Secciones
Política

Sabina Frederic, tras el violento ataque de Sergio Berni: "Su continuidad depende del gobernador, no de mí"

La ministra llamó a los funcionarios a focalizarse en la "gestión" y acusó a aquellos que ponderan su "ego" por sobre sus responsabilidades. Duras definiciones políticas.

Sabina Frederic habló después del violento episodio que protagonizó Sergio Berni con el Secretario de Seguridad y Política Criminal de Nación, Eduardo Villalba. La ministra corrió el foco de la "interna en Seguridad", aclaró que el accionar de su par bonaerense es responsabilidad de Axel Kicillof y dio una batalla de sentido en torno al debate que la aparición de la menor, que vivía en extrema situación de vulnerabilidad, abre en la sociedad: "En vez de estar preguntándonos por qué hay chicos en esa situación y trabajar para que no suceda más, el foco está puesto en el ego de algunos".

La búsqueda de M, la nena de siete años que había desaparecido el lunes y fue localizada esta mañana en Luján, fue utilizada por el ministro de Seguridad bonaerense en su avanzada contra su par nacional, Frederic. En efecto, el funcionario que responde a Kicillof cruzó fuerte al segundo de la ministra nacional, Villalba, en la conferencia de prensa que brindó junto al vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli. Pero además de acusarlo de "hipócrita" y "mentiroso" por televisión, Berni también lo insultó y golpeó minutos antes de atender a los medios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El "incidente", que llegó a oídos de los medios nacionales por el entorno del ministro bonaerense -los nacionales evitaron dar declaraciones a la prensa-, fue el foco con el que se tituló al día siguiente en los principales medios del país. "Berni se irá cuando lo defina Cristina: el misterio es cuánto aguantará Frederic", fue uno de los titulares. Desde Casa Rosada confirmaron a BigBang el "apoyo absoluto" a la ministra, en especial después de que Berni volviera a intentar sumergirla en el barro mediático. 

"Lo más importante es el esfuerzo social y estatal para ubicar a la niña y el resultado, que fue encontrarla con vida y aparentemente, porque no tenemos todas las pericias aún, bien de salud. Lo otro es absolutamente secundario, marginal y creo que el fondo de ese desplazamiento (de foco) tiene que ver con (no hablar sobre) cuáles son las condiciones de vida que hacen que estas situaciones se produzcan y esa vulnerabilidad que tienen muchos niños, niñas y sus padres en la Argentina y en la Ciudad de Buenos Aires, que es el distrito más rico del país que es inadmisible. De lo que se trata es de revisar eso y no titular con pavadas que no van al fondo", abordó Frederic en diálogo con el ciclo Secreto de sumario de Radio 10.

El enfoque social y humanitario de la ministra va en línea precisamente con uno de los cuestionamientos más fuertes que le hace Berni: que aborde la problemática de la seguridad con perspectiva social, algo que el funcionario bonaerense deja en un segundo plano en los operativos y prefiere el show mediático, antes que el análisis que amerita cada caso.

"Aún con las diferencias que pueda haber, no sólo con el espacio amplio de la Provincia en donde gobierna el Frente de Todos, sino también con Ciudad; hubo un esfuerzo coordinado. No es que eso no existió. Hay un plano que queda invisibilizado y me parece que es el que hay que destacar", sumó Frederic.

La funcionaria destacó además que con el "caso M" fue la segunda vez que se autorizó el alerta Sofía (que permite mostrar los rostros de los menores buscados cuando hay riesgo de vida), después de que también fuera una pieza central en la aparición de otra menor, de identidad "A", que apareció en Punta Indio.

"Es la segunda vez que se autoriza y que se dispara. En esta oportunidad, quien la encontró fue una vecina que si bien no la vio a la nena, sí identificó a la bicicleta y al señor por la información que se difundía. Es una herramienta que a través de la Enacom, que tiene convenios con los medios y las redes, obliga a la difusión de la imagen que sólo se autoriza porque hay un bien superior que es la vida del niño o la niña. Eso hizo que no hubiera persona en la zona que no tuviera conocimiento y datos de lo que estaba pasando", explicó.

La participación ciudadana fue clave en la aparición de M, que se sumó al trabajo coordinado entre Nación, provincia y ciudad. "El sistema de búsqueda de Nación articula el trabajo con la fiscalía y con las policías que intervienen: en este caso eran la Federal, la Bonaerense y la de la Ciudad", destacó, en alusión a la acusación que hizo Berni en torno a lo que él denominó como una "nula participación" por parte de la cartera nacional.

No se puede politizar la aparición de M, es de una bajeza inigualable"

"Se cortó solo, ni siquiera atendió el teléfono", sostuvieron en off a BigBang desde la cartera de Frederic, al tiempo que desde el Ejecutivo nacional remarcaron: "El único que está siempre detrás del show mediático y de las cámaras es él". En efecto, tanto Villalba como la fiscal y la titular del SIFEBU -que lo habían acompañado y que también fueron agredidas por el ministro bonaerense- se retiraron del lugar pese a las agresiones sin realizar declaraciones. "No se puede politizar la aparición de M, es de una bajeza inigualable". 

Consultada sobre los motivos por los cuales Berni no la "quiere", la funcionaria explicó: "No sé, hay que preguntarle a él. No creo que sea sólo un problema conmigo, me parece que es un problema mayúsculo. Además, en este caso lo que ocurrió fue con un varón (por Villalba). El hecho no me involucró a mí directamente. Eso también hay que ponerlo como un dato que es significativo".

