Secciones
Habla cfk

"Este juicio no tiene andamiaje constitucional, es un disparate": la defensa de CFK

El fiscal Luciani pidió 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos de por vida.

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, en su calidad de acusada y abogada, se defendió en vivo durante su alegato por la causa conocida como vialidad, por la cual el fiscal Diego Sebastián Luciani pidió 12 años de prisión y la inhabilitación de por vida de ejercer cargos públicos.

Esta instancia comenzó el lunes con su letrado Carlos Beraldi intentando demoler uno a uno los argumentos que la fiscalía enarboló. "Nunca en mi vida he escuchado semejantes disparates, de los cuales es difícil volver", reconoció el primer día. "Cosas insólitas que después se repiten en los medios de comunicación, como que la prueba que la fiscalía tiene es contundente y va en relación al peso a la cual se le adjudica un tonelaje de tres toneladas. Y no se puede hablar de prueba contundente porque la prueba haya sido pesada, en gramos, jamás se hace eso", precisó.

La defensa de CFK

"Estoy ejerciendo el derecho que me concede el artículo 104 del Código de Procedimientos Penales, por ser acusada y abogada", comenzó la Vicepresidenta respecto a su intervención en el alegato. "No puedo dejar de recordar que me fue negado el derecho a ejercer la defensa oportunamente cuando hubo una improcedente y arbitraria ampliación del fiscal sobre prueba que no había sido merituada y con acusaciones que no habían existido, por lo tanto, cabe aclarar que esta declaración que voy a  hacer ahora, no es una graciosa concesión del tribunal. "Si no hubiera tenido la suerte de ser abogada, hubiera estado en estado de indefensión frente al alegato del fiscal", aseguró.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"No se puede creer cómo se ha llevado este juicio adelante y por qué", reclamó Cristina. Antes había agradecido la intervención que habían tenido antes que ella, sus letrados Beraldi y Ary Llernovoy.

"Estamos ante un claro caso de prevaricato, porque no solamente los jueces tienen la obligación de buscar la verdad, sino también todos los auxiliares de la Justicia, y por supuesto, el Ministerio Público Fiscal. Por eso voy a pedir se extraigan testimonios de todos los hechos donde, confrontados los dichos del fiscal, con la prueba obrante en autos, sea pericial, testimonial o documental, queda demostrado que los fiscales Luciani y Mola, mintieron en el alegato final de acusación".

"Se le habían pasado por alto más de 400 llamadas del Sr. Nicolás Caputo, hermano de la vida del presidente Mauricio Macri. Donde pedía redeterminaciones de precios, y denotaba una familiaridad que ninguno de los que estamos en este juicio hemos tenido entre nosotros, ni con nadie", había dicho antes la Vicepresidenta, como uno de los ejemplos que "demuestran las mentiras".

Durante su exposición, Fernández dio una lección básica de la jerarquía de las leyes explicando la obviedad que la Constitución es la madre de las leyes y que ninguna sentencia ni fallo puede ir en su contra. Algo que, según su testimonio, no hicieron sus acusadores.

"Este principio de inexcusabilidad que se le aplica a todos los ciudadanos tiene una excepción precisamente donde no debiera tener, y refleja el nivel de crisis sistémica en el que estamos. Estoy viendo cómo encaja este juicio en el sistema jurídico argentino", reflexionó.

"Luciani y Mola dicen que fueron tres asociaciones ilícitas y marca la primera el 25 de mayo de 2003 (la asunción de Néstor Kirchner), que finaliza el 10 de diciembre de 2015. Uno podría decir, ¿tres gobiernos constitucionales? Porque el derecho también es lógica; nunca hubo desde la Ley Sáenz Peña una fuerza política que tuviera tres periodos consecutivos de gobierno. Solamente nosotros. Sin embargo, dice que se pergeñó para hacer 51 contratos viales en Santa Cruz, pero no del orden nacional, a través de interpósita persona: ¿quién es? La provincia", argumentó.

