Secciones
Sigue sin reconocer la derrota

Tensión en Brasil: Bolsonaro delegó la transición con Lula y se incrementan los cortes

El mandatario continúa en un rol enigmático y la preocupación crece de cara al traspaso de mando.

El histórico ballotage en Brasil del último domingo, en el cual el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, se impuso al mandatario liberal Jair Bolsonaro, dejaron una nueva crisis institucional por la brecha de menos de dos puntos que hubo entre los dos y por las enormes protestas que se dan en todo el país, en reclamo del resultado final.

Las denuncias de fraude de los manifestantes que en este momento realizan más de 270 cortes en todo el país, incluido el aeropuerto de la ciudad de San Pablo, se amparan en que el presidente Bolsonaro todavía no se pronunció sobre el resultado, alimentado con nafta el fuego destituyente que recorre al gigante de Sudamérica.

Desde el punto de vista institucional, el actual vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, se puso en contacto a través de mensajes con su par electo, Geraldo Alckmin, según informó el diario brasileño O'Globo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo a lo comunicado, Mourão se puso a disposición de la fórmula elegida el domingo para comenzar la transición en relación a la vicepresidencia, además de invitarlo a Alckmin a visitar junto a su esposa la residencia presidencial del Palacio do Jaburu, el lugar donde en las últimas horas se pudo retratar a un Bolsonaro cabizbajo y apesadumbrado.

La desmoralización del hombre fuerte de la extrema derecha latinoamericana, fue expuesta por su hijo Flavio, quien se encargó de utilizar sus redes sociales para mandar un mensaje de aliento y agradecimiento, que esconde un reconocimiento del resultado.

"¡Gracias a todos los que nos ayudaron a rescatar el patriotismo, que rezaron, rezaron, salieron a las calles, dieron su sudor por el país que está trabajando y le dieron a Bolsonaro el mayor voto de su vida! ¡Levantemos la cabeza y no renunciemos a nuestro Brasil! Dios a cargo!", escribió el familiar del presidente.

Mientras tanto, los más de 270 cortes de ruta auspiciados por grupos de camioneros descontentos con el resultado que arrojaron las urnas, que en estos momentos cubren el país, no son reprimidos por ningún tipo de iniciativa policial y militar, dando a entender que las fuerzas de seguridad coinciden con el reclamo enarbolado por estos grupos sediciosos.

La noticia de los piquetes en el país vecino comenzaron el lunes a la mañana cuando las agencias internacionales de noticias hablaban de 70 cortes. El incremento de más de 200 puntos de protesta más en menos de 24 horas, exponen la necesidad de una voz oficial que reconozca la derrota del actual presidente.

El aeropuerto internacional de Guarulhos, en la ciudad de San Pablo, se encontraba bloqueado esta mañana por manifestantes bolsonaristas que se subieron a la ola de protesta que originaron los camioneros y que ya impidieron, al menos, cinco vuelos programados.

Mientras tanto, el ministro del Supremo Tribunal Federal (STF), Alexandre de Moraes, ordenó ayer a la noche el desalojo de los cortes de ruta por parte de la PRF y las policías militares de los más de 25 estados que se encuentran con protestas, por lo que la continuidad de los bloqueos al aeropuerto podría ser interpretado como un intento de sedición por parte de las fuerzas del orden.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!