Secciones
Elecciones 2021

"Un aplauso para el jamón crudo": del asado de Alberto y Santoro, a las facturas de Macri

Con lasagna, jamón crudo, asado o queso y dulce, los políticos disfrutaron a su manera de una jornada electoral histórica en medio de la pandemia del coronavirus. 

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)​ nos brindaron hasta el momento un gran número de anécdotas: desde "carpinchos" votando hasta un hombre de 103 años haciéndose presente en un colegio de Olivos para ejercer su derecho. Pero la clase política tampoco fue la excepción y dejó también momentos que van a ser difíciles de olvidar, empezando por el presidente Alberto Fernández.

El presidente, haciendo alusión a la frase que dice "al que madruga, Dios lo ayuda", emitió su sufragio pasadas las 9.30, en la mesa 69 del establecimiento electoral ubicado en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA) en el barrio de Puerto Madero. “Aspiro que tengamos un día de tranquilidad donde vayamos a votar todos y luego esperar a la noche los resultados”, sostuvo ante las cámaras.

De ahí, el presidente regresó a Olivos y, más tarde, se presentó en el bodegón El Alba, del barrio porteño de Boedo, donde se encontró con el diputado nacional en la Ciudad Leandro Santoro y el senador Mariano Recalde para disfrutar de un relajante almuerzo. "Pudimos lograr un acuerdo entre todas las fuerzas políticas para postergar la elección por un mes. Eso hizo que se distribuyan doce millones de vacunas y la gente pueda ir a votar más tranquila”, dijo el mandatario en CN5.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En ese momento, se preparaba para recibir una porción de queso con dulce de batata -que Santoro le había pedido- y un plato de jamón crudo, todo acompañado por una gaseosa de pomelo. Si bien el mandatario sostuvo ante la señal de noticias que había llegado "para el café", no dudó en probar el jamón crudo, la especialidad del lugar. "Quiero acompañarlo a Leandro, ha hecho una extraordinaria campaña. Estamos con muy buenas expectativas, contentos", resaltó.

Según explicó Santoro, el reencuentro con Alberto en el bodegón se debió a una simple cábala entre ambos: "La vez pasada que nos juntamos a comer antes de la elección le fue bien, porque ganó", subrayó. Del otro lado de la vereda, Juntos por el Cambio comenzó su tradicional desayuno en una sede distinta al clásico Café Tortoni: esta vez, compartieron la mañana en Croque Madame ubicado en Vuelta de Obligado 2155.

Del encuentro participaron María Eugenia Vidal, Martin Tetaz, Paula Oliveto, Martin Lousteau, Patricia Bullrich, Maxi Ferraro, Fernando Straface, Emanuel Ferrario y Horacio Rodriguez Larreta. "Estamos acá porque estamos más seguros en cuanto a protocolos, quisimos tomar todas las medidas de seguridad necesarias. Mi sueño es que todos los argentinos vayan a votar, que se expresen", sostuvo Vidal.

Con respecto a cómo será su agenda, la ex gobernadora bonaerense explicó que antes de las 20 horas pasará el día en tranquilidad junto a sus hijos y su familia. “Yo cumplí años esta semana y bueno por campaña no pude festejar, así que voy hacer un almuerzo en familia para festejar y estar con mis hijos”, dijo la madre de Camila, Pedro y María José Tagliaferro.

Luego, la pareja del periodista Enrique "Quique" Sacco reveló: “A partir de las ocho, más o menos, me van a encontrar en el búnker”. A su turno, Mauricio Macri llegó a la Escuela 16 Wenceslao Posse, del barrio porteño de Palermo, con una bolsa de facturas que no pudo darle a los fiscales de mesa por cuestiones de protocolo. "Comienza a definirse en qué tipo de país, en qué modelo de sociedad vamos a vivir y con qué libertad", sostuvo. 

El paquete, con una docena de medialunas, fue a parar a manos de los medios. Al igual que el presidente, Macri llegó a la escuela a las 9.30, votó de manera exprés en la mesa 6584 y más tarde se dirigió a su quinta Los Abrojos para comer su tradicional parrillada de los domingos. "Y a partir del lunes estamos todos juntos en busca de la patria que queremos", señaló el ex presidente

El presidente de la Cámara de Diputados y titular del Frente Renovador, Sergio Massa (FdT), votó este domingo en el partido bonaerense de Tigre y dijo que la concurrencia a las urnas "viene siendo alta comparada con otras elecciones". Llegó acompañado de su esposa y titular de Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA), Malena Galmarini, e ingresó a votar a las 14.15 a la Escuela número 34, poco antes de comer la lasagna que hizo Lucy, su madre.

Esa es una de las tantas cábalas de Massa, claro está. "Cumplí con todas las cábalas. Anoche compartí con los amigos que siempre comparto antes de una elección un asado. Ahora me voy a comer a lo de mi vieja una lasagna, como siempre, aunque haga calor", afirmó. El presidente de la Cámara de Diputados  se dirigió luego a la gobernación bonaerense para ver a Axel Kicillof y luego esperará los resultados en el búnker del FdT en el barrio porteño de Chacarita. 

Como último detalle de color, está el caso de la precandidata a diputada por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz: llegó cerca de las 10 de la mañana a la Escuela N°67 de Gorina, una pequeña institución de la localidad de Los Porteños, en City Bell, manejando su auto. Allí, en las únicas dos mesas de votación, fueron fiscales de mesa sus tres hijos: Bautista, Juana y Joaquín. “Desde que somos mayores de edad siempre fiscalizamos, mamá siempre nos inculcó ese compromiso y lo disfrutamos”, señalaron los tres. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!