Secciones
Política

Se viene la polémica: Santilli propone bajar la edad de imputabilidad a 15 años frente a delitos graves

La oposición contaría con los votos necesarios para que avance. 

A pesar de proponer una ley que puede cambiar gran parte del presente de miles de adolescentes, tibio y sin arriesgarse por completo, el ex Ministro de Justicia Diego Santilli presentó el proyecto para que se baje la imputabilidad de los menores que cometen delitos graves, y se baje a 15 años de edad.

 

Durante el transcurso de hoy a la mañana y con el propósito de revertir "los efectos del delito en la sociedad" se reabrió el debate tanto en la cámara de diputados como en las mesas familiares. ¿Son conscientes los menores de lo que hacen cuando salen a la calle con un arma? ¿Es consciente el estado de la responsabilidad que ellos tienen que tener previamente y las medidas que tienen que implementar para que la inseguridad disminuya?

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Si bien el proyecto de dicha ley es justamente combatir los robos y los episodios violentos, no se focaliza solo en la idea de que vayan a la cárcel, sino también que los jóvenes implicados realicen todas las medidas posibles para reparar los daños producidos. Pero si bien la idea es coherente y se entiende, no se termina de comprender si lo que quieren es realmente hacer medidas para quienes incumplen la ley sepan que si o si van a tener que cumplir una condena, o si lo que buscan es simplemente ganar territorio en el ámbito político.

 

Santilli expresó que todas las medidas que el propone de castigo pertenecen actualmente al sistema de responsabilidad penal juvenil y que es por eso que considera que si las medidas de "reparación" no funcionan y son incumplidas por parte de quien delinquió, se tienen que poder vincular las autoridades judiciales para que puedan disponer de las penas privativas de la libertad que pueden alcanzar hasta los diez años. Todo esto con excepción de los casos de homicidio y abuso sexual agravado.

Los dos últimos mencionados tienen una pena máxima de 15 años, dependiendo la gravedad y la situación particular de cada delito. Es decir, que según la idea de Santilli y la realidad de la ley, si un menor de 16 años roba unas zapatillas de forma violenta, tienen casi los mismos años de pena que quien abusa sexualmente. ¿Cuál es la vara con la que se miden los delitos? ¿Hasta cuando los abusos sexuales y la delincuencia homicida van a ser tratados como algo menor?

La información estadística oficial brindada por la Corte Suprema de la Nación reveló que casi el 30% de los delitos contra la propiedad, la integridad sexual y las personas son cometidos por menores de 16 años. Parece una broma tener que exigir y pedir que los delitos violentos sean penados. La pregunta es: ¿Cómo es posible que continúen con la idea de apostar a una reinserción social con los violadores, femicidas y asesinos? ¿Cuántos casos a diario conocemos de asesinos y violadores que al salir de la cárcel van y cometen el mismo "error"?

 

Ésta problemática social no es nueva y muchos de los políticos que están sentados en las butacas del congreso lo plantean desde hace años. De hecho, en el caso particular de esta iniciativa, están las firmas y el apoyo los diputados opositores Rogelio Frigerio, Waldo Wolff, Ricardo López Murphy, Graciela Ocaña, Álvaro González y Fernando Iglesias.

“El presente proyecto se inserta en una idea republicana y democrática del derecho penal, pero que tiene en cuenta las desigualdades existentes entre las personas y, por ende, que la respuesta punitiva por sí misma no es posible sin entender esas desigualdades", afirmó Santilli. 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!