Secciones
Política

¡República y coso! Rodríguez Larreta atacó al Presidente: “A Alberto no lo respetamos"

En plena campaña para el 2023, el jefe de Gobierno Porteño también habló de la reforma laboral que quiere llevar adelante.

En las últimas horas, Horacio Rodríguez Larreta se puso en modo “campaña presidencial 2023”. Aunque falta mucho y la interna dentro de Juntos para el Cambio cuenta con varios candidatos que van desde Mauricio Macri y Patricia Bullrich a María Eugenia Vidal, Gerardo Morales y algún que otro perdido más, el jefe de Gobierno comenzó su gira mediática.

Su plan es simple: pegarle al Gobierno Nacional y prometer que bajará la inflación con pocas herramientas. Un discurso muy parecido al de Macri en la campaña de 2015. Lo llamativo es que, en ese punto, Rodríguez Larreta no tiene miedo a desdecir de las barbaridades que puede decir pocas horas antes. 

 

En la noche del lunes, el jefe de Gobierno estuvo en el programa de Viviana Canosa. Y se desbocó. En medio de un diálogo que cargaba con dureza contra el presidente de la Nación, Alberto Fernández, la conductora dijo qué no encontraba la manera de respetarlo. Entonces, Rodríguez Larreta atacó a la investidura presidencial. “No lo respetamos ni lo vamos a respetar. Es irreversible", aseguró. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Su frase fue criticada en redes sociales por propios y extraños. Pero continuó con duras críticas contra Alberto tras el sobreseimiento dictado por el juez Lino Mirabelli, por la fiesta VIP por el cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez, que se llevó adelante en la Quinta de Olivos durante la etapa más dura del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por la Pandemia de coronavirus.

En ese sentido, Larreta lanzó: "Es el antiejemplo que un juez diga que Alberto es presidente hasta las 8 de la noche. Es una vergüenza”. Esa frase está vinculada al fallo del juez quien explicó que el supuesto delito "no puede catalogarse como propios de la función de Presidente o vinculados con el ejercicio de ella".

 

Enseguida, el precandidato de Juntos por el Cambio se tomó como ejemplo: “Te doy mi caso: yo soy jefe de Gobierno 24x7. Si hay un problema, me llaman a cualquier hora y los domingos. No dejo de ser nunca jefe de Gobierno. Estamos todos indignados. Yo creo que a la gente le importa, que están con la misma bronca que tenemos todos. Mi manera de canalizar la bronca es trabajar todos los días y generar una alternativa para ganarles la elección a estos tipos. Laburando cada vez más. Si bajamos los brazos, los inmorales nos ganan".

 

Por supuesto, envalentonado por Canosa, el jefe de Gobierno recordó la quita del porcentaje de coparticipación de la Ciudad realizado en 2020. “Sentí una traición y una bronca enorme", comenzó. Y continuó: "Me enteré un minuto antes de que lo anunciaran por conferencia de prensa, por un mensaje del ministro del Interior (Wado de Pedro). No me quedé con la bronca y puteando a todo el mundo, sino que seguimos trabajando en la Ciudad. Esa plata claramente no fue a mejorar la Policía bonaerense, porque está cada vez peor".

 

 

En ese sentido, realizó su primera promesa de campaña. Y le metió presión a la Corte Suprema de Justicia, siempre amiga de los políticos del PRO y de Juntos. “Si la Corte Suprema nos devuelve la plata de la coparticipación, yo automáticamente bajo los impuestos”, aseguró. Y agregó: “En medio de la pandemia, nos sacaron fondos de un día para el otro y hubo que compensar eso... Bajamos los gastos, bajamos obras. Nos hicieron un recorte en el medio del año, cuando el presupuesto ya estaba votado…”.

Lo llamativo es que horas después, en una entrevista radial, Larreta se contradijo en varias de sus frases. En primer lugar, después de subir los impuestos a los contribuyentes de la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno Porteño dio consejos para bajar la presión fiscal y dijo:  “Hay que ser creativos, pero eso no te tiene que llevar a aumentar impuestos, que es la típica, la fácil. Nosotros votamos en contra de todos los aumentos tributarios, independientemente de para quien sea”.

 

Después aseguró que nunca había atacado al presidente. Cuando le pasaron el audio de lo que había dicho pocas horas antes en el programa de Canosa, Larreta no supo qué explicar. “¿Que no lo respetamos? No dije eso. Nunca dije que no había que respetar al presidente”, le respondió a María O´Donnell. Cuando le pasaron al aire el audio de lo que dijo en lo de Canosa, afirmó: “Eso venía de una pregunta anterior que dice que la gente no respeta al presidente. Lo que dije es que la situación de falta de confianza que genera el presidente es muy difícil de revertir”. Falso, por supuesto. 

Después Rodríguez Larreta siguió con su discurso para bajar la inflación gracias a una reforma laboral. “Se puede bajar la inflación. Hay que bajar el déficit y modificar la legislación laboral. Hay que hacerlo a pesar de los sindicatos. Hay que replantear el sistema laboral. Hay gente que trabaja desde su casa, a la noche, horarios más flexibles... Esto requiere cambiar la legislación, así como estamos no se genera trabajo, no hay laburo estable, privado, en la Argentina. Para que el equilibrio fiscal sea sostenible en el tiempo hay que replantear el sistema jubilatorio”, afirmó, claro que puso el foco en los empresarios y no en los trabajadores. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!