Secciones
Show

"Es un anciano que se quiere cortar las...": los chats donde el psicólogo de Diego

En otro de los mensajes la psiquiatra Agustina Cosachov de “quilombera” y “negra villera” a Verónica Ojeda, ex pareja del Diez. 

En las últimas horas comenzaron a filtrarse algunas de las conversaciones que mantenían entre sí los médicos a cargo de la salud de Diego Armando Maradona, quien el pasado 25 de noviembre falleció en la casa del barrio San Andrés de Tigre. En uno de esos chats, los profesionales se refieren al difunto DT como un "anciano sin poder de decisión que se quiere cortar las bolas”.

En diálogo tuvo lugar entre Carlos Daniel "Charly" Díaz (29), psicólogo de Maradona, y Agustina Cosachov, la psiquiatra del astro, ambos imputados en la causa en la que se investiga la muerte del ex capitán de la selección argentina campeona del mundo en México 86 y si los médicos que lo trataban tuvieron injerencia en la misma.

En un momento de la conversación que mantuvieron ambos profesionales, Cosachov asegura que Maradona estaba “raro, enojado, no es típico de depre”. Y Díaz, sin dudarlo, le responde: “Irritabilidad. Se mezcla con un trastorno de personalidad. Trastorno narcisista. Un narcisista que no puede tomar una decisión por primera vez en su vida. Le pusieron el cascabel al gato”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Acto seguido, el psicólogo sostiene de forma polémica: “Se ve como un anciano sin poder tomar una decisión y se quiere cortar las bolas”. La causa por la muerte de Maradona sumó la última semana tres nuevos imputados que ya habían declarado en el expediente como testigos; Díaz y los dos últimos enfermeros que lo asistieron, Dahiana Gisela Madrid (36) y Ricardo Omar Almirón (37).

En este contexto, trascendió parte de los mensajes que los profesionales intercambiaron cuando estaban a cuidado del difunto DT en la casa donde falleció el pasado 25 de noviembre. Una indigestión con camarones provenzal que derivó en un cuadro de vómitos; la caída en la habitación; las peleas con los médicos; las reiteradas negativas a que lo controlen; su falta de apetito y hasta un alerta para quedar cubiertos "en la parte legal", son algunas de las situaciones registradas en los chats.

Pero además se dio a conocer la forma en que Cosachov, Díaz y Maximiliano Trimarchi (asistente y chofer del estudio de Matías Morla) se referían a Verónica Ojeda, la ex de Diego y madre de Dieguito Fernando: “quilombera”, “negra villera” y “pata sucia”, entre otros desagradables motes, se pudo leer en los mensajes de la psiquiatra.

¿Qué hacés, Charly? Aparentemente, Verónica está presionando. Entendió que tenía un principio de Alzheimer y trastorno bipolar, entonces se preocupó. Cuanta menos información le demos a Verónica, mejor. Quedó asustada y por eso hizo quilombo. Dijo que quería llamar al equipo de Avril”, dice uno de los mensajes enviados por Cosachov. 

Y agrega: “Me parece que es prudente y precavido que como estrategia nos pongamos de acuerdo con las cosas que vamos a decir, porque si no quedamos como que uno dice una cosa y otro dice otra. Vayamos por la misma línea. No digamos diagnóstico a la familia, excepto que pregunten. Poca información a Verónica Ojeda que es una quilombera”.

Y finalmente, remata: “Yo, posta, estoy contenta con cómo venimos. Esta mina es una negra villera”. “Seee. Pata sucia mal y falsa. No pasa nada”, le contesta Díaz en los audios que son parte de la causa que lleva adelante la Justicia. La actual pareja de Ojeda, el abogado Mario Baudry, reveló que la actriz quedó "destruida" tras leer aquellos desagradables mensajes.

En diálogo con Los Ángeles a la mañana, contó que Ojeda tiene “ofrecimientos económicos importantes del exterior para hablar” e hizo referencia a su reacción al conocer el contenido de los chats que fue divulgado por Intrusos. “Cuando hable, lo va a hacer gratis y va a contar su verdad. No lo que se vio en los chats porque ella no vivió eso, sino que vivió eso de tener que ir con un policía para que la dejen entrar o pelearse con un custodio o de decidir una internación", dijo.

Y agregó: "Y después, cuando ella se iba estaban esos chats. Yo lo veo de manera técnica y cuando llego a casa… Anoche llegué y estaba destruida por lo que había leído. Me tomé el trabajo, y ella se enojó mucho conmigo, de no darle para que lea la causa. ¿Y si viera la autopsia de Diego, qué pasaría? Es desagradable para nosotros, imagínate para ella”.

Este viernes, los fiscales que investigan las circunstancias en las que murió Diego lograron extraer toda la información de los dos teléfonos celulares, un Iphone 7 Plus gris oscuro y un Iphone 8 Plus color negro, que tenía el astro al momento de su muerte, en busca de pruebas que permitan avanzar en la investigación. "Logramos extraer toda la información de los teléfonos", dijo un vocero de la investigación.

De esta manera, comenzará la tarea de analizar los datos para determinar si tienen importancia para la pesquisa.  Para poder ingresar a los teléfonos, los investigadores obtuvieron las claves de ambos aparatos que fueron aportadas por los familiares.

La herramienta tecnológica que tienen en la Fiscalía General de San Isidro es el UFED (Dispositivo Universal de Extracción Forense, según sus siglas en inglés), un aparato que permite extraer de un celular, una tablet o cualquier otro dispositivo toda la información almacenada de la memoria o de las tarjetas SIM para su análisis forense.

Se trata del mismo sistema con el que lograron extraer toda la información de los cuatro celulares secuestrados a los dos principales imputados de la causa, el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Cosachov. La decisión de peritar los teléfonos fue tomada días atrás por el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, luego de un pedido que le había elevado el equipo coordinado por el fiscal general de dicho departamento judicial, John Broyad.

Sobre la apertura de los teléfonos, voceros de la pesquisa informaron que en un primer momento los fiscales prefirieron preservar la intimidad del excapitán de la selección argentina campeona del mundo en México '86 y dejaron secuestrados, ensobrados y sellados los dos aparatos, pero ahora necesitan analizar su contenido con "el objeto de recolectar datos que permitan profundizar la investigación".

Cabe recordar que la autopsia determinó que Maradona murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada". De acuerdo con los resultados de los estudios toxicológicos realizados, Maradona no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo, aunque sí detectaron psicofármacos. El foco de la investigación penal está puesto en determinar si la internación domiciliaria era la adecuada para un paciente como Maradona, si hubo mala praxis médica y si la muerte del "10" se pudo haber evitado.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios