Secciones
Show

"¡Sos una máquina de decir estupideces, imbécil!": feroz cruce entre Espert y Brancatelli

El violento intercambio salió al aire por "Intratables". No da, muchachos.

Tensión al aire. El economista José Luis Espert y el periodista Diego Brancatelli protagonizaron un fuerte cruce, en el que el ex candidato presidencial llegó incluso a calificar de imbécil al panelista del ciclo conducido por Fabián Domán. Todo sucedió mientras debatían el cuadro de situación de la Argentina, en el marco de la pandemia por Covid-19.

Todo comenzó cuando Espert hablaba de los distintos valores del dólar en el país. En ese momento, el panelista lo interrumpió con una chicana. "Si el dólar está a $74 se quejan, si esá a $137 está mal. Dicen que un dólar es ficticio, que nada es real".

Espert lo escuchó y recogió el guante. "A mí no me digas lo que yo no digo, hombre. Yo dije que el dólar verdadero es el que te dice el mercado donde no hay control del Gobierno, donde flota libremente la oferta y la demanda", resistió.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Parece que está todo mal, ¿qué harías vos?", lo interpeló Brancatelli, al tiempo que puso sobre la mesa la hipótesis de que el economista pudiera asesorar de modo directo al presidente Alberto Fernández y su cartera económica.

Espert lo interrumpió con otra chicana: "¿A vos te parece que no está todo mal?". "Tenemos la peor caída del PBI de la historia, una explosión del desempleo. Te voy a ir calificando cada cosa que vos decís. Yo no soy uno más. Está casi todo mal, es cierto. La crisis de la inoperancia de este Gobierno la paga la gente pobre que vos supuestamente defendés".

No conforme con el cruce, el economista redobló la apuesta y reveló qué le diría al presidente, en caso de ser consultado. "Si yo fuera (Martín) Guzmán, le diría al presidente que este país no da más, que llame a la Corte Suprema, a los jefes de las principales bancadas del Congreso, todos los gobernadores, empresarios y sindicalistas. Pero te voy a decir lo que hay que acordar acá, no en el aire".

Brancatelli esquivó las argumentaciones y apeló, una vez más, a la efectiva chicana mediática que, sabe, al día siguiente llegará en modo de titular. "Anote, presidente, ¿eh?". Esa fue la gota que rebalsó el vaso para el economista, quien de inmediato le respondió: "Pará, Diego. Si vos me empezás a agarrar para la joda yo te chacoteo todo lo que vos me preguntás. ¿Hablamos en serio o en joda? ¿Me río de las estupideces que vos decís o te tomo en serio?".

Vos sos una máquina de decir estupideces y me cortás. Es tu deporte, te gusta eso. A mí me encanta que seas así, bien imbécil"

 

"La gente se ría de lo que usted dice. Si no, lo hubiesen votado", le espetó Brancatelli, en alusión al escaso por centaje de votos que obtuvo el economista en las últimas elecciones. "No, no se ríe, todo lo contrario. No me corrás con esa, porque yo te puedo decir que el 48 por ciento que lo votó a Alberto Fernández hoy se quiere cortar las venas. Vos sos una máquina de decir estupideces y me cortás. Es tu deporte, te gusta eso. A mí me encanta que seas así, bien imbécil", remató Espert.

¿Era necesario, muchachos?

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!