Secciones
Ranking

Los 6 museos más desopilantes del mundo

Si hay tantos deseos como personas, ¡también hay museos! Algunos son extraños, horrorosos, y hasta ridículos. Descubrí algunos verdaderamente exóticos, para visitar y divertirte.

Cada lugar que visitás te invita a recorrer sus museos. Muchos de ellos acuñan obras de un valor incalculable, tanto dentro del mercado como para la historia del arte. Pero algunos se caracterizan por estrambóticos y casi increíbles. Si no podés viajar hasta ellos, conocelos acá:


#1 Museo de los alimentos quemados:

Si estás de paseo por Massachusetts no te podés perder este museo, que comenzó con una sidra quemada. La artista Deborah Henson Conant estaba nomida al Grammy, y quiso hacerse una sidra caliente para celebrar. Se distrajo en una charla telefónica, ycuando volvió a la cocina, la olla estaba quemada.

Aunque técnicamente no puede considerarse un museo, las piezas que almacena Henson Conant en esta casa se utilizan para muestras específicas y se las puede ver en el sitio web. El lema del museo es “dejar siempre la llama encendida en mínimo… y después ir a dormir una siesta".

Quemados
Museo de los alimentos quemados.

#2 Museo de las Benditas Almas del Purgatorio:

Este museo minúsculo queda en una habitación de la iglesia del Sagrado Corazón del Sufragio en Roma, la única de estilo neogótico de la esa ciudad.

Fue fundado por Victor Joüte, quien se inspiró cuando un incendio quemó parte de la iglesia en la que era sacerdote, dejando una huella chamuscada que parecía un rostro humano. Joüte creía que era el alma de alguien en el purgatorio. Para la religión católica, el purgatorio es el lugar al que van las almas para expiar sus pecados. Si la gente reza por su alma, el tiempo de permanencia allí será menor.

Así es que el sacerdote recorrió toda Europa buscando testimonios de personas que se aparecieron en la Tierra para pedir que recen por ellas para salir del purgatorio. Una habitación con infinitas historias.

Purgatorio
Las almas que están en el purgatorio.

#3 Museo de las relaciones rotas:

La idea de los croatas Olinka Vistica y Drazen Grubisc fue montar una muestra itinerante destinada a exhibir objetos de relaciones que no llegaron a buen puerto. Con donaciones de amigos y parientes, la colección se fue haciendo muy grande, y en 2010 lograron una residencia definitiva en Zagreb, la capital de Croacia. Lo que ellos querían era ofrecerle a la gente una salida para su dolor. En 2011 fue el museo nombrado el más innovador de Europa.

También hay un museo similar en Los Ángeles (Estados Unidos), en pleno Walk of Fame, en el que se pueden encontrar desde vestidos de novia, osos de peluche, cartas, fotos, ¡y hasta implantes de silicona!

Osito
Museo de las relaciones rotas.

#4 Museo del mal arte:

Técnicamente son tres museos, también en Massachusetts. Se establecieron en 1994 y su misión es mostrarle al mundo el arte de más baja calidad. Su lema es genial: “Arte demasiado malo para ser ignorado”.

La idea le surgió al anticuario Scott Wilson, luego de que descubriera un cuadro horrible de una anciana bailando en un campo entre dos tachos de basura. Así, junto a su amigo Jerry Reilly, comenzaron la colección. Para ellos el fracaso es un paso importante para el proceso creativo, y por eso lo muestran.

¿Lo mejor de todo? Después de que uno de sus cuadros fue robado, los propietarios instalaron una cámara de seguridad desconectada, con el siguiente cartel: “Advertencia, esta galería está protegida por una cámara de seguridad falsa”.

Mal arte
¿Hermoso?

#5 Museo del gato:

Para visitar este museo hay que viajar hasta Kuching, Malasia. Allí los visitantes son recibidos por un número de instalaciones que cuentan la historia del gato doméstico, y sus representaciones artísticas.

El espacio fue creado por el Jefe de Estado de la ciudad, ya que su nombre significa “el gato”. ¿Qué podés encontrar? Más de 2.000 objetos que incluyen un gato momificado hace 5.000 años en Egipto, o un ejemplar del Felis Badia, uno de los gatos más raros del mundo, que sólo se encuentra en la isla de Borneo.

El museo es todo un éxito entre los lugareños, que son fanáticos de los felinos.

Gato
Para los amantes de los felinos.

#6 Museo de los ventrílocuos:

Este lugar nació en 1910, cuando W.S. Berger compró un muñeco de ventrílocuo durante un viaje de negocios a Nueva York. Con ese “amigo” comenzaba un hobby al cual dedicaría toda su vida. Llegó a tener 700 muñecos, además de fotos de este arte.

Este espacio, repleto de muñecos bastante tétricos, está ubicado en Fort Mitchell, Estados Unidos y entre los ejemplares más raros hay una representación del ex presidente estadounidense, Jimmy Carter. ¿Te animás a visitarlo?

ventrílocuo
Los muñecos.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios