Secciones
Show

"Hiciste de mi vida un infierno": acusan de racista a la protagonista de Glee y estalló la interna del elenco

El crimen de George Floyd destapó la olla en Estados Unidos.

El asesinato de George Floyd en manos de la Policía estadounidense desató una ola de movilizaciones sociales en repudio al racismo y brutalidad con la que actúan las fuerzas de seguridad. En las últimas horas, una actriz destapó la interna hasta ahora secreta del elenco de la serie Glee y apuntó contra la protagonista, a quien acusó de racista: "Hiciste de mi vida un infierno".

Con el resurgimiento del movimiento "Black lives matter" (la vida de los negros importa), Lea Michele compartió su indignación por el asesinato en redes: "Él no se merecía esto. Esto no fue un incidente aislado y debe terminar".

Indignada por lo que leía, una de sus viejas compañeras de elenco salió a exponerla. Samanthay Ware, quien encarnó a Ryan Murphy en la serie, le respondió por Twitter: "¡Me muero de la risa! ¿Recordás cuando hiciste de mi primera aparición en televisión un verdadero infierno? Porque yo nunca lo olvidaré. Creo que les dijiste a todos que si tuvieses la oportunidad te ibas a 'cagar en mí'. Entre otras muchas traumáticas microagresiones que me hicieron cuestionar mi trabajo en Hollywood".

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

Leé también | Una autopsia independiente confirmó lo que vio el mundo: que George Floyd murió por "asfixia por una presión sostenida"

Tras el mensaje, miembros del elenco se sumaron y respaldaron a Ware: entre ellos Alex Newell y Amber Riley. Años atrás, Naya Rivera, quien en la serie interpretó a Santana López, acusó a la protagonista del elenco de haber maltratado a sus compañeros y a la producción.

Leé también | De Michael Jordan a Beyoncé y Rihanna: actores y estrellas deportivas respaldaron las protestas por el crimen de Floyd

"Vivía mandoneando, dando órdenes; pidiendo tal vestuario o determinada comida a una hora específica. Cuando mi personaje empezó a tener más protagonismo, ella comenzó a ignorarme. Y con el tiempo llegó a tal punto que ella no me dirigía la palabra. Lea y yo definitivamente no éramos las mejores amigas y dudo que alguna vez nos sentemos en el sofá a comer juntas de nuevo", reveló en su autobiografía Sorry, Not Sorry: Dreams, Mistakes & Growing Up.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Glee
  • Racismo
  • Estados Unidos

Comentarios