"La acusación viola el artículo 1° de la Constitución Argentina. Allí se prevé que la Nación adopta como su gobierno la forma representativa, republicano y federal. Ese orden no es intercambiable. La gente elige los gobiernos. Los tres gobiernos, el de Néstor y los míos, fuimos elegidos por el pueblo, no podemos ser nunca una asociación ilícita", rechazó.

"Luciani dice 'no existe un fundamento jurídico serio que les impida a los jueces llevar acabo una revisión de los actos políticos de los restantes poderes del estado, la teoría de las cuestiones políticas no judiciales, atenta contra el orden democrático'. O sea que en la división republicana de poderes, el Ministerio Público Fiscal se arroga una supremacía sobre los otros dos poderes. Ustedes, (Jorge) Gorini, (Rodrigo) Giménez Uriburu, (Andrés) Basso, Luciani, Mola, todos ustedes son más que la representación que tenemos nosotros", ironizó CFK.

"Hay un sistema para eso: el Juicio Político, porque se trata de decisiones políticas. Y la causales son mal desempeño, comisión de delitos y otros crímenes, no es cualquier cosa. Pero dirán que nunca se reúnen las mayorías, está el otro juicio, el del pueblo cuando no te vota", definió Cristina.

"Esta acusación no tiene ni pies ni cabeza, pero fundamentalmente es profundamente anticonstitucional, antirepublicana y antifederal. Pero supongamos que el Código Penal atrapó a tres gobiernos constitucionales y dice que son asociaciones ilícitas, ¿entonces qué pasa con lo acontecido en 12 años? Porque si lo aplicamos lo tenemos que aplicar completo, quiere decir que todos los actos de la asociación ilícita son ilegítimos. Llegaríamos al ridículo que Luciani no podría ser fiscal porque eso se lo firmé yo. ¿Se dan cuenta a dónde llegamos?", se preguntó la Vicepresidenta.

"Se ve al fiscal no le fue muy bien en la materia de Derecho Administrativo en la facultad", expresó con sarcasmo CFK. "Cuando uno en ese ámbito trabaja por afuera de la competencia concreta que le acuerda la Constitución, las leyes y los reglamentos, lo que usted hace, cae fulminado de nulidad, y todo lo que toca lo marca con nulidad", explicó.

"Hay muchas cosas de esta Constitución de 1994, que si me dan a elegir entre esta -en la que yo participé-, y la del 1853 que hizo Juan Bautista Alberdi, me quedo con esa, que daba más resultado", polemizó la vicemandataria.

 "Este juicio no tiene andamiaje constitucional, es un disparate lo que estamos discutiendo aquí", criticó la expresidenta.

"Yo creo que la llegada de Néstor tuvo que ver con la crisis de 2001. Yo era senadora. Fue la vez que la Argentina parecía que volaba con los aires, se habían quedado con los ahorros en los bancos, y muchos jóvenes que hoy tienen 22 y 23 años no se acuerdan de eso. Pero yo sí. Estaba sentada el 19 de diciembre en el Recinto, cuando entra el senador (Jorge) Yoma y dice 'están c... a palos a las Madres de Plaza de Mayo'. De la Rúa era presidente, hubo una gran conmoción. Y esa noche a las 22 ingresa al Senado el dictado del decreto (...) del estado de sitio por 30 días. Con lo cual, haciendo uso de un derecho constitucional, De la Rúa lo hace por grave conmoción interna. La gente estaba muy enojada en la calle", declaró CFK.

"En ese estado se puede decretar la suspensión de las garantías constitucionales. Yo diría que vivo en estado de sitio permanente, porque mis garantías constitucionales están suspendidas desde diciembre de 2015", destacó la Vicepresidenta. "¿Qué significa dictar el estado de sitio? Significa haberlo hecho para garantizar la vida de la gente, porque en el Código Penal el bien jurídico más tutelado es la vida, por eso la pena más grande es cuando atentan contra la vida. Porque cuando te matan, cuando te morís, no tiene reparación", agregó.

