Secciones
Política

Radiografía de la imagen de Macri: por qué perdió apoyo en los últimos 60 días

La victoria en las elecciones legislativas de octubre le permitió a Mauricio Macri gozar de una imagen positiva que superó –según encuestadores- el 60 por ciento. En política, la buena sintonía entre un mandatario y el electorado puede resultar el momento propicio para impulsar medidas impopulares.


Así fue como el Presidente impulsó, sobre el final del 2017, la reforma previsional, una medida cuestionada por su impacto negativo en el haber jubilatorio, y un proyecto que le costó varios puntos en la consideración social.

A la iniciativa se le sumaron durante los primeros días de enero anuncios poco alentadores: incrementos en las tarifas de servicios públicos, trenes, colectivos, prepagas y peajes, entre otros. El combo liquidó en un abrir y cerrar de ojos los puntos que Macri había recogido meses atrás con el triunfo en las urnas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Un análisis de BigBang sobre los números recabados por cuatro consultores y una universidad privada entre diciembre y enero determinó que la imagen positiva promedio del Presidente es del 48 por ciento, mientras que los niveles de aprobación de su gestión son algo más bajos con 44 puntos. Por su parte, la visión positiva del rumbo económico gira en torno al 33 % y disminuyó la expectativa a corto plazo.

La imagen de Mauricio Macri, en baja.

Imagen presidencial

Los encuestadores y analistas políticos coinciden en un punto: la imagen de Macri se erosionó con fuerza el 18 de diciembre de 2017, el día en que el Congreso aprobó la reforma previsional con gravísimos incidentes en las inmediaciones del edificio. El masazo fue tal que el jefe de Estado perdió en los últimos meses entre 10 y 12 puntos.

Encuestadores midieron la imagen positiva de Mauricio Macri.

Para la consultora Analía Del Franco, el mandatario posee una imagen positiva en torno al 50 %, que alcanzó los 62 puntos en octubre tras la victoria en las urnas pero que tras los últimos anuncios retrocedió varios casilleros. Macri siempre boyó por los 47, 50 o hasta 52 puntos. En octubre alcanzó los 62 por la ola amarilla post elecciones, pero se consumió ese crédito en diciembre tras la reforma previsional, explica en diálogo con este sitio.  

Otros analistas fueron algo más duros. Hugo Haime, en su último estudio nacional de Opinión Pública, detalló que el 36,9 % de los consultados ve “muy bien” al presidente Macri, un 23 % de forma regular, un 39,6 declaró que está “muy mal”, y el restante 0,5 no supo qué responder. En total, la imagen positiva cosechó 48 puntos aunque la negativa 51.5.

Los motivos por los cuales Macri disminuyó su imagen presidencial. 

Haime explica el porqué: “La imagen bajo pero estos números ya los tuvo. Si veo hacia atrás, en abril o mayo de 2017, Macri tenía esos números, es decir que perdió en los últimos meses algo que ganó como un extra en las elecciones. El Gobierno se juega todo en materia económica este año, hay que esperarlo hasta agosto”.  

Un reciente trabajo de Ricardo Rouvier, determinó que la imagen positiva de Macri asciende a 44,6 %, mientras que la negativa trepó a 52,4 por ciento, es decir, la supera por 7,8 puntos. “La caída de la imagen presidencial debe relacionarse con la fuerte oposición que generó en la mayoría de la sociedad el ajuste de haberes a jubilados y pensionados (más AUH y veteranos de Malvinas) que observamos en una medición anterior”, detalló en el informe.

Gestión y optimismo político

La imagen y la gestión no van de la mano. Son indicadores diferentes. Una mala decisión de gobierno puede no afectar la imagen presidencial, y en oportunidades los consultados explican que pueden no apoyar una medida del Ejecutivo y aun así mantener elevada la consideración sobre el mandatario de turno. Sin embargo, de acuerdo a los datos recabados por los consultores, esta premisa no se cumplió tras la reforma previsional y los últimos aumentos.  

El más reciente índice de Optimismo Político y Económico confeccionado por Mariel Fornoni, titular de Managment and Fit, reveló que las expectativas políticas se ubican en torno al 39,9 y que el subíndice de clima político –incluye capacidad del Gobierno Nacional y honestidad- alcanzó el 42,2.

Aprobación y desaprobación de la gestión presidencial. 

Un estudio difundido en los últimos días por la Universidad de San Andrés, determinó que un 29 % desaprueba la gestión de Macri, un 14 % desaprueba algo de ella, mientras que un 33 % aprueba algo y un 23 por ciento no aprueba nada. Por último, el 1 % no supo qué responder. En cuanto a la satisfacción acerca del rumbo del país, el 27 % se mostró muy satisfecho, el 32 por ciento insatisfecho, misma cifra para los satisfechos, mientras que un 7 % dijo estar muy insatisfecho y un 2 por ciento no saben. En rigor, la satisfacción con el desempeño del poder ejecutivo cae del 50% al 39%.

El analista Rouvier determinó que la opinión sobre la gestión del Gobierno Nacional es levemente peor que la calificación sobre el Presidente. La opinión positiva sobre la gestión alcanzó 42,2, mientras que la negativa asciende a 55,3. El trabajo señala que el escándalo que rodeó al ministro Triaca enfatizó la caída sobre la consideración sobre la gestión de Macri.

Macri perdió entre 10 y 12 puntos en los últimos meses. 

Por su parte, Haime, determinó que el 38 % aprueba la gestión, aunque el 55 por ciento la desaprueba. El informe, realizado en diciembre, preguntó a los encuestados qué creen que pasarán con el país. El 40 % dijo que mejorará, un 17 por ciento que se mantendrá igual, un 37 % que empeorará y un 6 por ciento no supo qué decir.

El trabajo de Rouvier arrojó un dato interesante: la gente con bronca asciende al 39 por ciento, mientras que el 31 aseguró estar contenta y esperanzada, un 26 % triste y desanimada, y un 4 por ciento no sabe. A su vez, el Índice de expectativas de corto plazo (tres meses) disminuyó un 12%.

Economía

Los indicadores económicos para el comienzo del 2018 no resultaron los mejores. La escalada del dólar –en algunos bancos privados llegó a venderse por $20- y una inflación que en febrero podría llegar al 2 % no alimentó las expectativas económicas de la población.

Rouvier midió que la expectativa económica trepó a 26,3 por ciento, mientras que la negativa a 43,7 %. Por su parte, Haime determinó que la visión económica es 32 por ciento positiva y 64,5 negativa.

En tanto, Fornoni, a través de su índice económico, determinó que la confianza en materia financiera es del 35,4 por ciento, todas muy por debajo de la imagen presidencial o incluso, de la aprobación de la gestión.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!