Secciones
Decisión judicial

Quieren que los militantes del PO Arakaki y Ponce, acusados de agredir a un policía, vuelvan a la cárcel

La Cámara Federal de Apelaciones confirmó parcialmente el procesamiento de los militantes del Partido Obrero César Arakaki y Dimas Ponce, acusados de agredir a un policía durante la represión policial en el Congreso el día en el que se debatió la reforma previsional. 


Ponce y Arakaki habían sido liberados en enero. 

La decisión, firmada por los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, determina prisión preventiva para ambos, por lo que si se confirma el fallo volverán a la cárcel después de ser liberados el mes pasado

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Las pruebas podrían ser obstaculizadas"

De acuerdo con los camaristas, Arakaki y Ponce atacaron al oficial de la Policía de la Ciudad Brian Escobar con piedras y palos mientras éste se encontraba en el piso.

"La envergadura de la agresión motivó (...) que ciertos manifestantes -por iniciativa propia- intercedieran para proteger al al auxiliar policial", señala el fallo.

 

Escobar sufrió, entre otros golpes, fractura de hueso temporal izquierdo y hemotímpano (acumulación de sangre detrás del tímpano) izquierdo, que determinó una disminución irreversible en la audición. 

En relación a la decisión de volverlos a poner tras las rejas, Irurzun y Farah aseguran que ciertas medidas probatorias actualmente en curso podrían ser obstaculizadas por los imputados si permanecen en libertad.

Una resolución "contradictoria"

"La resolución de la Cámara de Apelaciones es absolutamente contradictoria", señaló el legislador porteño del Frente de Izquierda Gabriel Solano en diálogo con BigBang. 

"Es muy llamativo que el fallo de la Cámara baje de tres acusaciones a dos -dejando de lado la de "rebelión"-, en delitos que son excarcelables y así y todo determine prisión preventiva". 

Solano además remarca que incluso en el caso de un veredicto de culpabilidad, los cargos por lesiones y resistencia a la autoridad generalmente reciben penas de prisión en suspenso. 

"Al mismo tiempo, el argumento para pretender que vuelvan a la cárcel no se sostiene. Al momento de ser citados, siempre estuvieron a derecho, y durante el mes que estuvieron en libertad ninguno de los dos entorpeció el proceso", agrega el legislador. 

Es por eso que la defensa de Arakaki y Ponce acudirá el lunes para presentar una apelación y así intentar rebatir la decisión de confirmar la prisión preventiva. Vale remarcar que, mientras tanto, los dos militantes permanecerán en libertad. 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!