Secciones
Entrevista exclusiva

Yacobitti, la mano derecha de Martín Lousteau: "No vamos a perder la autonomía para criticar"

Después de más de un año de silencio, el reciente candidato a diputado nacional habló en exclusiva con BigBang.

Hombre fuerte del radicalismo porteño, histórico referente universitario de la ex Franja Morada, formado en el colegio Carlos Pellegrini, continuó con su formación en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA de la cual es su actual vicedecano. Candidato por primera vez al Congreso, Emiliano Yacobitti rompió el silencio en diálogo con BigBang y contó algunos de los detalles de su decisión por competir por una banca, como también del desafío por mantener la identidad crítica de la UCR porteña dentro de Juntos por el Cambio.

-Después de muchos años en la política universitaria y luego siendo el hombre fuerte del radicalismo en la Ciudad decidiste competir por una banca en el Congreso. ¿Cuál fue el motivo que te llevó a tomar esa decisión?

-Primero que la candidatura la decidió el partido y en ese sentido me parece un orgullo que me hayan dado esa responsabilidad. ¿Por qué la asumo? Porque me parece que es interesante; que creo que después de muchos reclamos y tiempo nosotros logramos que el espacio se amplíe hacia varios lugares y era el momento de estar. En lo que viene el poder legislativo va a tener mucho que ver, mucho para discutir, me parece un desafío interesante.

Después de muchos reclamos y tiempo nosotros logramos que el espacio se amplíe hacia varios lugares"

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

-¿Cómo vez la elección en la Ciudad?

-Bien, no recuerdo otro frente político tan grande y amplio como el que se constituyó en esta ocasión. Un dato no menor es que el frente es tan amplio que todas las fuerzas políticas que integraron ECO están en su totalidad dentro de Juntos por el Cambio. Después de competir varias veces con el PRO, reconociendo que había cosas bien hechas pero que se debían discutir ciertas prioridades, logramos acordar consensos básicos en cuanto a qué mejorar y qué podemos aportar. 

-¿Larreta va a ganar en primera vuelta? Porque las encuestas lo dan por arriba de los 50 puntos

-No vi ninguna encuesta; yo soy un convencido de que los frentes electorales no suman necesariamente lo mismo que todas las partes por separado. En este caso tenemos que trabajar para mostrarle a los porteños que priorizamos el diálogo y ponernos de acuerdo. El resultado de eso va a ser muy bueno.

-¿Qué cambió a nivel Ciudad para que desde 2015 a ahora, Lousteau, la UCR porteña y vos hayan decidido confluir en un frente electoral?

-Si vos haces un repaso de cada una de las campañas en lo que nosotros hicimos vas a encontrar una coherencia. Incluso en la elección de 2015 propusimos hacer una PASO con Michetti y Rodríguez Larreta para hacer un frente lo suficientemente amplio para hacer todas las transformaciones que necesitaba la Ciudad; en todas las campañas planteamos distintos ejes, algunos el Gobierno los tomó porque lo bueno que tiene discutir en las campañas temas reales, es que después incluso para el que gana son muy difíciles de no abordar.

Hacía mucho que en la Ciudad no se discutía las prioridades del gasto, después que se discutieron terminó siendo una prioridad para el que tenía que gobernar. Porque lo que pudimos generar es una alternativa y eso lo que hace es que el Gobierno gobierne mejor.

-¿Por qué entonces no hay PASO en la Ciudad?

Hoy la elección se juntó, se eligen varias categorías y pudimos generar un consenso. Lo que no quiere decir que el día de mañana sea así; pero lo que sí definimos fueron reglas claras de que si el día de mañana tenemos diferencias sobre quiénes son los candidatos tenes reglas claras dentro de este frente tan amplio. 

Eso le da previsibilidad no sólo a los que están dentro del Frente sino también a quienes queremos convocar. Dentro de la selección abrimos los partidos, los que participan, y traer no sólo gente que piense como nosotros sino también que nos puedan aportar cosas.

-¿La apertura para el armado electoral es a la vez también a nivel gubernamental en la Ciudad? 

-Yo soy de los que creen que las coaliciones políticas la sociedad elige quien gobierna, y después el que gobierna, convoca. Pero nuestra obligación va a ser desde las Cámaras representar lo que venimos diciendo, como decías vos desde el 2013 en adelante. Si después se da la posibilidad de integrar el Gobierno, nuestros equipos técnicos siempre van a estar a disposición para quien gobierne. Pero lo principal para nosotros, a mi entender, para que las coaliciones políticas funcionen es que cada uno respete la autonomía de los partidos que la integran. 

-¿En dónde te ves el 10 de diciembre de 2023?

-Terminando el mandato de diputado y ojala haya hecho el aporte que creo que puedo hacer desde la Cámara. 

-Claro pero  (Diego) Santilli al ir nuevamente como vice queda inhabilitado para competir en 2023 y en horizonte, tanto dentro de Juntos por el Cambio, como en la oposición, no se vislumbra un candidato fuerte como Lousteau.

