Secciones
Intento de magnicidio

Un "fierro", financiamiento secreto y odio: día a día, la previa del atentado contra CFK que arrancó en abril

Brenda Uliarte fue procesada junto a Fernando Sabag Montiel. Cada vez están más comprometidos.

Hace quince días, el 1° de septiembre, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sufría un intento de asesinato en la puerta de su domicilio en el barrio de Recoleta, y la escena de Fernando Sabag Montiel gatillando dos veces frente a su cara, pasaba a ser la imagen que más se iba a repetir en todas las pantallas del país y del mundo.

Con el transcurrir de los días, la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, avanzarían en la investigación y aprenderían a la novia del tirador, Brenda Uliarte, quien había negado su involucramiento en una entrevista televisiva.

Hoy, con dos detenidos más, Agustina Díaz y Gabriel Carrizo, y gracias a las abundantes pruebas encontradas en el teléfono de Uliarte, la causa se encaminó y tanto Sabag Montiel como su novia fueron procesados con prisión preventiva por el delito de coautores de homicidio agravado por el empleo de armas de fuego, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ahora las pruebas demostraron que el arma con el que intentaron matar a CFK fue adquirida por Uliarte el 22 de abril de este año, en el marco de que tenía problemas con una expareja de ella. Aunque también significó el comienzo de su plan para terminar con la vida de la vicepresidenta.

Así por lo menos lo vio Capuchetti, quien en el expediente sostuvo que el elemento "pone de relieve que, para esa época, Uliarte ya había tomado la decisión de atentar contra la vida de la Vicepresidenta, iniciando así el curso del plan al cual solo le bastaba definir las circunstancias de modo, tiempo y lugar de su ejecución, lo cual ocurrió posteriormente a partir de la inteligencia que tanto ella como Sabag Montiel realizaron en días previos al atentado".

El origen del arma

Los mensajes de Uliarte exhibieron el origen de la pistola Bersa con la que intentaron matar a CFK. Según lo que ella habló con su amiga Serena, el arma fue adquirida por seguridad personal, por tener problemas con un exnovio. "Sí, tengo un fierro; lo compré porque mi ex está jede", le dijo. También a Fran, otro amigo, le confesó lo mismo: "Tranqui, no va a pasar nada… es mío el fierro".

"Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina", le escribió Brenda a Díaz. A lo que ella contestó: "¿Otra vez?". "Me dan los ovarios para hacerlo. El tema es cómo porque la vieja tiene seguridad", retrucó la vendedora de algodón de azúcar. "Por eso te amo", le respondió Agustina, quien en su declaración describió a Uliarte como fabuladora y mitómana.

Al otro día de esa conversación, otra que tuvo con 'Nacho' expone que la intención de liquidar a CFK ya estaba tomada: “Para limpiar Argentina hace falta que corra sangre… de poder, se puede; hay que encontrar la manera". Y también le planteó la posibilidad 

Y, sobre la idea de un sicario, añadió: “No necesito pagarlo, yo puedo serlo (hacerlo)... Sé usar un fierro, no soy francotiradora, pero algo es algo… Hay que encontrar un hueco, ser estratega

Un alquiler para usar francotiradores

En los últimos días y gracias a los mensajes destrabados por la investigación, se pudo saber que la pareja procesada para el 23 de agosto intentó alquilar un departamento frente al hogar de CFK. 

"Me contestó el tipo del alquiler de Recoleta. Para el sábado tenemos que verlo y dice que no tiene… Eh… No sé, tiene que coordinar varias entrevistas y que le dejen una seña viste... Que sé yo, así que le dije que íbamos a tener plata para dejarle una seña”, escribió ese día Uliarte a Sabag Montiel. Y luego le preguntó si le gustaba el lugar.

"No me gusta el depto, el pelo sí. Cristina y la gente está reunida en Recoleta. Para pegarle un corchazo", contestó el brasileño.

La respuesta de Brenda fue en un audio que decía así: "No amor, laburamos esta semana y el sábado vamos y le dejamos una seña, ya fue…Alto depto ese de Recoleta amore, si vieras donde vive Cristina entendés, Cristina vive en Recoleta, estamos re cerca de la mina. La podemos hacer pija, eh…Sí, hay que ir y pegarle un corchazo ¿Sabés que hace falta? Un francotirador, viste que la mina se pone en el balcón, hace falta ahí y pimba, un tiro en la cabeza, hacerla mierda…"

El primer intento

El 27 de agosto fue el primer intento de asesinar a CFK. Esto se pudo comprobar, también, gracias a los avances en la investigación y la exposición de los mensajes del día en el cual la figura política salió a hablar con sus militantes, luego del conflicto con el vallado.

"No, ya se me… metió adentro y el escenario y el anfiteatro lo sacaron, y estuvo… le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió a un Toyota Etios eh y se fue, un quilombo, y ella está ahí metida arriba, pero no creo que salga así que ya fue, deja, voy para allá, no traigas nada", escribió Sabag Montiel a su novia ese día. "Al pedo q vengas…No va a salir…Ya se metió adentro". "Que hija de puta la Cristi…Se da cuenta", le contestó Uliarte.

El sadismo de Sabag Montiel quedó expuesto en el análisis que hizo de lo que iba a ocurrir cuando mate a la vicepresidenta: "Que gracia me dan todos esos putitos ahí sacándose fotos, cholulos, haciéndose los peronistas con la 'V' vos llegas a tirar con el fierro ahí y llegas a arrancar a los tiros ¿Vos sabes cómo salen todos corriendo? Pánico, el caos que se genera. O sea, es muy difícil… O sea, si yo disparo, después de los tiros van a saber que yo tengo el fierro, voy a tener que sacar el cargador y me van a tener que sacar el fierro, pero no van a tener las balas, entonces eh me van a cagar a piñas, pero más de uno, a ver, me pueden agarrar entre varios, pero otros van a correr y va a ser muy difícil que se yo".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!