Secciones
Show

“Insultantes, irrespetuosos y petulantes”: el príncipe William estalló de furia con Harry y Meghan Markle

El 7 de marzo se emitirá el programa que conducirá Oprah Winfrey, donde el duque y la duquesa de Sussex revelarán cómo es vivir como un miembro de la realeza. 

El conflicto de la realeza en el Palacio de Buckingham sigue en auge, luego de que se anunciara que los nombramientos militares honorarios como los patrocinios reales del príncipe Harry Meghan Markle serán devueltos a la reina Isabell II y redistribuidos entre los miembros activos de la familia real británica. En las últimas horas trascendió que el príncipe William estalló en furia con los duques de Sussex y los tildó de "irrespetuosos".

Según medios británicos,  el Duque de Cambridge cree que la declaración final de su hermano y su pareja, tras la despedida hacia la Reina, fue “insultante, irrespetuosa y petulante”.  "Como lo demuestra su trabajo durante el año pasado, el duque y la duquesa de Sussex siguen comprometidos con su deber y servicio en el Reino Unido y en todo el mundo", firmó el vocero de Harry y Meghan.

Y agregó: "Ambos han ofrecido su apoyo continuo a las organizaciones que han representado independientemente de su función oficial. Todos pueden vivir una vida de servicio. El servicio es universal”. En ese sentido, diversas fuentes le advirtieron al Sunday Times que el príncipe William se ha mostrado “conmocionado y triste”. Además, advirtieron que el hermano de Harry no puede creer cómo se atrevieron a argumentar que “el servicio es universal”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En pocas palabras, William siente que elevaron la tensión innecesariamente sobre la casa real y que "desafiaron" a la reina. Las fuentes del Times dijeron que el Duque de Cambridge creía que la declaración de Sussex era “petulante e insultante para la Reina” y se quedó “realmente triste y genuinamente conmocionado” y está “muy molesto por lo que ha sucedido”. “No le faltes el respeto a tu abuelita, Harry. No se le responde a la Reina, simplemente no se hace”, dijo.

Harry y Meghan emitieron un comunicado en el que confirmaron que vivirán "una vida de servicio” fuera de las obligaciones reales. De hecho, completaron su postura diciendo: “El servicio es universal”. Esta frase no fue tomada con agrado por parte de Su Majestad y el resto de la familia. Sin ir más lejos, sostienen que la actitud del duque y la duquesa de Sussex fue desafiante en el modo y las formas en la que comunicaron que continuarán participando de proyectos benéficos por su cuenta.

Mientras tanto, el Príncipe Carlos realizó el domingo un viaje de ida y vuelta de más de 3 horas para estar al lado de la cama del hospital del Príncipe Felipe, que se encuentra enfermo. En ese momento, se conoció que la multimillonaria presentadora de programas de entrevistas Oprah Winfrey pasó dos días con los Sussex la semana pasada grabando su entrevista.

Según trascendió, viajó a California en su jet privado de 70 millones de dólares y estuvo con la pareja horas antes de que hicieran su declaración el viernes. Las fuentes afirmaron a The Sun que el acceso “íntimo” de la presentadora le dio una “visión real” de las desavenencias con la familia real y creen que su entrevista, que se emitirá el 7 de marzo, será “oro puro”. Claro está, la entrevista no cayó nada bien en el Palacio de Buckingham.

El próximo programa de 90 minutos, llamado Oprah con Meghan y Harry, está siendo supervisado por Harpo, la propia compañía de producción de Winfrey. Se emitirá el 7 de marzo y el anuncio de CBS subrayó que se verá a la mítica conductora hablar con la pareja sobre “todo, desde comenzar a vivir como miembro de la realeza, matrimonio, maternidad, trabajo filantrópico, hasta cómo está manejando la vida bajo una intensa presión pública”.

La entrevista terminó de quebrar a la familia real, de acuerdo a diversos analistas ingleses. Harry será despojado de sus tres títulos militares honorarios restantes, y quizás sus patrocinios con la Rugby Football Union, la Rugby Football League y la London Marathon. Markle, mientras tanto, tendrá que renunciar a su papel de mecenas del Teatro Nacional de Londres, un cargo que recibió en 2019.

De hecho, la familia real emitió un comunicado distanciándose del matrimonio, una vez que tomaron conocimiento de la entrevista de Oprah: “El duque y la duquesa ya no son miembros activos de la familia real, por lo que, cualquier decisión que tomen con respecto a compromisos con los medios es de su responsabilidad. Como miembros no activos de la realeza, no tienen la obligación de informar a la Casa Real de dichos planes”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!