"En esas jornadas murió mucha gente, pero hubo juicios que se tramitaron en el juzgado de (el difunto juez federal ClaudioBonadio", detalló, para luego mencionar a las víctimas de la represión. "En el juicio había sido denunciado el Dr. De la Rúa, porque él había dictado el estado de sitio como responsable de las personas. Bonadío lo sobreseyó, y la Cámara de Casación Penal, los jueces (MartínIrúrzun y (EduardoFarah resolvieron sobreseerlo".

"¿Qué decían? 'Normativamente no existía en cabeza del expresidente una posición de garante con relación a la forma imprudente en que se coordinó el operativo de seguridad montado el 20 de diciembre de 2001, que las pruebas de la causa permiten descartar que haya ordenado a sus subalternos reprimir las manifestaciones aquel día, y con ella que tuviera el deber de hacer cesar los eventos'. ¿No escuchaba los tiros en la Casa de Gobierno? ¿No miraba lo que pasaba en la televisión?", reclamó CFK. "Pero hay otro párrafo de ustedes, los jueces de Comodoro Py, más brutales: también establecieron que el presidente es el responsable político, pero sin embargo su ejercicio corresponde en primer lugar al jefe de gabinete y luego sus ministros y secretarios'". añadió.

"Esto lo dice la Casación: 'Se ha sostenido que resulta prudente extender indefinidamente la cadena de responsabilidades, avanzando sin ninguna limitación de ninguna naturaleza en las estructuras jerárquicas, y de esta forma incorporando al elenco de imputados a todo aquel que hubiera contado con facultades para influir en el esquema. Concluir de una manera contraria, importaría apartarse del principio de responsabilidad por el hecho que necesariamente debe primar, incurriéndose así en un supuesto de responsabilidad objetiva ajena al derecho penal liberal'. ¡Pero mirá que bien! Cuando se trata de que no es peronista el derecho penal da todas las garantías constitucionales".

"Pero vamos a otra parte: 'Con fundamento en lo dicho hasta aquí, no cabe a nuestro juicio entender que De la Rúa, haya contado, mientras ocurrían los incidentes, con datos certeros y directos sobre un peligro surgido como consecuencia del comportamiento de los funcionarios que tenían responsabilidad específica en la materia'. ¿No los tenía? Los canales lo estaban transmitiendo. Además esto sucedió en la Plaza de Mayo. Luciani dice que yo no podía ignorar lo que pasaba en la provincia de Santa Cruz. ¿En serio me quieren hacer creer que esto no es derecho penal de autor? Yo sé que alguna estará pensando que si en vez de De la Rua hubiera sido un peronista, eso nunca pasó. Nunca lo hicimos. Al contrario, nos bombardearon en el 55, nos desaparecieron en el 76, y ahora como no pueden, acá estamos, sentada frente a ustedes, como expresidenta, dando cuenta de lo que pasó en Santa Cruz", reclamó.

"Este juego que han hecho de estigmatizar, fíjese Gorini que dicen que soy jefa de asociación ilícita en cinco juicios diferentes. Dijeron, además que yo había hecho un memorándum con Irán para encubrir a los atentados de la AMIA. Yo siempre pienso, un pibe judío o una piba judía, de 20 o 22 años, que escucha eso, ¿qué sabe que fui la única legisladora que denunció un juicio amañado? Los que encubrían estaban ahí en Comodoro Py. Fui la única que no firmó. Ahí sí los legisladores fueron engañados, le creían al juez (Juan José) Galeano".

"Yo hasta el 1° de septiembre (día de su atentado) creía que era proscribirme, denigrarme, pero me di cuenta que puede haber otra cosa más, porque de repente es como que desde el ámbito judicial se da licencia social para que cualquiera puede hacer cualquier cosa", criticó CFK.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!