Secciones
Política

Violencia y denuncia: los detalles de la explosiva ruptura entre Mariana Zuvic y Eduardo Costa

La precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio en la Ciudad blanqueó su separación del padre de sus dos hijos y lo denunció penalmente por "violencia económica".

"Ella dijo que con Néstor nos maltratábamos y que éramos un matrimonio de ficción. Dios mío... ¡De ficciónl. .. ¡justamente ella! Es un secreto a voces para toda la ciudad de Río Gallegos que sirve de ´pantalla´ para su marido y padre de sus hijos. ¡Dios mío, cuánto cinismo!" .

Esta frase fue escrita por la mismísima ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en su libro "Sinceramente", y se refiere –aunque sin nombrarla directamente- a la precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio en la Ciudad, Mariana Zuvic.

Por estas horas, la separación de la integrante de la Coalición Cívica del senador nacional por Santa Cruz Eduardo Costa y candidato a gobernador es un hecho. Zuvic y Costa son, o más bien eran, una pareja muy reconocida por el sur. Al igual que el matrimonio Kirchner, ganaron su fama a través de la actividad política en Santa Cruz y, en este ultimo caso, con sus continuas denuncias contra Cristina y Néstor Kirchner.

Zuvic y Costa son padres de Carlos y Felicitas. BigBang intentó comunicarse con Zuvic, pero sin suerte. Sus allegados afirman que la ruptura se debió al desgaste de la pareja y que se hizo en buenos términos. Sin embargo, otros remarcas que las cosas no terminaron bien y que el malestar de la diputada se debe a que Costa dejó de pagar los gastos mensuales de la familia.

Algo que desde el entorno del legislador de Cambiemos desmintieron rápidamente, al aclarar que el empresario está al día no solo con la cuota alimentaria de sus hijos sino que además mantiene la casa de Barrio Parque en la que vive actualmente Zuvic.  

Sin ir más lejos, en una entrevista a Clarín en el año 2017, la propia integrante de la CC afirmó que ella no tenía bienes a su nombre ni tarjetas de crédito. Sin embargo, era una usuaria cotidiana de las extensiones de tarjeta de crédito corporativas del HiperTehuelche, la empresa de Costa.

Pese a esto, Zuvic no tardó en blanquear la ruptura con el empresario a través de su cuenta de Twitter –que generalmente utiliza para hacer campaña a favor de Cambiemos- y lo denunció ante la Justicia por "violencia económica". “La #ViolenciaEconómica no discrimina. De manera silenciosa podemos ser víctimas”, escribió junto al hashtag #JuntasPodemos.

¿Qué es la violencia económica?

La ley 26.485 de Protección Integral de las Mujeres la define como el "menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer", a través de la sustracción, limitación o el control. A través de un video que compartió la propia Zuvic, la especialista Helena Estrada señala que la violencia económica es una "violencia de género silenciosa".

"La violencia económica y patrimonial es la que ocurre cuando en una relación entre un hombre y una mujer, hay primero una disparidad de poder entre ellos dos, el hombre abusa de esa disparidad para ocasionar un menoscabo económico o patrimonial hacia la mujer". Por ejemplo, a través de no compartir sus bienes o el ocultamiento de parte del patrimonio familiar.

¿Quién es Eduardo Costa, el legislador más rico del país?

Por el lado del senador radical - el legislador más rico del país- es un muy acaudalado empresario, considerado casi un magnate en su tierra. Costa es dueño de la cadena Hipertehuelche, un hipermercado que se dedica principalmente a la venta de artículos para la construcción pero también para el hogar y jardinería. Su sede central está en Río Gallegos, pero tiene varias sucursales en la Patagonia y hace más de una década que está en la capital pampeana.

La cadena de supermercados Hipertehuelche es la más grande de la provincia, con sucursales también en Chubut, Río Negro, Buenos Aires (Bahía Blanca), La Pampa (Santa Rosa) y Tierra del Fuego (Río Grande).

En marzo de este año, los trabajadores de su sucursal de Santa Rosa fueron notificados que iban a recibir el paso de sus sueldos en cuotas debido a la crisis que atravesaba el sector y afectaba a Hipertehuelche. Por esa razón, a partir de ese mes empezaron a cobrar sus haberes en dos veces.