"Está claro que hay una decisión del gobernador (Kicillof) de tenerlo como ministro y con esas diferencias nosotros trabajamos y avanzamos. El presidente es quien me eligió para ser ministra de Seguridad en esta etapa de su gobierno y ratifica permanentemente esa decisión. No sé cómo se lleva el presidente con Berni. Como conductor en esta etapa de la historia argentina, que requiere de una alianza para no dejar que el neoliberalimo avance, sabe cómo equilibrar y avanzar aún con estas tensiones. No es la única, sabemos que hay otras", profundizó.

Frederic también se diferenció de los funcionarios con ambiciones electorales, como es el expreso caso de Berni, quien quiere llegar en 2023 a la gobernación de la provincia de Buenos Aires. "Me parece que hay una cuestión que no tiene que ver con el Gobierno o el desarrollo de un proyecto, sino con algunos funcionarios que tienen un egocentrismo que no les permite ver la institucionalidad y los procesos. En un caso como este, que además se resolvió por una vía que no fue policial. Fue una vecina, gracias al alerta Sofía; ese me parece un dato a tener en cuenta. Muchas veces los problemas que son de inseguridad o delitos no se resuelven por la vía judicial".

"Creo que a la Argentina le falta institucionalidad. Hay figuras claves que son electas y centrales, como el presidente, la vicepresidenta, los gobernadores, los intendentes. Después nosotros somos funcionarios que estamos a tiro de decreto y tenemos que garantizar el funcionamiento de las instituciones para resolverle los problemas a la gente. Lo otro es egocentrismo, sobre todo no siendo funcionarios electos como los legisladores; que tienen otro lugar y otra razón de ser en el esquema republicano. Nosotros apostamos a despersonalizar y darle relieve a los mecanismos del Estado; a poner en juego la solidaridad social para resolver problemas. Eso es muy importante", se diferenció.

Consultada sobre el debate que se desprendió de la aparición de M en torno a la cantidad de personas en situación de calle en uno de los distritos más ricos del país -el Gobierno reconoce cerca de mil, mientras las ONG advierten que previo a la pandemia ya eran más de siete mil-. "Hay un presupuesto que no lo justifica. Ellos dicen que son 1.200, la defensoría dice que son tres mil y las organizaciones hablan de cinco mil y siete mil. Ya 1.200 me parece una barbaridad, en una ciudad en la que viven tres millones de habitantes. Es una ciudad grande, pero el Conurbano es muchísimo más grande y no tiene, proporcionalmente, tanta gente viviendo en esas condiciones porque hay otras formas de vida que la Ciudad no admite".

"Los proyectos urbanos y de vivienda en la Ciudad son muy acotados. No creo que los intereses del Gobierno de la Ciudad estén abocados a la vivienda de la población y los mecanismos que tienen son insuficientes. Evidentemente, los refugios, que son lugares en los que también hay que decir que suceden cosas muy graves, no son el instrumento para resolverlo. Es una cosa paliativa, que por ahí puede servir para personas que viven en familia, porque quienes están en familia en general lo rechazan", explicó.

A lo largo de la entrevista, las preguntas en torno a la continuidad de Berni -cuyo principal sostén político es la propia Cristina Fernández de Kirchner- estuvieron todo el tiempo arriba de la mesa. "Esa es una decisión del gobernador, que tiene muchas variables para analizar la continuidad de un ministro o de una ministra. Sinceramente, es tanto lo que nosotros tenemos que hacer, son tantos los problemas a resolver, que una vez que encontramos a la niña, ya está. Sigo viendo qué otro tema urgente tenemos. Como no me compete, ni puedo hacer ni me corresponde hacer nada, realmente doy vuelta la página y sigo adelante".

"(Pensar) en lo otro es instalarse en el lugar de la inacción y de la parálisis. No es la función que el presidente me encomendó, que es trabajar y resolver", esquivó, al tiempo que detalló la forma de trabajo que mantiene con Berni: "Nosotros tenemos una coordinación que se estableció por indicación del gobernador, con aval del presidente, para trabajar en el Conurbano, que es un distrito complicado y difícil por la extensión, la concentración poblacional y porque sabemos que hay redes delictivas. Esa coordinación viene funcionando desde hace varios meses, con un despliegue de las fuerzas federales que obedece a la decisión del gobernador. Los intendentes solicitan objetivos para cubrir, la provincia lo avala y nosotros lo disponemos".

Pese a que esquivó en todo momento la polémica, Frederic reconoció que es necesario revisar la metodología de trabajo en conjunto que se llevaba adelante hasta ahora. "Nosotros pusimos a fines de julio en funcionamiento cuando todavía teníamos condiciones de restricción a la circulación importantes, que hoy ya no tenemos. Es posible que haya que revisar el despliegue. Pero, en principio, es un acuerdo con el gobernador y nosotros lo sostenemos".

La funcionaria destacó que mantiene un diálogo fluido con Kicillof. "Hablamos por temas varios. Muchas veces son temas de Seguridad y otros que impactan en la provincia, así que yo le aviso también para que tomen en cuenta esas cosas. Tal vez no es un tema de seguridad, pero está vinculado con la seguridad de navegación. Tenemos un diálogo permanente".

Frederic habló de la "telenovela" que se monta en torno a las declaraciones de Berni y advirtió que los problemas de la agenda de la cartera son más urgentes e importantes. "El único que puede hacer algo con eso es el gobernador. Nosotros seguimos trabajando porque, a pesar de eso, hay coordinación y trabajo en conjunto. El objetivo es resolver los problemas que tiene la gente, que no pasan por ahí. Este episodio fue con un varón, no fue conmigo; me parece que está desplazado el foco. No es conmigo. Soy como 'la excusa', por eso le quito dramatismo y no lo veo como un ataque hacia mí".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!