Secciones
Qatar 2022

El paso de Ángel Di María por la Selección Argentina: de las críticas despiadadas a la gloria eterna

Fiel a su estilo, respetuoso y con acciones futbolísticas, le tapó la boca a todos los que dudaron de su profesionalismo.

Debutó con el Seleccionado nacional en el 2007 en la Sub-20 en el Campeonato Sudamericano en el cual jugó 3 de los 4 partidos de la Fase de Grupos y marcó un doblete que llevó al empate con Uruguay. Participó de tres de los cinco partidos de la fase final que le permitieron clasificar segundos en dicha copa y estar presente en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, en los que marcó el gol de la Final que le dio la medalla de oro a la Selección.

 

Gracias al desempeño que hizo en ese último torneo fue convocado por Diego Armando Maradona a las Eliminatorias del Mundial 2010 de Sudáfrica, en el cual pudo jugar varios minutos en los cinco partidos que estuvo como titular y suplente. En ese entonces, "Fideo" aclaró que no se había sentido cómodo con la posición en la que jugó y no había quedado conforme con su rendimiento.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En la Copa América del 2011 tuvo la revancha. Con la incorporación de Sergio "el checho" Batista como director técnico del equipo, Di María fue convocado para los amistosos, en los cuales jugó siete encuentros y marcó 2 goles que lo llevaron a ser titular en el torneo. Si bien no pudo resaltar como él sabe hacerlo, el equipo estaba reacomodándose en cuestiones generales.

 

Con 26 años y un recorrido interesante en Rosario Central, Bénfica de Portugal y en el Real Madrid, Angelito fue convocado por el gran y recordado DT, Alejandro Sabella, para jugar el Mundial 2014 en Brasil. En los amistosos previos logró hacer un gran gol, que le permitió tener confianza y ser titular en los partidos que se disputarían para la clasificación.

Durante todos los años de preparación, se ganó su lugar oficial en 2012, cuando en el amistoso frente a Alemania marcó un gol de 40 metros. Durante todos esos meses, asistió a sus compañeros en sus goles, tanto a Lionel Messi como a Sergio el Kun Agüero, lo que aseguró su titularidad en la Copa. 

 

Cuando faltaban cuatro minutos del tiempo extra para el final de los Octavos de Final contra Suiza en Brasil 2014, Di María anotó el único gol que dio el pase a Cuartos de Final. Pero la suerte no estuvo de su lado, o tal vez sí y fue solo un empujón más que la vida le hizo atravesar. Fue titular contra Bélgica, pero sufrió una grave lesión que no le permitió seguir acompañando al equipo que quedó eliminado en la final con Alemania. ¡Además de ser un excelente jugador, es un amuleto de la suerte!.

 

Cabe recordar que en esa Copa, Angelito estuvo al nivel del astro del fútbol Lionel Messi, ya que ambos estuvieron nominados al Balón de Oro. Que si bien lo ganó el capitán, es un importante reconocimiento para el rosarino haber estado al mismo nivel que su amigo y compañero. Más que merecido.

La Copa América 2015 que se jugó en Chile fue tan solo un amague más para el seleccionado que ayer consiguió su tercera estrella. Con una serie de excelentes partidos que por cuarta vez consecutiva los clasificaba en una final, Di María no pudo estar el tiempo completo debido a una nueva lesión muscular. Perdimos contra el país local.

Las cosas cada vez parecían complicarse más. La presión social y periodística que recaía en los jugadores colaboró en el cuestionamiento psicológico de los mismos. Pero tal y como acostumbra el seleccionado argentino, con actitud y huevo se dedicaron a entrenar para el Mundial 2018 en Rusia.

En dicho torneo Ángel jugó su tercera Copa Mundial con la albiceleste, y aunque en el último partido marcó un gran gol el equipo no pudo evitar la derrota y quedó eliminada en octavos de final. La crueldad humana sobresalió en ese entonces. "Es un muerto" y "que renuncie" eran algunos de los desagradables y desafortunados mensajes que recibió. 

Casi como si los futbolistas tuvieran más exigencia que los políticos. Casi como si no pudieran cometer errores o como si el fútbol no les pudiera jugar una mala pasada. ¿Con qué tupé tienen permitido hablar y referirse de esa forma a quienes cuando traen alegrías son considerados como dioses?

 

Pero hubo algo clave en la vida del ex PSG y fue el apoyo de sus seres queridos, principalmente de Jorgelina Cardoso, su compañera desde hace más de 10 años. Una guerrera que se cargó la familia al hombro y luchó por cuidar y proteger a su pareja: "Tengo anotados a todos los periodistas que hablaron mal de el. Ahora cuando piden notas veo y digo este no, chau", reveló la mujer en una entrevista.

Y es que sí. Entre tantos insultos, resentimiento y odio, alguien tiene que acompañar. Al parecer, este acompañamiento, más las horas dedicadas a profesionalizarse, entrenar, mejorar, sufrir y alegrarse hicieron que en la Copa América 2021 se convierta en la verdadera estrella del equipo. Estadio Maracaná, Final contra Brasil. El único gol del partido que consagró a Argentina campeón y le dio su primera copa con la albiceleste a Messi, fue de Di María.

 

Quien verdaderamente sabe aparecer y resaltar cuando más se lo necesita. Quien en junio del año pasado pudo cerrarle la boca a todos los que dudaron de su capacidad. El 2022 fue un año muy difícil no solo para él sino para toda su familia.

Fide fue uno de los primeros integrantes del PSG al cual ingresó en el 2015, y que supo recibir a grandes jugadores del mundo. Consiguió tripletes, hizo dobletes, consagró al equipo campeón de diversos torneos y le dio una felicidad e importancia que en el mundo aun no tenía. Pero las injusticias volvieron a aparecer.

El 21 de mayo del corriente año, por decisión del club de no renovarle el contrato, jugó su último partido con la camiseta del PSG, marcó su último gol y fue ovacionado como pocos jugadores en el mundo por toda la hinchada del club. Humilde y respetuoso como pocos. Con la cabeza en alto y lagrimas que inundaron la cancha, Di Maria se encontraba en una nueva búsqueda de la felicidad.

 

Pero si bien la primera mitad del año recibió varios golpes duros. Algo le daría una nueva revancha. A sus 34 años fue convocado por la Juventus, actual club que le permitió entrenarse para Qatar. Tras un largo recorrido que nos colocó en la final del mundo, ayer por la tarde Di María anotó el único gol que sucedió fuera de los penales y que ayudo a que la Scaloneta levante la Copa. 

Te mereces todo Angelito. El éxito es más que ganado. Argentina te quiere, te felicita y por sobre todo te espera. ¡Cumplí tu sueño, cumplí el nuestro y volve a Rosario Central!

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!