-A mi me parece que la decisión que tomó el PRO de repetir la fórmula es positiva que tiende a capitalizar la gestión. Nosotros tenemos vocación de conducir la Ciudad pero también me puede surgir otros candidatos. A mi me encantaría que Martín sea jefe de Gobierno pero habrá que ver si en ese momento es lo que la coalición necesita. 

A priori el objetivo está puesto en resolver necesidades urgente de la gente hoy. Que tienen que ver con la desigualdad, con la pobreza, con que independientemente de los que hacemos política nos pongamos de acuerdo en que los que están relegados que no pueden esperar sean la política de Gobierno. Eso tengo ocupado centrarme  los próximos cuatro años si la gente me elige como diputado.

-Te quiero llevar un poco al plano nacional. ¿Cuál es tu análisis de las elecciones que se vienen?

-Los dos espacios se abrieron. Hay quienes les habría gustado abrirse más, yo hubiese preferido que haya más primarias porque son la mejor herramienta para seleccionar a los candidatos. Pero la realidad es que hoy todos los espacios son más amplios. ¿La incorporación de (Miguel Ángel) Pichetto amplía? Si amplía ¿La incorporación de Martín (Lousteau) amplía? Sí, amplía. Porque todo el mundo sabe que son personas que tienen un criterio propio y que lo van a seguir manteniendo. Las diferencias dentro de un mismo frente hacen que las políticas de gobierno haya que consensuarlas. Nosotros venimos diciendo eso desde hace tiempo. A nivel nacional va a ser una elección pareja, pero muy positiva.

-En la última convención de la UCR fuiste una de las caras visible, con el escenario actual, ¿cómo ves el rol del radicalismo en un eventual nuevo gobierno de Mauricio Macri?

-El radicalismo tomó la decisión de ser protagonista, hay muchas personas de peso que van a estar en la Cámara. Lo que queda claro es que el rol que tiene en esta coalición va a ser central en el Parlamento para definir las políticas de gobierno, resolver los problemas urgentes que tiene la Argentina, creo que tenemos que trabajar para llevar adelante las reformas estructurales que el país necesita y también por supuesto que el radicalismo va a proponer a sus cuadros técnicos que vienen gobernador provincias y municipios a lo largo y a lo ancho del país para colaborar en todo lo que se pueda en el futuro gobierno.

-¿La UCR puede volver a ser un factor de peso a nivel nacional?

-El fuerte del radicalismo es ser una fuerza política nacional. Eso lo vimos en Gualeguaychú  2015 cuando la política estuvo paralizada para ver qué podía pasar y las consecuencias podría traer la convención de ese partido. Hace poco en Parque Norte paso lo mismo. Y eso tiene que ver con que aun cuando el radicalismo por ahí no tiene un liderazgo tan fuerte como con Raúl Alfonsín lo que sí tiene es una capacidad de gestión y una territorialidad a lo largo y a lo ancho del país que es fundamental para una alianza política que pretende transformar la Argentina. 

-Si tuvieras frente a Macri ahora, ¿qué tres cambios le dirías que tiene que hacer ya mismo en su Gobierno?

-Resolver la pobreza, resolver las grandes desigualdades, tenemos que dar un paso en cuanto a la institucionalidad y que la sociedad vuelta a creer en que el sistema democrático va a ser la herramienta para resolver los problemas inmediatos,

-¿Como se puede lograr a hacer eso justamente en la campaña? Por sumado a la falta de creencia en los políticos, hay una desilusión, y así lo muestran las encuestas, con el oficialismo por la falta de resultados

-Con la autoridad que nos da haber sido crítico en muchas cuestiones eso es garantía de que este frente políticos es más amplio; que tiene distintas fuerzas con criterio propio pero que apuestan a ponerse de acuerdo y trabajar acuerdos nacionales más allá del frente para resolver problemas estructurales de la Argentina.

-¿Y la forma que van a plantear eso en la campaña va a ser?

-Soy un convencido de que la Argentina tiene que tener una serie de reformas profundas en cuanto a su sistema tributario, en cuanto a su sistema de salud, en cuanto a su sistema de Justicia, para eso vamos a trabajar. Para todo eso necesitamos tener una coalición política con un poder y correlato en las cámaras no solo para ganar una elección, sino para darle gobernabilidad. El secreto es que nosotros tenemos que salir a buscar un mandato de la sociedad para las transformaciones que queremos hacer a partir del 10 de diciembre, profundizando algunas que se dieron ahora pero sobre todo dando batallas difíciles que los únicos que no pueden perder en esa mesa son los que menos tienen. El resto seguramente todos, a inmediato plazo vamos a tener que perder un poco.

-¿Te vas a poner la Uniqlo?

-Me voy a poner la ropa que me pongo siempre (Risas)

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!