Secciones
Cine

"No podía ganar el hombre negro": el día en que Muhammad Alí vio Rocky II con un crítico de cine

El gran Campeón se sentía muy identificado con el personaje de Apollo Creed. Su lectura política de Rocky II.

Alí, Stallone y Carl Weathers, o Alí, Balboa y Creed.

Fue un gran Campeón y un gran amigo de Rocky, luego de que se castigaron duramente dos veces sobre el ring, con una victoria para cada uno. Apollo Creed es un boxeador extraordinario, lo que no hace sino agigantar la hazaña de Rocky, puro corazón en las dos peleas que sostuvieron, o acaso en las tres, porque también pelearon en Rocky III, sólo que a puertas cerradas, como dos viejos amigos y sin que la cámara los enfocara. Apollo le enseñó a Rocky a boxear, a reinventarse sobre el ring para superar a Clubber Lang, el joven impetuoso y brutal que le había arrebatado el título. Fue también, un gran afecto al show, a la parafernalia, al circo previo a las peleas, lo que a veces lo sacaba de foco. Lo pagaría muy caro en Rocky IV, cuando payaseó mucho más de lo debido antes de enfrentar al joven e imponente Iván Drago.  

Entrega de los Oscars de 1977: Muhammad Alí grita "I'm The Real Apollo Creed"

 

Carl Weathers es el actor que interpretó a Creed, un boxeador que según Stallone, era una mezcla de "Jack Johnson, Joe Louis y Muhammad Alí", aunque, claro está, prevalecía este último: de hecho, la película que inició la saga se le ocurrió a Sylvester Stallone luego de haber visto la inesperadamente dramática pelea entre Alí y Chuck Wepner.

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Alí, de hecho, adoraba a Apollo Creed, tanto que le molestaba mucho que fuera derrotado.  

Alí y familia miran Rocky II con Roger Ebert.

El 31 de julio de 1979 Muhammad Ali recibió en su mansión de Hancock Park, en Los Ángeles, al célebre crítico de cine estadounidense Roger Ebert, para ver juntos Rocky II. A Alí le había gustado la primera película, y en parte por eso aceptó la propuesta.

Alí se entusiasmó cuando lo vio a Creed provocarlo a Rocky ante la prensa. "Ese soy yo, está bien. Apollo suena como yo. Insultando al oponente en la prensa, para que se ponga nervioso. Esa soy yo exactamente", le dijo a Ebert. Alí también aprobó cuando Mickey se fue a la casa de Rocky a ponerlo furioso por lo que había dicho Apollo. 

"Eso lo hacía Angelo Dundee conmigo. Un buen entrenador sabe que un buen boxeador no puede soportar que la gente hable mal de él en televisión". Luego, Alí desaprobó la escena en la cual Rocky persigue gallinas para ganar en velocidad, tal como se hacía en los tiempos de Joe Louis. "Eso no se usa más", sostuvo. 

Cuando Apollo, a punto de pelear con Rocky le dice: "¡Te destruiré! ¡Soy el maestro del desastre!", Ali vuelve a reaccionar. "Así son mis frases. Me gusta. Maestro del desastre. Ojalá se me hubiera ocurrido a mí eso".

Después, Alí fue muy crítico de los movimientos boxísticos de Stalonne. "Fíjate bien. Es la diferencia entre boxeadores de verdad y actores. Un boxeador real puede ver que Stallone no es un boxeador. Él no es profesional, no tiene los movimientos. Es un buen actor, pero eso no es boxeo. El muchacho de los pantalones rojos sí es un boxeador de verdad.  El promedio de la gente, por supuesto, no puede ver lo que veo yo. Y el modo en el que están pintando al entrenador está mal. Miralo gritando 'Hacé esto' o 'Hacé aquello'. Nunca tuve a a nadie diciéndome lo que tuviera que hacer como si fuera un caballo".

"Ahora él (Rocky) no está para pelear porque su esposa está enferma. Es la absoluta verdad. Lo mismo me pasó a mí cuando estaba entrenando durante uno de mis divorcios. No podés mantener la mente en una pelea si estás pensando en una mujer. No podés mantener la concentración. Te sentís como dormido. Pero ahora hago una predicción: ella se va a poner bien y Rocky lo va a cagar a trompadas a Apolo Creed."

Cuando Adriana Pennino, Adrian, la mujer de Rocky, abrió los ojos, Alí le dijo a Ebert: "Mi primera predicción se cumplió. Cuando Adrian lo miró y le dijo: "Hay algo que podés hacer por mí: ganar", Alí se entusiasmó.

"Yeah!", dijo. "¡Rompele el culo a ese negro!"

Alí le contó a Ebert los diálogos que había tenido con Carl Weathers. "Weathers me dijo que el bailoteo y los jabs, el estilo completo de Apollo, los tomó mirando películas mías. La manera que él hace espejo no son movimientos reales de una pelea, pero para la película se ven bien. Y la cuestión de la motivación está bien. Apollo ganó la primera pelea, pero hay gente que piensa que debió haber ganado Rocky.  Si perdés una pelea importante, te persigue por el resto de tu vida, te acosa hasta que tenés tu revancha. Él es el Campeón y casi pierde con un boxeador de club, quiere tener su revancha"

Hacia el final de la pelea, Alí hizo su balance ante Ebert.

"Una gran película. Va a ser un gran éxito, tiene todos los ingredientes. Amor, violencia, emoción. La excitación nunca decreció"

-¿Y qué pensás del resultado de la pelea?

-No podía ganar el hombre negro. Que ganara estaría en contra de las enseñanzas de Estados Unidos. He sido tan grande en el boxeo que tuvieron que crear una imagen como Rocky, una imagen blanca en la pantalla, para contrarrestar mi imagen en América. Jesús, Wonder Woman, Tarzán y Rocky.

 

Temas

  • Muhammad Alí
  • Rocky Balboa
  • Rocky

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios