Secciones
Show

#10M: Claudia, Dalma y Gianinna estuvieron en la marcha para pedir Justicia pero debieron irse

Una multitud se manifiesta en el Obelisco. Las hijas y la ex esposa del 10 refugiaron en un hotel y enseguida se fueron. 

A casi cuatro meses de la muerte de Diego Armando Maradona, sus seguidores y fanáticos se convocaron en el Obelisco porteño para pedir que se esclarezca la muerte del ídolo nacional. 

Bajo la consigna “No murió, lo mataron”, los fanáticos de Maradona se convocaron en Avenida Corrientes y 9 de Julio, para “exigir juicio y castigo a los culpables” del deceso del astro del fútbol, tal como pidieron las hijas del 10 desde las redes sociales.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Poco antes de las seis de la tarde, y rodeadas de decenas de personas que las querían saludar, Dalma y Gianinna Maradona junto a Claudia Villafañe llegaron a la Plaza de la República, con una gran bandera en la que pedían justicia y acompañados por seres queridos. También estuvieron presentes Verónica Ojeda y su hijo Dieguito Fernando. Ambos recibieron mucho afecto de los fanáticos. 

Apenas llegaron las hijas y la ex esposa del 10, varias personas empezaron a dedicarlo diversos cantitos al abogado Matías Morla y al médico Leopoldo Luque.Pero, por la cantidad de personas que querían acercarse a saludarlas, las "nenas" y Villafañe optaron por refugiarse en un hotel primero. Y enseguida, retirarse del lugar. 

 

 Entre los presentes también estaba Eugenia Laprovittola, la joven de 25 años, que, desde hace un tiempo, espera que su trámite de filiación avance en la Justicia, ya que cree que es hija de Maradona.

“Vine a apoyar a la familia. Yo también quiero saber qué pasó y por qué murió. Para mí es un dolor muy grande. Y para colmo no lo pude cuidar”, aseguró Laprovittola, en una nota con Crónica TV, desde el Obelisco.

Y enseguida completó: “Por ahora sigo esperando que la Justicia me diga si soy o no la hija de Diego. Yo creo que sí. Lo siento en mi interior y por lo que dijo mi madre. Por ahora la sucesión no avanza porque intercedí mi pedido en la causa”.

Maradona falleció a los 60 años el pasado 25 de noviembre mientras cumplía una internación domiciliaria en una casa alquilada en un barrio de la localidad bonaerense de Tigre, semanas después de someterse a una operación en el cráneo por un hematoma subdural.

En la causa que investiga el presunto delito de homicidio culposo, la Justicia imputó al neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, la médica coordinadora Nancy Forlini y los enfermeros Dahiana Gisella Madrid, Ricardo Almirón y Mariano Perroni (coordinador).

A pedido de la Justicia, el lunes 8 de marzo se reunió una junta médica de 20 especialistas en la Dirección de Policía Científica para analizar la muerte del astro mundial. Esos resultados serán clave para definir los pedidos de indagatoria e imputaciones de los especialistas que lo trataron.

 

(Noticia en desarrollo)

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!