Secciones
Show

Silvina y Vanina Escudero cerraron su escuela de danza por la crisis: “Quebró; no la pudimos sostener"

Las ex participantes del Bailando cerraron las puertas de su escuela de danza el 10 de marzo y no pudieron sostener económicamente emprendimiento en lo que va de la cuarentena. 

Desde el primer minuto del viernes 20 de marzo comenzó a regir el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio en el marco de una emergencia sanitaria por el coronavirus. El decreto de necesidad y urgencia anunciado por Alberto Fernández la noche anterior estimaba como plazo el martes 31 de marzo inclusive y actualmente podría llegar a estirarse hasta el próximo 12 de julio.

En medio de este panorama, muchos locales, empresas y Pymes comienzan a cerrar definitivamente sus puertas a causa de la falta de recursos y el parate de la actividad que ya lleva casi 90 días. Y entre los más afectados se encuentran las hermanas Escudero, Silvina Vanina, que debieron cerrar las puertas de su escuela de danza fundada en 2014.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Así lo dieron a conocer durante una nota con Confrontados, donde además Silvina reveló que había decidido detener las clases desde un primer momento. "Cuando todo esto empezó, Danzas Escudero cerró. Fue el 10 de marzo, si no me equivoco, cuando empezó la cuarentena que no era obligatoria y el presidente dijo ' traten de quedarse en sus casas'", recordó.

Y agregó: “Obviamente, al ser una escuela y tener muchos alumnos juntos sí o sí para las clases, con Vanina decidimos cerrarla. Y estuvimos muy mal el primer mes, tratando de hablar con la locataria del lugar; y la realidad es que no la pudimos sostener. Ya son más de 3 meses que la escuela está cerrada, y la realidad es que Danzas Escudero quebró".

Cabe destacar que el local, según las hermanas, ya venía con altibajos ya que durante el verano bajó la cantidad de alumnos. En ese sentido, explicaron que muy poca gente toma clases en enero y febrero debido a las vacaciones de verano, y en marzo cuando todo el mundo regresó del descanso veraniego, estalló la pandemia y decidieron cerrar el establecimiento.

A pesar de esto, Silvina Escudero no pierde la esperanza de que pueda regresar a la enseñanza en un futuro. "Quiera Dios que cuando esto termine podamos reabrir en el mismo lugar, o en otro. La realidad es que Danzas Escudero tenía un lugar muy espacioso en pleno Martínez, con muchísimas metros cuadrados, y se nos hizo insostenible", concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!