Secciones
Coronavirus

Tensión en cuarentena: Kicillof quiere retroceder y Larreta quiere mantener la fase actual

La decisión final correrá por cuenta del presidente Fernández.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, planteará hoy en la reunión que mantendrá en la Casa Rosada con el presidente Alberto Fernández y con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que no tiene pensado dar un paso atrás con la apertura de la cuarentena que lleva adelante desde hace tres semanas. 

La postura le fue confirmada a BigBang por altas fuentes del gobierno porteño que remarcaron que -salvo que haya un estallido de casos detectados de acá al viernes- la cuarentena continuará de la misma forma y bajo las mismas condiciones. “Hay un poco de preocupación por la provincia de Buenos Aires, pero nosotros estamos tranquilos de que sabemos donde estamos parados”, remarcó la fuente mencionada.

Antes de partir hacia la Casa Rosada, Rodríguez Larreta tendrá una reunión en la sede de Parque Patricios en donde hablará con cada uno de los principales referentes del espacio porteño sobre cómo será la nueva fase de la cuarentena. Descontado su extensión por al menos otros 15 días más (cabe recordar que según publicó BigBang la fecha de salida hacia la “nueva normalidad” es septiembre), el punto pasará por mantener la apertura actual y empezar a elaborar protocolos para seguir extendiéndola.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“La Ciudad va a seguir con su estado actual”, sostuvieron desde Nación, donde el foco ahora estará puesto en evitar que la situación en la provincia de Buenos Aires, y en especial en el conurbano se dispare. Cerca del Presidente ya tienen, según pudo saber este medio, dos municipios en donde sostienen que se necesita mayor articulación entre todos los actores de las villas. Se trata de Moreno y San Martín.

En esos municipios no hay disputas entre facciones del Frente de Todos, ya sea La Cámpora con los albertistas, sino. más bien, falta de coordinación entre los curas villeros, las organizaciones sociales y demás. “La Cámpora ya no tiene presencia en las villas como para que puedan actuar como una piedra en el camino”, explicaron.

Cerca del gobernador Kicillof sostienen que la situación en las villas de emergencia se encuentra controlada y que la preocupación principal es el traslado de personas que trabajan en la Ciudad. Por eso remarcan el tono de las conversiones de los últimos días. “Hay un temor de que la situación se vaya de las manos, pero ahora está todo controlado. Es todo minuto a minuto”, afirman desde la Gobernación. 

Un dato no menor es que poco a poco los funcionarios de la Casa Rosada que tienen contacto diario con los habitantes de las villas empezaron a mirar con atención la cantidad de análisis que hace la provincia. Si bien desde el 15 de mayo la administración de Kicillof dejó de publicar la cantidad de testeos diarios, la sospecha está ahora puesta en si efectivamente tienen la capacidad de procesar 2.000 muestras diarias.

Hoy en la reunión Kicillof plantearía la necesidad de que en la provincia de Buenos Aires se dé marcha atrás con algunas de las excepciones que se plantearon. Por ahora y salvo que la cantidad de casos diarios supere los 1.000 nuevos contagios todo se mantendrá igual por otros 15 días más.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!