Secciones
Show

"Me cuesta mucho agradecerte, es muy poquito": nuevos audios de Vicky, quejándose del canje que le enviaron

La mediática le recriminó a una marca haberle enviado pocos productos, a pesar de que se trataba de un emprendimiento chico de dos personas. 

El jueves, Vicky Xipolitakis cobró gran notoriedad en las redes sociales a raíz de una serie de audios que intercambio con un comerciante, en los que le pedía pidiéndole, a cambio de publicidad o promoción de su marca, una lista detallada de productos para su consumo y el de su hijo Salvador Uriel

Entre los alimentos que exigía al almacenero, se encontraban "queso untable, yogurt, leche, caldito para sopa, pan negro, galletitas saladas y dulces, fideitos para sopa, agua mineral baja en sodio, aceite, azúcar". "Algunas cositas así, yo te tiré algo, tratemos de hacer lo mejor que podamos", agregó.

Pero no conforme con su primer listado, Vicky agregó:  "arroz, lata de atún, queso rallado y juguitos". "Me estoy olvidando de unas cositas. Vi que tenés champagnes riquísimos, me encantaría tener para un brindis. Fijate lo que podés agregar. Armate un buen combo, algo copado", pidió.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, el resultado final no terminó de convencer a la mamá de Salvador Uriel. Este viernes, Ángel de Brito volvió a dar a conocer nuevos mensajes de la mediática pidiendo, entre otras cosas, artículos de librería y también ropa de cama.

En el primer audio se la escucha decir: “Te soy sincera, me llegaron las cositas pero me cuesta mucho agradecerte porque no era lo que habíamos hablado. Es muy poquitito y la verdad es que me trae problemas y le fallaría a las otras marcas. Yo te pasé un montón de cosas”.

Enojada, Vicky detallo: “Me llegaron unos mantelitos para la mesa que son como de plástico pero son bonitos, capaz para los nenes. Un felpudito de entrada, uno para el baño y un apoya vasos, ni en cantidad ni nada, uno solo como de cuatro. Una tacita y un mate. Pero yo te había pasado un montón de cosas y la verdad es que llegó muy poquito. Fijate cómo lo podemos solucionar por favor”.

Sin perder la calma, el emprendedor le explicó que se trata de un negocio "chico" y que pueden ampliar el volumen del canje: “Como te habíamos explicado, somos un emprendimiento chico de dos personas. De hecho, todo lo que tenes ahí está fabricado por nosotros, no somos una gran empresa ni una fábrica. No hay problema, eso que te mandamos es lo que te podemos mandar porque a nosotros nos cuesta un montón de esfuerzo".

Finalmente, le explicó a la modelo que si hay algo que no le enviaron es porque realmente "no lo tienen". Al escucharlo, Vicky accedió a cumplir con su parte del trato y compartió una captura de la marca: “No quiero que me traiga problemas con nadie. Pero como cumplieron, tenés buena onda y me hablás con realidad y educación, voy a hacer una captura de pantalla y lo pongo. Es todo hermoso pero no era lo que habíamos hablado”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!