Secciones
Política

Tiene 39 años, fue concejal y logró jubilarse por el "estrés" que le causó la función pública

Gabriel Antonio D'Amico accedió a una jubilación especial al presentar un porcentaje de discapacidad del 68 por ciento. 

En octubre de 2019, el por entonces concejal Gabriel Antonio D'Amico afirmó que sufría una enfermedad que se agravó por el “estrés” que padeció durante su gestión y pidió poco después de abandonar sus labores, acceder a una jubilación por discapacidad. Según había asegurado, padece colitis ulcerosa (una enfermedad autoinmune que afecta al intestino grueso y produce hemorragias, úlceras, pérdida de peso y anemia).

Al mismo tiempo, el hombre de 39 años había presentado, apenas dos meses de terminar su mandato, la documentación para acceder a la jubilación por discapacidad argumentando que tiene un largo historial de enfermedades que se vieron potenciadas por el "estrés" que sufre desde que es funcionario público, sumado a un marcapasos por una patología cardíaca, miopía y trombosis. 

D'Amico, hijo de Antonino D´Amico, secretario General del gremio municipal, ocupaba un cargo en el Consejo Deliberante del departamento Capital desde 2015, y había detallado que su último recibo de sueldo fue de unos 139 mil pesos netos. "Tengo que repetir los estudios y luego ellos evaluarán si supero el 66 por ciento de discapacidad. Recién ahí será la ANSES quien defina el porcentaje que cobraré de jubilación", sostuvo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Y agregó: "La enfermedad fue aumentando progresivamente y el estrés de ser concejal opositor tuvo mucho que ver.. No es cierto lo que se dice que me voy a jubilar con el 80 por ciento, eso lo define ANSES tras una evaluación muy exhaustiva". D'Amico inició el trámite en la ANSES de San Juan el 17 de septiembre y su situación quedó en manos de la Comisión 26, la entidad con sede en San Juan que dictamina el porcentaje de incapacidad de los trabajadores.

Si bien las enfermedades antes mencionadas no cumplían con el porcentaje necesario para poder jubilarse, el organismo nacional determinó a través de un estudio psicodiagnóstico que el ex funcionario "está deprimido" y que, por ende, cumple con el 66% de incapacidad necesario para acceder al beneficio. Según la ley, el beneficio es transitorio porque el beneficiario debe someterse a un estudio futuro para determinar si su condición de incapaz cambió.

Según la Comisión Médica 26, D'Amico presentó un 68% de discapacidad: “El tratamiento convencional ya no es suficiente, se me ha intensificado la dosis del medicamento que es un tratamiento venoso que un enfermero aplica cada cuatro semanas en mi domicilio. La enfermedad origina úlceras en el intestino, sangrado, sufro hasta 16 deposiciones diarias con sangrado, es una de las más severas que hay", había explicado el ex concejal.

De esta manera, si la ANSES respalda esta decisión, D’Amico accederá a una jubilación que superaría los 90 mil pesos mensuales si se tiene en cuenta que el propio ex funcionario había revelado que su último sueldo en la función pública había sido de 139 mil pesos neto.

La jubilación por invalidez se determina en base a los últimos 60 meses de aportes inmediatamente anteriores a la solicitud y se computa como el 70% del promedio de las remuneraciones promedio de ese período. "Soy un concejal incomprable, he presentado más de 150 proyectos, no soy ‘ñoqui’ ni corrupto y eso me genera pagar el costo de la persecución del poder político de turno”, se había defendido  D’Amico ante las críticas.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!