Secciones
Show

100 millones de dólares por un beso con la China: la fortuna de Wanda tras el divorcio con Icardi

Entre propiedades, joyas, autos de alta gama y efectivo, la mediática se convirtió en una de las solteras argentinas más ricas.


El principio del fin fue el viernes 15 de octubre. Esa noche, después de una discusión y una escena de celos por parte de Mauro Icardi, le revisó el teléfono a Wanda Nara porque la veía “rara”. Después fue el turno de ella. Y empezaría el escándalo. En la aplicación Telegram y en Instagram, la mediática descubrió los mensajes que el futbolista le había enviado a Eugenia Suárez

 

De inmediato, Wanda se subió al avión privado con sus hijas Francesca e Isabella y dejó París con destino Milán. Con la intención de pedirle perdón, Icardi dejó todo y salió disparado detrás de su mujer. Él le juró que nunca había visto a la actriz en su vida. Que sólo fue un chat. Y ella le creyó. Se reconciliaron unos días después. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Para entonces ya había firmado los papeles de divorcio y también el acuerdo de división de bienes. Rápida de reflejos y con mucha experiencia, Wanda ya se había guardado el as bajo la manga. Por eso el 25 de octubre, confirmó la reconciliación en redes sociales. Había perdonado por unas horas el desliz de Icardi, al tiempo que escribía en redes sociales: “De mi familia me ocupo yo, de las putitas, la vida misma”.

 

 

También escribió un largo posteo. "Cada día le pedí a Mauro el divorcio. Cuando él se dio cuenta que no había marcha atrás, me dijo que no podíamos seguir así, que si separarnos era la única forma de poner fin a tanto dolor, que lo hiciéramos. Fuimos al abogado. En dos días Mauro aceptó todas las condiciones y firmamos el Acuerdo. Al día siguiente me escribió una carta como nunca nadie me había escrito jamás: 'Te di todo y tenés todo, ojalá puedas ser feliz porque eso me haría feliz a mí'", contó Wanda. En pocas horas debería borrar esas palabras.

 

Mediante un mail de un supuesto ex amigo de la China, Nara se enteró de cada detalle del encuentro de Mauro y la actriz en un hotel de París mientras ella se encontraba en Milán. La traición del delantero había sido doble. Wanda primero le preguntó si la había visto. Después de negarlo, le dijo: “Fui para no quedar como un boludo”. Nara no podía controlar la ira. Pero había más.

La mediática llamó a Suárez. Le preguntó qué había pasado con Icardi. Y la respuesta de la actriz fue rotunda. “Es cierto. Estuve con tu marido. Pero no pasó nada porque él no pudo”, le dijo. Ahora, indignada y a los gritos, Wanda le exigió a Mauro que le contara la verdad. “Hubo un beso pero yo tenía fiebre y me fui”, admitió. El divorcio era un hecho. 

 

Instalada en Italia, Nara ya empezó a disfrutar de su flamante fortuna. Y también de su soltería. Eso lo deja bien en claro en redes sociales, donde se muestra bien sexy en cada foto con dos objetivos: generar suspiros y me gusta en el público masculino, llenar de celos a su ahora ex marido. 

 

Mientras tanto, se prepara para regresar a Francia recién el 18 de noviembre, done grabará una entrevista con Susana Giménez y también un especial de fin de año, donde brindará con la diva y contará cómo pasa las primeras fiestas sin su esposo. 

 

 

En primer lugar, mientras se habla que Icardi dejaría el PSG en los próximos meses para sumarse al Atlético de Madrid, con un sueldo menor, Wanda sigue cobrando como su representante legal. A su contrato mensual de 1.2 millones de euros, del que la ex vedette cobra el 15%, hay que sumarle un contrato de Nara con el club por el que cobra 300.000 euros para que el delantero cumpla con todas sus obligaciones.

Además, en la división de bienes ya quedó en claro cómo será la división del efectivo que tienen en sus arcas. Se sabe que la fortuna de Wanda e Icardi mientras estuvieron casados llegó a los 70 millones de dólares. De ese número, Wanda se quedará con 55 millones por el documento que firmaron hace pocos días. 

Por otra parte, Wanda seguirá cobrando el porcentaje de cualquier contrato que Mauro firme con el club o con alguna empresa vinculada a la publicidad. A eso hay que sumar su sueldo de más de 3 millones de dólares como manager con el PSG. 

 

Por otra parte, entran en juego las joyas y las obras de arte que compraron durante los años que compartieron en Europa. Según allegados a Wanda, que se quedaría con todo, el total ascendería a más de 5.000.000 de dólares. Pero aún falta.

El primer punto fundamental para Wanda fueron las propiedades. En la firma de división de bienes, Mauro le dejó todas. Desde la mansión que compraron en París hace unos años hasta la mansión de Lago Di Como, en Italia, pasando por el piso en Buenos Aires y otra propiedad en Milano.

 

En ese punto, se sabe que la vivienda de París, que cuenta con pileta techada ,un jardín enorme, sauna, gimnasio y un mirador, está tasada en más de 1.500.000 dólares. Por otra parte, el piso en Argentina está tasado en cerca de 750.000 dólares, está ubicado en Núñez y tiene vista al Río de la Plata. 


Además, a la propiedad en Milán, que estaría tasada en casi 600.000 dólares, se le suma la casa preferida de Wanda. Y se trata de la mansión en Lago di Como, en la zona de Brienno, a poco más de 65 kilómetros de Milán. En 2018, Icardi compró esa propiedad por 2.200.000 dólares. Se cree que ahora supera los 3.000.000 de dólares. Por supuesto, se la quedará Wanda. 

 

En tanto, tanto la mediática como el futbolista son amantes de los autos. Entre ellos, además de dos Mercedes Benz, Wanda e Icardi son dueños de una Lambroghini Huracan Spyder que sale 350.000 dólares. También tiene un Cadilla Escalade, que cuesta 100.000 dólares. A eso se le suma un Rolls Royce, cuyo valor de venta ronda los 350.000 dólares. Todos ya tienen una dueña: Wanda, la mujer de los 100 millones de dólares. 

 


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!