Secciones
Sucesión

¿Exhuman el cuerpo de Ricardo Fort? Paloma, su tía o hermana, quiere US$ 20 millones

El "culebrón" protagonizado por Paloma Fort, quien asegura ser hija de Carlos Fort -también padre de Ricardo- está lejos de llegar a su fin. 


El juicio por filiación de Paloma Fort podría costarle millones al clan chocolatero.

Así, según información develada en Pamela a la Tarde, planea viajar pronto desde España a Argentina para reclamar su herencia en persona y pedir la exhumación del cuerpo de Ricardo para practicar un examen de ADN que confirme sus sospechas

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La trama

Paloma está inscripta en el Registro Civil como hija de Felipe Fort, el fundador de la empresa chocolatera familiar, y la astróloga Aschira.

Aschira, la madre de Paloma, también le dijo que su padre no era Felipe Fort.

Pero ella -quien divide su cotidianeidad entre Londres y Buenos Aires- asegura que en realidad su padre es Carlos, hijo de Felipe. Si esto se confirma, Paloma podría acceder al mismo porcentaje del paquete accionario de Fel-Fort  que los hermanos Eduardo, Jorge y Ricardo (en el caso de este último, actualmente está administrado a favor de sus mellizos, Marta y Felipe).

Felipe Fort fundó en 1912 la fábrica de chocolates FelFort.

Desde la muerte de Carlos en 2007, cada uno de sus hijos habría cobrado alrededor de dos millones de dólares anuales en dividendos. Es decir que, si se comprueba la paternidad, Paloma debería recibir los 20 millones que le corresponderían como heredera.

“Eso es sólo lo que obtuvieron en calidad de ganancias de la fábrica. El mismo Ricardo reconoció que había recibido 250 millones de dólares cuando murió su padre, por lo que el reclamo podría superar los 300 millones”, precisó a BigBang el abogado de la mujer, Javier Moral.

 

Paloma ya supo irrumpir en los medios en septiembre de 2011 cuando, frente a la creciente popularidad de Ricardo, la historia de la “hija oculta” de Felipe Fort resonó en todos los medios nacionales. 

La mujer de Felipe, Asunción, y sus hijos Carlos, Amelia, Marta y Felipe.

Cuando murió Felipe, su presunto padre, tenía sólo seis meses. Su madre, Aschira heredó en nombre de ella algunos departamentos, pero la mayoría fueron rematados. “Tenían muchas deudas de expensas. Lo recibido fue prácticamente nada”, explicó Moral.

La revelación que cambió la vida de Paloma

Según el abogado de Paloma, fueron unas declaraciones de Marta -madre de Ricardo- las que la hicieron dudar sobre su identidad. "En una entrevista con Chiche Gelblung dijo que no era hija de Felipe, sino que su padre era otro miembro de la familia Fort, pero se negó a precisar quién", detalló Moral

Ricardo murió en noviembre de 2013. Podrían exhumar sus restos.

Así, Paloma decidió hablar con su media hermana materna, quien le confió que su papá era Carlos. De repente, pasó de ser la tía de Ricardo a ser su hermana y, por sobre todas las cosas, heredera de una de las fortunas más grandes del país.

"Hicieron un informe que determinó que Felipe no pudo haber sido su padre

Paloma consultó a varios especialistas genéticos en Inglaterra quienes, de acuerdo a su representante legal, determinaron que no pudo haber sido hija de Felipe ya que "se trataba de una persona que tenía 73 años al momento de concebirla y los cálculos genéticos advirtieron que esa edad, hace 50 años, equivaldría a 104 años actuales".

“Lo que se dice en la familia es que Felipe la inscribió como hija propia para cubrir el papelón de su hijo

El embarazo de Aschira coincidió con el de Marta, quien esperaba a Ricardo. Por su parte, Felipe atravesaba graves problemas de salud y murió poco después del nacimiento de Paloma. "Lo que se dice en la familia es que la inscribió como hija propia para cubrir el papelón de su hijo", reveló Moral

 

El primer paso para demostrar su filiación consistió en impugnar la paternidad de Felipe. El juicio comenzó en 2012 pero la muerte de Ricardo, el 25 de noviembre de 2013, demoró los tiempos procesales. “Primero tuvo que abrirse la sucesión de Ricardo, que era complicada porque tenía dos hijos menores y se tuvo que tramitar la tutela", describió el abogado. 

El doloroso entierro de Ricardo en el cementerio Memorial de Pilar.

Una vez resuelta la sucesión, un juez entendió que el juicio iniciado podría tener una sentencia favorable, por lo que debía sumarse a la sucesión de Carlos. El paso siguiente sería la extracción de muestras de ADN de Eduardo o Jorge para comprobar la paternidad.

"Si Jorge o Eduardo se niegan, se procederá a la exhumación del cuerpo de Ricardo

Pero, ¿qué sucede si los Fort se niegan al examen? "Los restos de Carlos fueron cremados y la intención de la familia era hacer lo mismo con el cuerpo de Ricardo. Por eso solicitamos una medida cautelar, que nos fue otorgada, para impedir la cremación hasta que se resuelva el juicio por filiación. Si Jorge o Eduardo se niegan, se procederá a la exhumación del cuerpo de Ricardo”, anticipó Moral

Fue Marta quien aseguró que Paloma no era hija de Felipe, sino de otro Fort.

La familia Fort, en este punto, realizó un planteo técnico basándose en que Paloma no podía litigar en Argentina porque no tenía domicilio. Sin embargo, el registro nacional ya demostró que tiene domicilio en Capital, por lo que no habría impedimentos.

La causa, por ahora permanece en el Juzgado Civil 75° a cargo de la jueza Virginia Simari. Será ella quien deberá autorizar tanto la extracción de ADN como la exhumación.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!