Costa se recibió de contador público y administrador de empresas. Según su declaración jurada del año 2015, su patrimonio ascendía a 135,3 millones de pesos, más del doble que lo declarado por Máximo Kirchner. En 2012, por ejemplo, el patrimonio de Costa ascendía a $73.627.236.

En su momento, la actual senadora Cristina Kirchner señaló que Costa compró terrenos en El Calafate a $7,50 pesos el metro cuadrado, en el marco del decreto y la promoción que entonces puso en marcha el intendente Néstor Méndez.

En 2004, el diputado radical compró casi 30 mil metros cuadrados a ese valor, donde instaló un Hipertehuelche, mientras que su hermano Horacio compró otros 5.000 metros cuadrados al mismo precio.

También le fueron asignados terrenos fiscales en pleno centro de Caleta Olivia. Según Costa, fue a través de una subasta pública, pero la propia UCR pidió informes porque la compra les resultó sospechosa, ya que la subasta no se publicó. Costa argumentó que pagó lo que pedía el municipio, pero los dirigentes de su partido le pidieron que devolviera los terrenos como “gesto ético”.

La familia Costa es dueña de Costa Construcciones y de importantísimas concesionarias de autos. Su padre, Carlos Costa, fue uno de los empresarios santacruceños que mayor vínculo económico y político mantuvo con la última dictadura cívico militar.

Carlos Costa se dedicó al trabajo independiente hasta que en 1975, sin ninguna vinculación con el rubro, abrió un local de venta de caños de cemento comprimido en la provincia de Santa Cruz. En ese entonces, la provincia estaba intervenida por el coronel Alberto Calloni.

Al poco tiempo de abrir su pyme, Costa padre se presentó en una licitación en la que su fábrica de caños fue la única ganadora y la encargada de garantizar que todos los pueblos de la provincia contaran con una nueva red cloacal.

Eduardo Costa es, además, el referente de Cambiemos en la provincia de Santa Cruz. Allí ganó las legislativas de 2017 y este año irá una vez más como candidato a gobernador, luego de haber sacado más votos en las elecciones de 2015, donde perdió por la aplicación de la Ley de Lemas, que sumaba los votos de otras listas a la de Alicia Kirchner.

Las sospechas de lavado de activos surgieron en 2014, cuando la AFIP detectó que el Hipertehuelche había recibido aportes de capital de una empresa uruguaya –Holmen SA- que luego de un tiempo fueron capitalizados directamente por Costa y su grupo familiar. La Procelac detectó al menos dos operaciones por aproximadamente 3 millones de dólares. 

Según consta en el expediente CFP N°7771/2014 (lavado de activos), el movimiento de las tarjetas de crédito de Costa y Zuvic generaron al menos 60 reportes sistemáticos de la Unidad de Información Financiera (UIF). El 99 por ciento del capital de Costa está integrado por las acciones de su grupo económico: además de su cadena, tiene negocios hoteleros, compra y venta de autos, emprendimientos inmobiliarios y energéticos (hidrocarburos y renovables).

Al denunciar judicialmente al padre de sus hijos, Mariana Zuvic​ recibió el apoyo de otros dirigentes como el de Elisa Carrió, el diputado nacional Juan Manuel López, la diputada provincial Maricel Etcheoin y el legislador porteño Maximiliano Ferraro, primer candidato a diputado nacional por la lista que encabeza Rodríguez Larreta, entre otros.

Cabe remarcar que Zuvic enfrenta una querella junto a Carrió y Paula Oliveto, en el marco de la causa por extorsión y espionaje ilegal que lleva adelante contra el falso abogado Marcelo D’Alessio, y que investiga el juez federal Alejo Ramos Padilla.  La denuncia a las integrantes de la CC fue presentada por el ex embajador ante el Vaticano, Eduardo Valdés, quien las acusa de los delitos de violación a la ley de inteligencia, encubrimiento agravado y violación de secreto.

Al mismo tiempo,  Zuvic no registra haber trabajado nunca en relación de dependencia, tampoco es monotributista y no tiene historial en el sistema financiero y crediticio. En medio de este contexto, Zuvic no solo denunció públicamente a su ex pareja, sino que confirmó que ya realizó la demanda penal correspondiente. Mientras tanto, ambos ya dejaron en manos de sus abogados la resolución de su divorcio, así como también a la división de bienes.

Temas

  • Mariana Zuvic
  • Eduardo Costa

Comentarios