Secciones
Política

Repudio y sanción para una diputada santafesina que sesionó y votó por teléfono mientras manejaba

Natalia Armas Belavi, del Bloque "Somos Vida y Familia, aseguró, en su descargo, que estaba estacionando en la puerta del consultorio médico al que llevó a su hijo de 20 días. 

La pandemia de coronavirus transformó la vida cotidiana de las personas: los más chicos dejaron de ir al colegio, los runners tuvieron que abandonar las plazas por un tiempo, las tribunas en las canchas seguirán vacías y gran parte de los trabajadores tuvieron que acostumbrarse al home office. Y dentro de esta gran lista se encuentran los diputados y senadores de todo el país, que a raíz de la pandemia tuvieron que llevar a cabo sesiones virtuales durante el ultimo tiempo.

Pero, claro está, hecha la ley, hecha la trampa, y el Zoom expuso a varios de los legisladores, demostrando que el teletrabajo puede ser más incómodo que el propio recinto. Hubo de todo, desde episodios eróticos hasta supuestas siestas, pasando por cómicos bloopers. Por ejemplo, el gran escándalo lo protagonizó el ex diputado salteño del Frente de Todos, Juan Emilio Ameri, que se convirtió en tendencia al ser atrapado durante la sesión dándole un beso en una de las tetas a su actual pareja.

Sin embargo, la vergüenza no distingue partidos políticos: el 19 de agosto del año pasado, el senador Esteban Bullrich, de Juntos por el Cambio, puso una foto suya como fondo de pantalla de Zoom, mientras se ausentaba del debate por la reforma judicial en las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Semanas antes, precisamente el 5 de agosto, Luis Juez fue parte de un verdadero papelón al momento de tener que votar si Diputados giraba al Senado el proyecto para que el gobierno dispusiera de la ampliación presupuestaria en el marco de la pandemia. En aquella oportunidad, como le tocaba dar su voto y no respondía, Sergio Massa (presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina) preguntó por él y ordenó abrir su micrófono.

El resultado generó risas e indignación por igual: el diputado estaba dando una entrevista televisiva algo vehemente y jamás se enteró que era su turno. Quedó ausente. Se excusó diciendo que las sesiones virtuales “son una mentira”.  En esta ocasión, quien despertó las críticas de propios y extraños fue la diputada Natalia Armas Belavi del Bloque "Somos Vida y Familia" (dirigido por Amalia Granata). 

Resulta que se viralizó en las redes sociales un fragmento de la participación de Belavi en la sesión de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe del jueves: fue de manera remota, a través de una videollamada hecha desde su celular y mientras estaba al volante de su auto. La secuencia exhibe con suma claridad como la legisladora está manejando, ya que por momentos quita la mirada de la pantalla de su teléfono para poner atención al camino. 

Su actitud fue tildada de "irresponsable" y supone una infracción a la Ley de tránsito. "Repudio y sanción a la Diputada Provincial Natalia Armas Belavi del Bloque Somos Vida y Familia Santa Fe. Exigimos inmediata sanción a la Diputada Provincial, Natalia Armas Belavi, quien en la Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe del día de hoy", pidió la Asociación Civil Compromiso Vial, que tiene su sede en la ciudad santafesina de Rosario.

Y agregó: "Intervino en dicha sesión de manera remota mientras conducía un vehículo. Su proceder anti reglamentario atenta contra la vida propia y ajena. Expresamos nuevamente que son estas conductas naturalizadas las que provocan la violencia vial que tanto daño y dolor causan en nuestra provincia y país. Demandamos además, la nulidad de la sesión ordinaria y su correspondiente votación".

Para la Asociación Civil Compromiso Vial, la conducta de la diputada "viola principios de integridad, respeto y responsabilidad que una función pública debe expresar al momento de tratar leyes o normativas de interés público". "Además hacemos un profundo llamado a la reflexión a todas y todos los integrantes de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe", siguió, en su descargo, el organismo.

En ese sentido, afirman que los colegas de la diputada, sin reparar en esta conducta de peligro, "han avalado este accionar, al continuar la sesión y no haber realizado ningún tipo de observación ante semejante situación. No toleramos, no naturalizamos, no admitimos la violencia vial en ninguna de sus formas. Por memoria, por justicia y porque es un derecho, solicitamos que esta petición se escuchada y atendida". 

A través de las redes sociales, la diputada Belavi hizo su descargo y aclaró: "En realidad estaba estacionando en la puerta del consultorio a donde llevaba a mi hijo de 20 días a consulta medica de urgencia. Y como es mi trabajo, y era el único momento de manifestar el voto de nuestro espacio, no estando el presidente de nuestro bloque, lo hice".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!