados en el celular Xiaomi de Uliarte junto con 120 gigas de información en una carpeta que estaba oculta y que los incrimina. En el primer mensaje, Sabag Montiel le escribió a Brenda: “No, no es que se dé cuenta, el tema es qué hay una cámara de C5N, y hay poca gente, y la gente se está yendo, y el momento es ese, ahora ya es tarde, o sea son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido. ¿Entendes? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió, la siguieron y ahí tendría que haber sido”.

 

Y en otro que los incrimina en el intento de asesinato: “No, ya se me metió adentro y el escenario el anfiteatro lo sacaron. Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió en un Toyota Etios eh y se fue, un quilombo. Ella está arriba pero no creo que salga así que ya fue, deja, voy para allá, quédate ahí. No traigas nada”. En breve, la jueza podría volver a indagar a los tres detenidos con la nueva prueba.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!