Secciones
Show

“No extraño nada de Argentina, me resulta tóxica”: Oscar Martínez habló desde Madrid

El actor se fue a vivir a España en septiembre. 

En los últimos años, Oscar Martínez se movió de su lugar en la actuación para opinar sobre la realidad social y política de Argentina. Por ese motivo, fue entrevistado por diversos programas de radio y televisión en donde brindó su visión sobre diversos temas. Esta vez, fue un poco más lejos

“No voy a mentir”, dijo, hace unas horas, Martínez en una nota por Radio Mitre, cuando le preguntaron si no quería volver al país. Y completó: “No extraño nada de la Argentina. Allí están mis hijas, mis nietos y mis amigos, pero la estaba pasando muy mal, me resulta tóxica Argentina”. La frase la disparó desde Madrid, España, adonde se instaló desde hace varios meses. Por supuesto, despertó el malestar de muchos.

"No extraño nada", dijo Martínez.

“El último medio año que pasé en Buenos Aire fue encerrado en mi casa: tampoco vi a mis hijas, tampoco vi a mis amigos. Fueron los peores de mi vida. Ni estaba trabajando. Fue horrendo. Volver aquí fue volver al trabajo. Y salir de la reclusión, y caminar por la calle sin miedo. Uno se saca una mochila gigantesca, ¿no?”, relató Martínez, en obvia referencia al aislamiento obligatorio que debió comenzar en el país el 20 de marzo de 2020, por la pandemia de coronavirus.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En septiembre viajó a España para filmar una película. Desde 2017, Martínez viajaba una vez al año a Madrid. Pero esta vez decidió no volver. Claro que, con la llegada del frío en Europa, los casos de COVID-19 crecieron considerablemente y en muchos países, la cuarentena se debió cumplir a rajatabla. Pero Martínez que no la pasó mal.

"Argentina me resulta tóxica". La dura definición del actor.

“Acá es distinto: desde que yo estoy, no hay reclusión. Hubo restricciones de horarios para los bares y restaurantes, pero salvo porque la gente anda con mascarillas, nada delata en la calle que está la pandemia. Las tiendas funcionan con mucha gente, los restaurantes están llenos, con un aforo. Y en los medios no hay una sola noticia de la pandemia: no hay infodemia. Pero creo que es porque desde hace muchos meses no está en riesgo el colapso sanitario”, dijo el actor, contradiciendo las noticias que llegaron desde Europa en los últimos meses.

Aunque su especialidad es la actuación, Martínez también opinó sobre las diversas campañas de vacunación que se llevaron adelante en el resto del mundo: “Europa quedó retrasada con la vacuna y es un error de orden político. Estados Unidos invirtió en la investigación, pero Europa no quiso. Y se jugó a comprar la vacuna cuando esté, y la de AstraZeneca. Los países más poderosos están vacunando muy despacio, aunque la gente muy mayor y el personal de salud ya están vacunados”.

Ahí fue cuando lanzó los dardos contra Argentina y el protagonista de El ciudadano ilustre dijo: “Yo pensaba volverme en noviembre y por consecuencia de la pandemia, principalmente, dije: ‘No, nos quedamos´. Yo estando afuera no hablo de la Argentina porque me parece que no corresponde. Pero sí es cierto que a la distancia uno ve mejor las cosas y toma noción de la magnitud de ciertas cosas”. Y finalizó: “No extraño nada de la Argentina. Allí están mis hijas, mis nietos y mis amigos pero la estaba pasando muy mal, me resulta muy tóxica la Argentina”.

No es la primera vez que Martínez habla mal de su país. Tras la derrota de Mauricio Macri frente a Alberto Fernández en las PASO de 2019, el actor había dicho en una nota: “Hay una parte de la sociedad que no está dormida, pero la verdad es que yo después de las PASO, es muy fuerte lo que voy a decir, abandoné toda esperanza en este país porque me resultaba inexplicable que la gente elija otra vez esto”.

“Es doloroso. Seguro que es injusto, pero bueno, sobre todo para los que, como yo, queremos un país plural. No demonizo al que piensa distinto, pero sí estoy en contra de toda clase de pensamiento hegemónico o pensamiento único, porque la historia demuestra que todas esas experiencias han fracasado en el mundo entero”, dijo aquella vez.

Y finalizó, evocando al discurso de los seguidores de Macri: “El desprecio a la libertad del otro es supremo. Gente que todavía defienda el régimen cubano. O Venezuela. No lo puedo entender. Tal vez no debería decirlo, pero es la verdad. Las mafias y la corrupción son la verdadera pandemia de la Argentina”.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!