Secciones
Pandemia

El descargo de la modelo de 24 años que recibió una dosis de la Sputnik V: "No le saqué la vacuna a nadie"

Se llama Antonella Delmonte y utilizó sus redes sociales para explicar lo que sucedió durante el proceso de vacunación.  

Hace días, el caso de Antonella Delmonte  se hizo conocido cuando muchos medios aseguraron que la joven habría falsificado un certificado, que supuestamente constataba que era personal de salud, para recibir la vacuna contra el coronavirus. 

Por ese motivo, la modelo se presentó con la documentación el viernes 9 de abril, ante el personal del Hospital Provincial Héroes de Malvinas, en Merlo, donde recibió la Sputnik V, pese a no tener problemas de salud y no cumplir con la edad necesaria para ser inoculada. Así empezó la polémica. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Hasta el momento, la influencer se mantuvo en silencio. Pero hoy, hizo un descargo en las redes sociales. Ahí aseguró que no engañó al sistema de vacunación y que no le sacó la vacuna a nadie. También dijo que “al conocerse la noticia de esa forma, se terminó manchando su buen nombre y honor”.

En su Instagram, la modelo escribió: “Mi nombre es Antonella Delmonte. Como todos sabrán, tengo 24 años de edad. En los últimos días he sido víctima de una persecución en la que lo menos grave que se me dijo fue que había cometido un ilícito. Fueron muchas las personas que, por imprudencia, utilizaron fotos mías para dañar mi imagen e inventar una historia que no es cierta".


“Agradezco a los periodistas que se interesaron en conocer la verdad, se contactaron conmigo y mis abogados, y se sorprendieron al conocer lo que en verdad había sucedido. Y, como prefiero mantener mi bajo perfil, es que hago públicas estas líneas para dar a conocer mi versión de los hechos”, continuó-

Y agregó: “Se me acusa de haber saltado la fila para obtener una vacuna contra el Covid-19 con todo tipo de comentarios misóginos que lo único a lo que tendieron fue a dañarme por mi condición de mujer”.


“Trabajo en un consultorio médico para una profesional de la salud recepcionando (sic) al público. Para mantener mi trabajo se me indicó que debía de recibir la vacuna contra el Covid. Me suscribí para recibirla a través de la aplicación oficial de la provincia de Buenos Aires; se me asignó un turno que me indicaba día y lugar para aplicarme la vacuna. Concurrí al vacunatorio con certificado expedido por mi empleadora que indicaba mi condición laboral y con la copia de mi contrato de trabajo”, explicó, sobre las razones por las que fue vacunada. 

En otro orden cosas, Antonella dijo: “Eso es lo que ocurrió. Las pruebas se las voy a presentar a la Justicia en la medida en que me sean solicitadas, ya que ese es el ámbito en el que tiene que resolverse este caso y no en la opinión pública, mucho menos en los medios de comunicación. Es que, al dar a conocer la noticia de esa forma, se construyó sobre mí una imagen que terminó manchando mi buen nombre y honor, cuestión esta última que dará origen a distintas acciones legales que por derecho me pudieran corresponder”.


Por otra parte, Delmonte disparó: “Quisiera pedirles a todos mayor objetividad y menos misoginia. El punto al que llegó la situación pone en riesgo a mi familia, quienes podrían perder fuentes de trabajo”, observó e insistió: “No engañé al sistema de vacunación, no tengo una pareja que trabaje en la política, no le saqué la vacuna a nadie, no cometí ningún delito y me encuentro a entera disposición de la Justicia, pero no a disposición de la gente que le faltó el respeto a mi familia y a mí”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!