Secciones
¿cuándo se vuelve?

“¡Está cada vez peor todo!”: la razón por la que Susana Giménez analiza radicarse para siempre en su mansión de Uruguay

La conductora arribó a la Argentina y deberá hacer una cuarentena de dos semanas. Luego se someterá a un tratamiento médico y después podría volver a Punta del Este.

Susana Giménez está de vuelta: la conductora televisiva arribó días atrás a la Argentina a tres meses de su polémico viaje a Punta del Este, por el que fue muy cuestionada ya que se concretó a fines de mayo, en medio de las restricciones que regían por la cuarentena dispuesta por la pandemia de coronavirus. La diva volvió a para someterse a un tratamiento médico, aunque dejó la puerta abierta a la posibilidad de radicarse para siempre en Uruguay.

La historia es muy conocida. Susana Giménez se fue de la Argentina el 26 de mayo con el objetivo de instalarse en su mansión de Punta del Este para pasar la cuarentena en el país vecino, que desde hace meses tiene medidas mucho menos restrictivas ante la pandemia de COVID-19, así como muchos menos contagios y fallecidos que la Argentina. En aquella ocasión, además, se especuló con que el viaje tuviera que ver con una cuestión impositiva, ya que para preservar la residencia fiscal uruguaya se deben pasar al menos 183 días en el país. De ese modo, se asegura pagar menos impuestos.

Sin embargo, su llegada llena a Uruguay repleta de críticas y polémicas en la Argentina sumó un problema más para la conductora televisiva, ya que a los tres días sufrió un accidente doméstico y se luxó el codo, por lo que debió ser intervenida de urgencia en un sanatorio. Incluso después tuvo inmovilizado el brazo durante casi un mes.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ahora, Susana regresó a la Argentina para someterse a una serie de tratamientos médicos con el objetivo de terminar con la recuperación por aquel accidente, ocurrido cuando se resbaló subiendo una escalera junto a su perra Rita en brazos. Ya desde hace varias semanas se especulaba con su vuelta a su lujosa casa del Barrio Parque, lo que finalmente se concretó días atrás.

La gran duda es hasta cuándo permanecerá en la Argentina la diva televisiva, ante la imposibilidad de volver con una nueva temporada de su programa este año. Por eso, Susana no descartaba instalarse un buen tiempo en el país vecino. “Todavía estoy en recuperación, me faltan tres meses, le traje a mi médico todas las radiografías y todo lo que me hicieron allá para que lo vea, porque me duele mucho”, contó este fin de semana al arribar al aeropuerto de San Fernando, en un vuelo privado desde Carrasco.

De todos modos, antes de empezar cualquier tratamiento o consulta médica, Susana Giménez deberá permanecer dos semanas aislada en su hogar para cumplir con las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno para quienes arriban desde el exterior.

Aunque evitó precisar cómo serán sus próximas semanas y si regresará definitivamente a Uruguay, fue tajante al aclarar que por ahora no tiene previsto volver a la televisión: “¡Está cada vez peor todo!”.

Según contó, en Uruguay la estaba pasando “brutal”. “Allá no hay casos, está muy bien Uruguay, y al aire libre es otra cosa. Yo me levanto y salgo a caminar con los perros por casa”, detalló sobre su rutina. Lo más fuerte es que reveló que “si la Argentina sigue así” (en relación a los contagios de coronavirus) podría radicarse definitivamente en Uruguay.

¿LIBERTAD O IMPUESTOS?

Lo cierto es que Susana Giménez es residente uruguaya porque tiene varias propiedades. Pero además, la conductora televisiva tiene la residencia fiscal en el país vecino: es decir, paga impuestos por sus bienes allí. En esa residencia podría estar la clave de su viaje al país vecino en plena cuarentena, ocurrido en mayo pasado, debido a que una resolución de la AFIP (la 4.236) establece que si una persona pasa más de 90 días consecutivos en Argentina debe volver a pagar impuestos en este país.

El dato es aún más llamativo si se tiene en cuenta la ley uruguaya, que indica que para no perder la residencia fiscal de ese país se deben pasar al menos 183 días en el país. De hecho, el año pasado el Tribunal en lo Contencioso Administrativo de Uruguay dictó por primera vez una sentencia vinculada a un caso de residencia fiscal con el objetivo de frenar esa práctica.

Con ese tope se buscó ponerle un tope a algo muy común entre grandes contribuyentes argentinos que, teniendo en cuenta que las leyes uruguayas son más laxas, se radican allí para evitar pagar más impuestos, justo en medio del debate parlamentario que comenzará en los próximos días por el aporte solidario por única vez, que se cobrará quienes tengan fortunas por más de 200 millones de pesos.

Temas

  • Susana Giménez
  • Pandemia
  • Coronavirus
  • COVID-19
  • Cuarentena
  • Aislamiento
  • Uruguay
  • La Mary
  • Punta del Este

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios