Secciones
Qatar 2022

De Rosario a Qatar: jugó en Argentinos Jr y sueña con cantarles a los jugadores de la Scaloneta

Lobell tiene 20 años, armó las valijas para irse a Qatar y habló de todo con BigBang. 

De Rosario al mundial de Qatar sin escalas. En la Argentina, como en varios otros países del mundo, los más chicos sueñan con ser las máximas estrellas del deporte, la música o del cine. De hecho, no hay adolescente al que no se le haya cruzado por la cabeza alguna vez prender una cámara y apostar al streaming, por dar un ejemplo actual. Y en el caso de Manolo Belloso, su historia arrancó con un fuerte amor a la pelota que se fue diluyendo para dar paso a su verdadera pasión: la música. Pero esta historia, como casi todas, es mejor contarlas desde el principio. Manolo es hijo de Gonzalo, un ex delantero, figura de Rosario Central y que actualmente se desempeña como Director de Desarrollo de la Conmebol.

Y como no podía ser de otra manera, desde muy chico comenzó a transitar el camino por el que había andado su papá. No lo hizo solo, su hermano Matías también optó por convertirse en futbolista. "Mi familia está muy marcada por el fútbol. Mi viejo fue futbolista y mi hermano también juega. Tenemos un gran sentimiento por el deporte y yo siento lo mismo", le contó este joven entusiasta de la pelota a BigBang.

Pero si bien en algún punto de su vida creyó que su destino era seguir los pasos de su papá -llegó a convertirse en jugador de las inferiores de Argentinos Juniors- la vida le tenía preparado otro camino. "Llegué a las inferiores, superé todas las barreras, pero tuve que alejarme de mi familia para vivir en una pensión. Por eso y por muchas otras cosas que le pasan a un futbolista dentro de una pensión decidí dejar el fútbol para hacer algo más recreativo", explicó. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Un día, con apenas 16 años, empezó a componer sus propias canciones. Y hasta se animó a cantarlas. Esto se debió a que se encontraba lejos de su Rosario natal y pasó por experiencias no tan gratas para un chico de su edad. "Desde lo físico me costó mucho y pasé por varias experiencias que viví en la pensión. Hay 29 chicos con distintas realidades y de provincias distintas dentro, y como en todos lados hay gente de bien y hay gente mala", resaltó sin ahondar en detalles.

Y si bien se trató un paso difícil de dar debido al contexto futbolístico que ostenta la familia, al joven de 20 años le fue muy bien: se pudo como apodo "Lobell" y lanzó su primer tema, llamado Fina y De Calle, mientras prepara las valijas para viajar a Qatar. Va a ser el tercer Mundial de Fútbol que verá en vivo y en directo, y espera poder llevarle su música a los jugadores de nuestra Selección. "Lolo es el apodo de toda mi vida por llamarme Manolo. Mi familia y amigos me decían Lolo y como mi apellido es Belloso, corte ambas palabras a la mitad y las uní. así nació Lobell. Estaba en la búsqueda de un nombre y me gustó ese,  me identificó desde el primer momento", resaltó.

Durante la amena charla que tuvo con este sitio, Lobell contó creció escuchando música a pesar de que en su casa solo se hablaba de fútbol. "Crecí escuchando muchísima música, sobre todo Rock con Los Redondos y me crie con mi primera computadora escuchando reggaetón con Don Omar. Eso despertó la pasión en mi. Realmente la actualidad de la música es muy buena en Argentina. Se forma una escena cada vez más grande, no solo de reggaetón. Ahora a todo se le dice género urbano y no es así. Se pueden hacer un montón de géneros y eso me motiva, y me hace conocer cada vez más este escenario", sostuvo el joven artista.

Sobre sus artistas favoritos, resaltó que en el plano nacional tiene como gran referente a Enzo Sauthier, popularmente conocido como FMK. "Me representa eta porque compone muy bien y le dedica mucho tiempo", sostuvo al tiempo que manifestó que en el ámbito internacional, una de sus figuras favoritas es Daddy Yankee. Yo me enfoco mucho en las letras. Todas mis canciones las escribí yo y tengo muchas que todavía no grabé. Eso es algo que marca la diferencia a pesar de que en la música cada vez es más importante el ritmo antes que la lírica. Hemos visto muchas canciones que son éxito y su estribillo es una sola palabra repetida hasta el cansancio", explicó.

Esto último -detalló- marca que para algunos artistas lo que más importante "es el ritmo" en una canción y no la letra de la misma. "Les importa más lo que genere al bailar que lo que dice el estribillo Yo me enfoco en ambos, creo que el ritmo es importante pero trato de dejar una historia. En mis temas hay situaciones que realmente me sucedieron y también me gusta que tenga un sentido. Creo que lo importante en esta industria es rodearse de la gente correcta y lo estoy haciendo. Sé que todo es posible si uno se lo propone y confía en sí mismo. Trato de dar lo mejor de mí; me tomo esta carrera muy seriamente y le dedico todo mi tiempo", sostuvo.

Y agregó: "Ojalá, gracias a tanto esfuerzo, algún día pueda compartir escenario con artistas locales como FMK o Duki o con referentes internacionales de la talla de Cosculluela, J Quiles o Feid”. Consultado sobre sus sueños, destacó que su más grande anhelo es cantar en el Gigante de Arroyito, el estadio de su amado Rosario Central. "Realmente mi familia vive mucho el fútbol, es la pasión más grande qué hay. A veces soy un raro en la familia por el tema de la música, hemos ido al mundial de Brasil, al de Rusia, estuvimos en la Copa América que conseguimos en Brasil y algo que quiero es ir y cantarle a la Selección Argentina en Qatar. Tengo un sueño primordial que es vivir de la música, que es a lo que apunto e intento lograr todos los días y a gran escala, que es casi imposible, pero me encantaría, sería cantar en el estadio de Rosario Central", sentenció.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!