Secciones
Show

¡Y se marchó! El duro mensaje de Alex Caniggia sobre su renuncia a MasterChef Celebrity

El hijo de Claudio Paul Caniggia y de Mariana Nannis no volvió a las grabaciones del reality de Telefe  

Se cansó. O, en realidad, Alexander Caniggia no aprendió a perder. Según detallaron allegados al hijo de Claudio Paul Caniggia y de Mariana Nannis, sospechaba que era el próximo eliminado de MasterChef. Con todos los números listos para irse, eligió renunciar. 

Pero, en la producción de Telefe la idea era otra. Pasara lo que pasara con sus platos, contar con Alex hasta el final de la competencia era el plan ideal. Su estilo desenfadado y, muchas veces, hasta irrespetuoso, era ideal para el reality. Pero él no lo veía de esa manera. 

Por otra lado, su representante Fabián Esperón creía que el programa de cocina le serviría a Alexander a cambiar su imagen. No querían que siga vinculado a los malos tratos o enojos que ya se vieron en otros programas. En ese sentido, Santiago del Moro le repetía que siempre mostrara su lado más amigable. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Parecía que esa sensibilidad era real. Sus compañeros lo decían fuera de cámara. Además hace pocas semanas se hizo público un video entre Alex y una nena que conmovió a todos. “¿Esto es para mí? Gracias”, dice él sorprendido, mientras la chiquita le daba un bombón. “Más linda, gracias ¿Cómo estás? ¿Bien? Parecés una princesa hoy. Sos una princesa”, agregó. Y mientras la madre de la nena le contaba que era fanática suya, él le dijo: “Tirame un ¡Sape!”. Y lo gritaron juntos.

Pero Alex ya quería irse. En su círculo de amigos, Caniggia repetía que se veía afuera del certamen de cocina. Además de no cumplir con los requerimientos del jurado compuesto por Donato de Santis, Germán Martitegui y Damián Betular, en el último tiempo, sus platos recibían muchas críticas. Eso pegó duro en el enorme ego de Alex. 

Por otra lado, a Alexander lo acusaron no sólo de hacer trampa en uno de sus platos sino también que de utilizar condimentos en sus recetas cuando era una obligación. Hace poco, en Intrusos y en Escandalones mostraron que Caniggia tenía un teléfono celular en uno de los cajones de su isla, algo que está prohibido. 

 

Hace unos días, Martitegui fue duro con él. “Te tocó el pescado más rico, está bien cocinado y en su punto, la combinación es perfecta, pero hay errores en cómo lo hiciste. El chorizo estaba perfecto cuando pasé por tu mesada, lo seguiste cocinando y ahora está duro. De la mandioca lo que te dije fue que la hiervas entera y vos la cortaste y la herviste y la freíste”, le dijo. A Alex no le gustó para nada la devolución.

Hasta que se cansó y sin avisarle a nadie, pegó el faltazo. El primer llamado de atención de la producción del programa fue que, el miércoles, faltó a la grabación cuando lo estuvieron esperando más de una hora. Después de eso, dejó de responder los mensajes y los llamados. La decisión ya estaba tomada.

No era la primera vez que lo hacía. El año pasado, cuando se sumó como participante de Cantando 2020, el final fue igual de abrupto. De un día para otro, Alex renunció. Esa decisión la hizo después de un enfrentamiento con Oscar Mediavilla. “Es un tonto, zarpado y guarango”, le dijo el jurado. Y eso alcanzó para que se fuera. 

Dos días después, Alex visitó el piso de “LAM” y comentó que tenía intenciones de dejar el certamen de canto, luego con el paso de las horas el deseo se convirtió en realidad y lo anunció él mismo en sus redes: "A millones de mis fans les cuento... al Cantando no voy más. Me ausento. A la envidia y falta de respeto yo la ahuyento. Mejor sigo en mi mansión, millonario y contento".

EN un primer momento, Alex tuiteó: “¿Quieren que gane el rey en Masterchef mi gente?”. Eso generó incertidumbre ya que daba a entender no solo que seguía en carrera sino que iría por todo hasta llegar a las últimas instancias del concurso que ganó, en su primera edición, a Claudia Villafañe. Pero no era así. 


Horas después, el hijo de Nannis eligió Instagram y Twitter para dedicarle un mensaje a la producción de MasterChef. Y lo hizo a su estilo.  “Donde pisa el más pij... siempre deja huella. Ya sea en Buenos Aires o en la lujosa Marbella. Miren esta cara que no encontrarán una más bella. Tengo todo lo que tiene que tener una estrella”, escribió Caniggia, junto a una foto en el reality. 

En tanto, su representante dijo en una entrevista radial:  “Está haciendo un trabajo sacrificado porque lleva mucha tensión grabar algo diario“. Y completó: "Alex vive en Hudson, y  el estudio donde se graba MasterChef es en Martínez, por lo cual tiene una hora y media o dos de ida y de vuelta, más allá de las seis o siete horas de grabación. A veces me dice que la presión que siente es la natural de un programa de TV donde tiene que hacer una presencia diaria”. Y se fue nomás. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!