Secciones
Ranking

Parejas que en el cine se amaban y en la vida real se odiaban

El amor en la pantalla grande puede parecer maravilloso, pero el ego de los intérpretes puede acusar estragos. Aquí siete parejas hermosas en el cine, que fuera de escena, se sacaban chispas.

Besos, miradas cómplices, escenas de sexo, todo vale a la hora de interpretar una pareja en una película de amor, pero cuando el director grita "corten", la cosa se puede poner ríspida. Los egos chocan, y si las personalidades de los interpretes son radicalmente opuestas, la cosa se va de las manos.


En esta lista, siete parejas que no se soportaban y que en la pantalla simularon amor eterno. Seguro a vos te pasó con alguien, al final eran compañeros de trabajo.

#1 Marilyn Monroe y Tony Curtis, “Con faldas y a lo loco”

A pesar de que terminó aceptando que tuvo un affair con Marilyn, Curtis la mató cuando le preguntaron cómo había sido besar a la rubia más deseada y famosa del cine: “Fue cómo besar a Hitler”. En 2008 quiso suavizar las cosas y dijo que había sido una broma: “Fue una pregunta estúpida y yo dí una respuesta estúpida”.

Lo cierto es que quienes trabajaron con la blonda han contado que era capaz de todo, plantar a todos en pleno rodaje, llegar tarde o no aprenderse ni una sola frase: “Where´s the bourbon?”, fue una escena que grabaron casi 60 veces.

#2 Patrick Swayze y Jennifer Grey, “Dirty Dancing”

Un amor de verano que se hace carne en el baile, sin dudas cautivó a varias generaciones. Pero en su autobiografía de 2009, Swayze reveló algunos secretos del rodaje de la película de 1987.

Grey se ponía a llorar ante la primera marcación de un error, o paraba la grabación para reíres. Todos debían esperar horas, hasta que ella estaba lista para volver. “Ella se movía por estados de ánimo muy tontos, nos obligaba a hacer la misma escena una y otra y otra vez. Y tuvimos nuestros roces”, escribió Swayse.

#3 David Duchovny y Gillian Anderson, “Expedientes secretos X”

¿Cómo que Mulder y Scully no se soportaban en la vida real? A pesar de la duración de Expedientes secretos X, incluyendo las películas, entre los protagonistas no estaba todo bien. Cuando le preguntaron a Duchovny por Anderson dijo: “La familiaridad produce desprecio. Discutíamos por todo. No podíamos ni mirarnos a la cara”. Puede ocurrir en las mejores familias.

#4 Claire Danes y Leo Di Caprio, “Romeo y Julieta”

Ambos eran actores emergentes cuando filmaron esta versión moderna del clásico de Shakespeare. Danes definió a Di Caprio como “muy inmaduro” ya que se la pasaba haciéndole bromas pesadas junto con otros compañeros del equipo. Según sus compañeros, la rubia encontraba a Leo altanero y distante.

La enemistad nunca terminó, 15 años después de Romeo y Julieta Danes se negó a ser parte en la película J. Edgar cuando se enteró que el protagonista iba a ser Di Caprio.

#5 Richard Gere y Debra Winger, “Oficial y caballero”

Debra, en los ´80 tenía fama de ser una actris con la era difícil trabajar, a veces imposible, pero era famosa. Richard Gere lo sabía, su carrera estaba en ascenso y aceptó el papel de galán en la película que lo vio nacer como estrella.

Gere jamás habló sobre ese rodaje, pero Winger llegó a decir que fue una de las peores experiencias de su vida. ¡No todo lo que brilla es oro!

#6 Harrison Ford y Sean Young, “Blade runner”

Las casualidades no existen, o así dicen, pero Harrison Ford va a ser parte de Blade Runner 2049, y Sean Young no. Seguramente Ridely Scott, otrora director y ahora productor, recuerda muy bien la escena de amor que debió filmar.

Se suponía que debían mostrar los sentimientos más instintivos y lo que hubo, sobre todo, fue odio, demasiado odio. Los actores no sólo no se soportaban, sino que durante el rodaje se empujaban y maltrataban, al punto de que terminaban con moretones y rasguños por todo el cuerpo.

#7 Julia Roberts y Nick Nolte, “Me gustan los problemas”

Nunca más acertado el título para una película (I love trouble) ya que las peleas entre os protagonistas  son de las más recordadas de Hollywood.

Arrancó Roberts en el diario New York Times diciendo que entre ellos hubo “momentos difíciles”, y que eran culpa de Nolte, nada funcionó desde el momento en que se conocieron. Además dijo que el actor era alguien “completamente repugnante”. Nolte, sin pelos en la lengua disparó: “Ella no es una persona amable, todos en Hollywood lo saben”. ¿Reconciliación? Ni hablar.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios