Secciones
Show

"¡No tenés idea de quién soy, la vas a pagar!": el relato de la pareja golpeada por la nieta de Susana en Año Nuevo

La nieta de la conductora será denunciada por golpear a un hombre en Uruguay.

Eran las tres de la mañana del miércoles primer de enero. Una pareja que alquiló por el verano una casona ubicada frente al boliche uruguayo Tequila intentó sacar su camioneta, cuando se dio cuenta de que un Mini Cooper le obstruía la salida. Era el auto de Lucía Celasco, la nieta de Susana Giménez, quien se encontraba en la disco junto a amigos. "Vino totalmente descolocada cuando vio que queríamos salir y empezó a gritar: 'No me toqués el auto, negra de mierda", denunció Gimena Binaghi, la mujer. Crónica de una madrugada de excesos, golpes, piedras y amenazas: "¡No tenés idea de quién soy, la vas a pagar!".

"La nieta de Susana estaba alcoholizada y no sé si no tenía otras sustancias porque se la veía totalmente fuera de sí"

"Estaba sacando el auto porque tenía que pasar a buscar a uno de mis hijos por una fiesta. Cuando lo estaba sacando, vino una chica (por la nieta de Susana) absolutamente fuera de sí y me dijo: 'Ni se te ocurra tocármelo, negra de mierda'", reconstruyó Binaghi en diálogo con el portal Farándula Show. "Me quedé adentro del auto, porque no podía entender lo que estaba pasando. Estaba maniobrando para sacar el auto y se volvió loca", sumó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ese fue el momento en el que su marido, Marcelo Parra Morón, salió de la casa para aplacar las aguas. "Le dijo que se tranquilizara, que estábamos intentando sacar el auto y que no podíamos girar por su auto. Se le fue encima, le pegó, lo insultó, lo empujó contra mi auto y no había forma de calmarla", sumó.

Los gritos obligaron a los efectivos de seguridad del boliche. "Pasó lo mismo con ellos. Trataron de agarrarla y le dijeron que se calmara. Empezó a gritar: 'No me agarres, te voy a denunciar. ¡No tenés idea de quiénes somos!'. Una cosa de locos".

No me agarres, te voy a denunciar. ¡No tenés idea de quiénes somos!"

Mientras la seguridad de Tequila intentaba calmar a la nieta de Susana, el matrimonio ingresó a la casa para llamar a la Policía. Fue ese el momento en el que llegaron Mercedes Sarrabayrouse y Joe Miranda, quienes comenzaron a agredir al matrimonio. 

"Vinieron acá (por el jardín delantero de la casa) y nos tiraron piedras al auto y a los vidrios. Hubo patadas, puñetazos; insultos de todo tipo. Esta chica estaba totalmente borracha y no sé si no tenía además otras sustancias porque estaba totalmente fuera de sí", sumó, al tiempo que aseguró que en ningún momento supo que se trataba de la nieta de la conductora.

De acuerdo al relato de Binaghi, Celasco estaba acompañada por otras dos amigas al momento de la agresión, pero fue ella quien "se le subió encima" a Parra Morón. "Le pegó, lo insultó, lo empujó. No paraba de insultarnos. No sé cómo no rompieron los vidrios. Vamos a hacer la denuncia en la Comisaría porque mi marido está muy herido".

La mujer reconoció el audio en el que se la escucha a Mecha insultándola: "Le pegaste a mi hija, vas a ver. ¡Lo vas a pagar! Abrí, gordo de mierda". También identificó que el otro agresor fue Joe Miranda. "Insultaron hasta a mi hijo que es menor de edad". 

Esta es la casa que atacó la nieta de Susana Giménez en Punta del Este

El matrimonio es oriundo de Buenos Aires y alquiló la propiedad hasta mediados de enero. "Grabamos todo lo que pasó y vamos a hacer la denuncia, porque no hay necesidad de agredir gratuitamente de esta manera", anticipó la mujer.

"Mecha llegó y empezó a tirar piedras"

Uno de los jóvenes que presenció la pelea también habló con el portal. "El hombre quería sacar la camioneta y llegó la muchacha, que le dijo que no le tocara el auto. Ahí le empezó a pegar al veterano. Lo tiró contra la camioneta. El hombre intentó zafar, pero la gurisa fue, le pegó de vuelta y le arrancó el audífono".

"Después vinieron la madre y el padre. Empezaron a romper las ventanas con piedras. No sabía que era la nieta de Susana, pero estaba alcoholizada. Eran las tres y media de la mañana. Al hombre le dejaron el labio lastimado y tenía la cara con sangre. Se le trepó arriba y le empezó a pegar piñas durante veinte minutos fácil. Seguido: un golpe atrás del otro".

De acuerdo al joven, Mecha se sumó e insultó al matrimonio. "Ella sólo insultaba y decía que los iban a denunciar. Después empezaron a tirarle piedras a la casa".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!