Secciones
De cara a las generales

Tras la derrota de las PASO, las medidas económicas que tiene en carpeta el Gobierno

El oficialismo apunta a mejorar su performance electoral en noviembre.

Después de la derrota de las PASO, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reclamó públicamente que el motivo principal de los malos resultados tuvo que ver con la falta de dinero en los bolsillos de la gente. En pos de intentar mejorar el resultado en las generales de noviembre, el Gobierno se apresta a hacer una serie de anuncios de medidas económicas entre las que se destaca, aunque no está confirmado, el regreso de un programa similar al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el aumento de salario mínimo vital y móvil, entre otros.

A su vez se piensa en otro bono de la ANSES, pero para jubilados que cobren la mínima. Estas serán las ayudas sociales que anunciaría el gobierno de Alberto Fernández tras la oficialización del nuevo Gabinete este lunes.

Además, evalúa lanzar créditos a tasa cero para trabajadores asalariados, el lanzamiento del plan PreViaje para jubilados, y aumento de salarios por decreto. Desde el oficialismo, presentaron un proyecto para que el Gobierno disponga por decreto una suba salarial para trabajadores del sector público y privado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De hecho, el Gobierno adelantó para el próximo martes la revisión del Salario Mínimo con el propósito de resolver lo antes posible la suba acordada meses atrás, de 35%, a un valor de entre 46 y 48 %, incluso por encima del promedio de las paritarias del segundo semestre. Además, estará en línea con el anuncio de la suba a 175 mil pesos del mínimo no imponible para el pago de Ganancias.

El ajuste en el piso salarial, que incluirá una nueva revisión en febrero y vigencia hasta marzo, tendrá un efecto marginal sobre trabajadores formales (se calcula que entre 100.000 y 300.000 son los que no están regidos por convenios colectivos) pero el mayor impacto se dará en el valor de los planes sociales: cada "salario social complementario" equivale a la mitad del mínimo, vital y móvil, que en la actualidad es de $29.160 , y se modifica según sus cambios periódicos.

El debate quedará a cargo del Consejo del Salario que se reunirá de este modo por segunda vez en el año, luego del acuerdo tripartito de fines de abril pasado. Los programas impactados de lleno por la variación del salario mínimo son el Potenciar Trabajo, el Acompañar y las becas Progresar, pero también incide sobre el valor que el Gobierno les asigna a los subsidios Repro con los que complementa el pago de sueldos en las empresas.

Desde el Gobierno explicaron que "será un IFE más acotado y pensado para los sectores más postergados y más afectados por la inflación, la falta de empleo y la pobreza". Cualquier tipo de beneficio por parte de Anses requiere tener actualizados los datos personales y familiares en el sitio web. Mientras que, para actualizar relaciones familiares (hijos o pareja) o datos de identidad, se debe presentar la documentación necesaria en Atención Virtual.

Asimismo se evalúa lanzar un bono de ANSES para jubilados que cobran la mínima que sería de unos $6.000 y se pagaría por única vez en octubre. También podría haber novedades para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo a través de tener una ayuda adicional. Otra de las medidas que se estudia es la de no aplicar el tope a las jubilaciones fijado por la fórmula de movilidad aprobada en 2020. Si bien para calcular el aumento se toman en cuenta los salarios registrados y el padrón de beneficiarios, la recaudación total de ANSES fija el límite de los aumentos de los haberes. 

Ese gasto adicional de $ 70.000 millones dejará aún al gobierno con margen fiscal gracias al ahorro del ministro de Economía, que quedó en la mira de la vicepresidenta. En su carta le pidió al Presidente que se siente junto a Martín Guzmán a revisar el Presupuesto enviado el miércoles pasado y acelerar la ejecución del gasto, lo que implica una inyección extra de $ 550.000 millones.

En ese contexto, el Gobierno logró computar casi un 1% del PBI extra de recursos en pesos a través de un decreto emitido este sábado. La medida permite incorporar como recursos corrientes al Presupuesto 2021 los DEG del FMI, autorizar al Tesoro a emitir una letra intransferible al Banco Central y obtener divisas para pagarle al Fondo.

El Ministerio de Economía aclaró este domingo que "el DNU establece la emisión de una Letra Intransferible que permita mejorar la composición del financiamiento del Tesoro Nacional, sin que el DNU modifique el gasto primario presupuestado". Y el Tesoro destinará los $ 422.174 millones por la venta de DEG al BCRA para cancelar Adelantos Transitorios por ese monto.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!