Secciones
Política

Tras hablar de “falso atentado”, pidieron la remoción de Granata de la Cámara

La panelista afirmó que el ataque contra Cristina fue una “pantomima”.

Así como logró construir una carrera en el mundo del espectáculo en base a sus peleas con sus ex parejas y con compañeras de trabajo, Amalia Granata utilizó la misma estrategia para ingresar en el mundo de la política. Aunque sus enfrentamientos se dieron durante el debate de la ley de la interrupción voluntaria y legal del embarazo. Por supuesto, Granata estaba del lado del aborto ilegal y de los pañuelos celestes.

 

Esas peleas mediáticas y el apoyo de múltiples sectores de poder, la convirtieron en diputada de la provincia de Santa Fe. Desde entonces, aunque mantiene su trabajo como panelista de espectáculos en el programa de Marcelo Polino, comenzó a formar su perfil en la política, bien alineada a la derecha y cercana a la línea dura de Juntos por el Cambio, a pesar de no integrar ese espacio.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Con ese posicionamiento ideológico, Granata entendió que con duras críticas al Gobierno Nacional podía sumar votos y seguidores. Así fue que desde la asunción de Alberto Fernández y de Cristina Fernández de Kirchner, dedicó entrevistas y posteos en Twitter para criticarlos, muchas veces sin pruebas, otras sin razón y en todas con faltas de respeto.

 

 

Pero, en la noche del jueves 1°, Granata cruzó un límite democrático. Tanto como ciudadana pero mucho más por su rol como representante del pueblo. ¿Qué pasó? Tras el atentado a Cristina en la puerta de su casa de Recoleta, donde un hombre llamado Fernando André Sabag Montiel, le apuntó al rostro con una pistola y gatilló dos veces. La bala no salió de casualidad y el atacante fue detenido.

 

A solo 40 minutos del atentado, Granata fue una de las primeras referentes de la oposición que habló sobre el tema en Twitter y, en lugar de repudiarlo, dudo sobre el hecho. "¡Todo armado, qué pantomima! Ya no saben qué hacer para victimizarla para que suba en las encuestas. Demasiados (Sic) obvios. Se les acaba la joda del choreo y la corrupción. Vamos argentina, que podemos salir adelante sin estos delincuentes", fue su primer tuit.

Más tarde escribió en la red social del pajarito: "¿Se acuerdan del otro atentado que se inventó? El de las piedras en la ventana de su despacho. ¿Todo armado?". Antes había retuiteado a un seguidor que hablaba de “falso atentado”.

 

Enseguida agregó en otro tuit en el tono de Javier Milei: “¡Qué tibia es la oposición! Con esta casta no salimos más". Y agregó en referencia a Cristina: “Ella es brillante!!! Logro quedar como mártir y que la oposición le rinda homenaje y le regale la reelección y los fueros!!! La aplaudo de pie. Se los fuma bajo el agua a TODES”. En la madrugada, al ver la repercusión, Granata borró varios tuits. Pero ya era tarde.

 

El jefe del bloque Justicialista en la Cámara de Diputados de Santa Fe, Leandro Busatto, anunció que hoy los diputados del Partido Justicialista pedirían la remoción de la cámara de Granata. "Ratifico: mañana (por hoy) con la firma de las y los diputados del bloque del PJ vamos a pedir una cuestión de privilegio y la remoción de la cámara de diputadas y diputados de Santa Fe de Amalia Granata. No vamos a tolerar, ni convivir con estos discursos antidemocráticos y de odio. Basta".

 

Granata le respondió: "Juicio político le tienen que hacer ellos a sus dirigentes por robarse las vacunas por hacer fiestas clandestinas, por dejar a los niños sin escolaridad. Son unos nefastos caraduras. Me repudian a mí, pero no a las fiestas clandestinas de su gobierno. Las vacunas robadas de su gobierno. Las muertes por inseguridad de su gobierno. Pero son unos infames".

 

Finalmente, hoy por la tarde, en la Legislatura de la provincia de Santa Fe, pidieron su remoción. Así lo informó Busatto en Twitter: “Como anticipamos ayer, hoy ingresamos a la Cámara de Diputadas y Diputados el pedido de remoción de Amalia Granata, por sus declaraciones posteriores al atentado que sufrió la vicepresidenta @CFKArgentina”. Y completó: “No vamos a tolerar discursos antidemocráticos y de odio dentro de la Cámara. Es por eso que solicitamos la remoción de Amalia Granata, por sus dichos tras el intento de magnicidio (así lo definimos los integrantes de @CamaraDipS) contra @CFKArgentina”.

 

Por ahora, los diputados peronistas trabajaron con otros de la oposición para efectivizar la salida de Granata de la Cámara. Desde Juntos por el Cambio y la UCR pidieron “tiempo” para analizar la situación y se excusaron: “No es el momento”.

 

En una entrevista, tras el pedido de remoción, Granata dijo sobre Busatto: "Con qué argumentos el señor Quico, que entiendo que es letrado, va a destituir a alguien.... ¿por decir lo que piensa?... ¿Y entonces qué hacemos? Porque yo cada vez que me siento en la Legislatura a escuchar los discursos, creo que no coincido con casi ninguno. Y sin embargo no pido la destitución de mis compañeros".

 

Y finalizó: "Primero que esto no sucedió dentro de la Cámara. Y segundo, con qué argumentos él que es abogado, es diputado hace mucho tiempo y conoce los reglamentos, pide mi expulsión... Me parece que esto es un circo del señor Quico, porque está lanzando su candidatura a gobernador. Y qué mejor que colgarse de esta señora que, además, tiene prensa nacional".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!