Secciones
Política

Vuelta a casa: representantes de Córdoba participan de congreso del PJ después de 10 años

El Presidente buscó recomponer la relación con el gobernador Schiaretti.

La participación de los congresales que representan a la provincia de Córdoba en la asamblea nacional del Partido Justicialista (PJ) es una de las noticias políticas de mayor impacto en la semana, porque implica el retorno al redil de un dirigente de enorme peso y brinda más consistencia al armado político del presidente Alberto Fernández.

Fue el ministro del Interior, Wado de Pedro, el encargado de reconstruir la relación con el gobernador Juan Schiaretti, por indicación directa del primer mandatario.

El peso electoral y político de Córdoba es evidente: en las elecciones presidenciales de octubre Mauricio Macri cosechó más del 61% de los votos, un guarismo comparable sólo a lo que obtuvo en la ciudad de Buenos Aires.

El actual presidente del PJ, José Luis Gioja, consideró que la presencia de los congresales de Córdoba es "una muy buena muestra de un muy buen camino" que se empezó a "transitar" con el gobernador Schiaretti.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Yo quiero la unidad del justicialismo; no hay ningún condicionamiento de parte mía para lograr la unidad", dijo Gioja que aspira a seguir en la conducción del partido, al igual que el que el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

"La pelea es trabajar por la unidad y la lista única es lo mejor que nos puede pasar", insistió Gioja.

En esa línea, dijo que le alegra que "que hayan vuelto los congresales de Córdoba y La Rioja, quienes van a estar después de mucho tiempo para trabajar y soñar con un peronismo que sea unido porque la unidad significa triunfo en Argentina".

"Sería muy bueno que se acerque Schiaretti (al gobierno); que estén los congresales es una muy buena muestra de un muy buen camino que empezamos a transitar", afirmó.

El acercamiento de Schiaretti al PJ se puso hoy de manifiesto con la presencia de sus congresales después de 10 años de haberse ausentado. El distanciamiento del PJ cordobés arrancó cuando CFK estaba a cargo de la presidencia.

El ministro del Interior fue quien por orden de Fernández se encargó de reconstruir la relación con Schiaretti, quien en las elecciones presidenciales se mantuvo distante del armado nacional.

Relación directa

De Pedro es quien trata en forma directa con Schiaretti las relaciones institucionales y políticas en esa idea de acercar a Córdoba al armado nacional. La presencia de los cordobeses en el congreso nacional del PJ es fruto de esa relación.

Schiaretti y De Pedro se reunieron dos veces en Buenos Aires y cuando ya asumió formalmente en su cargo Córdoba fue una de las primeras provincias que visitó para recomponer los lazos.

La nueva vinculación política también tiene su correlato en Congreso. “Los legisladores de Schiaretti están acompañando las iniciativas de la Casa Rosada.  El otro día, por ejemplo, en la reforma de las jubilaciones de privilegio dieron quórum y acompañaron el proyecto”, cuenta cerca del ministro.

“La relación con la provincia, y en particular con el gobernador es muy buena. Hemos tenido muy buen diálogo. La relación institucional tiene que ver con recomponer una relación con el gobernador”, dijo De Pedro en enero último a La Voz del Interior, después de haberse reunido con Schiaretti.

“Escuchamos los reclamos del gobernador por algunas deudas que tenía el gobierno de Mauricio Macri. Entra dentro del análisis de la situación que tienen todas las provincias. Hay una excelente relación personal con Schiaretti”, agregó entonces.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!