Secciones
transporte

Subsidios de colectivos: las claves de la disputa y el meollo central de la cuestión

El Gobierno Nacional busca traspasar el subsidio de 34 líneas de colectivos que circulan por la Ciudad.

La discusión por los subsidios a las líneas de colectivos en la Ciudad empieza a convertirse en un nuevo culebrón entre el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Mientras el jefe de Estado se encontraba en su gira por Rusia, China y Barbados, desde el Ministerio de Transporte nacional empezaron a deslizar la necesidad de cambiar el esquema que actualmente rige.

Por ese mismo motivo emitieron una convocatoria a una reunión con los funcionarios porteños (también participarán los bonaerenses) para buscar la forma de traspasar el control y pago de subsidios de las 32 líneas que circulan solamente dentro de la Ciudad. Son $14.000 millones en danza, a precios de este año, que representan el 45% del total del boleto que se paga. El mínimo de los colectivos hoy se encuentra en $18 y está en ese valor desde marzo de 2019.

Justamente en la Casa Rosada remarcan que ya dan por descontado que la Ciudad no compesará de sus arcas los subsidios sino que buscará que suba el precio del transporte. "Cuando Jorge Macri o Felipe Miguel hablan de aumentos al boleto, están anunciando que ellos van a aumentar el boleto, ya que si se hace la transferencia de estas líneas ellos podrán fijar la tarifa y decidir cuantos subsidios", manifestó una fuente al tanto de las negociaciones.

Durante toda la jornada de hoy hubo diferentes cruces de funcionarios. “Es otra vez el gobierno nacional contra la Ciudad, otra vez el gobierno nacional contra los ciudadanos y contra millones de argentinos que circulan por la ciudad. Muchos son porteños y muchos de la provincia”, sostuvo Rodríguez Larreta

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Tenemos que volver a ser un país federal y esto supone respetar la autonomía de cada distrito. Acá no puede haber ningún traspaso de funciones que no esté coordinado, que no esté acordado”, enfatizó.

Minutos después salió a responderle la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en su habitual conferencia de prensa de los jueves. “Sería importante que el señor jefe de la ciudad de Buenos Aires no defienda la autonomía cuando se trata de beneficios sino que la defienda cuando se trata de las responsabilidades”, dijo.

“La Ciudad tiene que empezar a hacerse responsable de los temas que le corresponden. Larreta ha judicializado la coparticipación y llevó el tema a la Corte. Con el mismo criterio de autonomía, debería asumir sus responsabilidades. La Ciudad y Larreta solo quieren los derechos de autonomía y ninguno de los deberes”, agregó.

Quien también habló fue el ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires, Jorge D’Onofrio .“Los bonaerenses hace mucho tiempo que nos hacemos cargo del transporte, no solo del Conurbano sino también en el interior de la provincia”, manifestó, a lo que aseguró que “la provincia de Buenos Aires se hace cargo del 91% de los subsidios a los colectivos sin aumentar la tarifa”.

En el seno más alto de la administración nacional remarcan que no se trata de una medida impulsada por el ajuste con el que se tiene que avanzar en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar un acuerdo para la renegociación de los USD 44.000 que le otorgaron al ex presidente Mauricio Macri,  sino que más bien es una cuestión de federalización. 

Incluso dentro de Juntos por el Cambio están los que recuerdan las negociaciones por el Pacto Fiscal de 2018 en donde Macri le pidió al mencionado Rodríguez Larreta y la entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal un gesto para el resto de los gobernadores en pos de rubricar el acuerdo. Esto mismo sucedería ahora con un Fernández que busca “unir” al los gobernadores con esa medida.

Para explicarlo, en Transporte remarcan que el interior del país percibió en 2021 en total $28.000 millones entre todas las provincias mientras que la Ciudad $14.600 millones por 32 líneas. Pero el meollo del encuentro que sería la semana que viene es otro. Hay un acuerdo para que sea la Ciudad la que se encargue del control de esas líneas, no así de las que cruzan el AMBA, que son mayoría, pero quieren que se evite una práctica que se intensificó con la llegada de Fernández a la Casa Rosada. 

Desde 2018 en adelante la provincia de Buenos Aires se hizo cargo del subsidio para el transporte de pasajeros urbano que no cruce jurisdicción con la Ciudad. Sin embargo con Fernández en la Rosada y Kicillof en el sillón de Dardo Rocha la provincia de Buenos Aires encabeza todos los rankings de distribución de Adelantos del Tesoro Nacional (ATN). Por ejemplo, del último reparto grande que sucedió después de las PASO, la administración de Kicillof se llevó el 40% de esos fondos mientras que la Ciudad no recibió un peso.

Esa discusión es la que quiere llevar a la mesa Rodríguez Larreta. En resumen, el alcalde porteño plantearía la necesidad de acordar ese traspaso siempre y cuando se garantice que la provincia no empezará a recibir por debajo de la mesa, en forma de ATN, subsidios para el transporte. 

El siguiente punto de discusión, motivo por el cual también se convocó a las autoridades bonarenses, es qué sucederá con las líneas interjurisdiccionales si la Ciudad decide que el subsidio se dejará de aportar y por ende suba la tarifa. Habría viajes que tendrían un costo de $18 contra otros de más de $30 dentro del mismo territorio. "Para el que viene desde la Provincia no va a tener casi impacto por el descuento con viajes. El primer pasaje se paga al 100%, el segundo al 50% y el tercero 75%", explican desde Transporte. La clave por estas horas pasa porque ese escenario sea lo menos caótico posible.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!