Secciones
Show

Adrián Barilari y las facetas de un ícono que triunfó con el rock: "El tango fue lo que me hizo crecer"

El vocalista de Rata Blanca dialogó con BigBang y reveló cómo intenta adaptarse a esta "nueva realidad" que nos toca vivir a causa de la pandemia. 

La pandemia de coronavirus obligó a cientos de artistas de todo el país a recurrir a la tecnología para volver, no solo a presentar shows, sino también a recobrar el vínculo que perdieron con sus fanáticos a partir de estos seis meses de aislamiento. Y es que las redes sociales y las distintas plataformas por streaming se convirtieron en la herramienta ideal, una suerte de salida temporal, para intentar sortear la crisis acrecentada por el COVID-19.

En este contexto es donde se ubica Adrián Barilari, ícono del rock nacional, vocalista de Rata Blanca y una de las mejores voces del país, que prepara toda una experiencia de nostalgia, recuerdos, emoción, anécdotas y, sobre todo, buena música para el 16, 17 y 18 de octubre. La propuesta se llama “Barilari x 3” y, según le explicó el artista a BigBang, realizará tres diferentes shows en seis escenario y con artistas invitados. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En diálogo con BigBang, el músico contó cómo fueron sus inicios en el plano musical que incluyó el tango, habló de cómo surgió la idea de llevar a cabo algunos shows por streaming y se animó a elegir uno de los temas del álbum "Magos, espadas y rosas", disco que cumplió 30 años en abril y disparó la fama de la banda. "El tango fue lo que me dio ese puntapié inicial para incursionar y, de algún modo, crecer musicalmente hablando", afirmó. 

¿De qué se trata “Barilari x 3”? ¿Cómo surgió el proyecto de hacer tres diferentes shows durante todo un fin de semana?

- La idea surge por iniciativa de mi mánager. Yo venía haciendo canciones desde casa, pero todo muy casero, con guitarra y karaoke. Sobre todo a través de las redes sociales, donde hice folklore, pop y rock.

Pero en un momento determinado, mi mánager me llama y me pregunta: "¿por qué no hacemos algo con todo el equipo que está parado desde hace seis meses por streaming?". El resto de los músicos, sonidistas y el resto del equipo necesita trabajar y me interesó esta posibilidad. 

La idea no es traer un show común, donde salgo a escena, canto, tocamos y listo. No queríamos eso. Le dimos una vuelta más de rosca y buscamos la forma de agregarle un contenido más cargado, y no solo de música.

La propuesta es que tenga un formato de gira, pero en versión mini. Vamos a contar con artistas invitados e ir recorriendo mi historia musical antes de la llegada de Rata Blanca. Cada día vamos a hacer algo distinto, con invitados diferentes y en diversos escenarios. Es una propuesta arriesgada. 

Vamos a hacer un repaso por mis discos. El 16 de octubre vamos a hacer toda la parte de rock y metal, el 17 vamos a hacer canciones doradas (álbum que saqué en 2007). Vamos a tocar piezas de pop internacional y canciones en español o adaptadas.

El último día, el 18, voy a hacer tangos con un cuarteto de tangos. Temas con los que comencé desde muy chico. La idea es mostrar tres facetas distintas de mi carrera, con invitados distintos y un clima muy diferente al show del día anterior. 

¿Cómo estás transitando esta nueva realidad que nos toca vivir, sabiendo que los artistas fueron los primeros en abandonar el escenario y serán los últimos en volver al ruedo?

- Los streaming son difíciles. Tenés que verlos desde casa a través de teléfonos, televisión u otros dispositivos. Y no todo el mundo puede acceder a estos shows por diferentes motivos que pueden ir desde la velocidad de la conexión a no tener un dispositivo que te permita ver esta propuesta. 

La realidad es que nos largamos a hacerlo por una cuestión de necesidad y muchas ganas de volver a tocar de nuevo. La idea es arrancar otra vez con algo  más arriesgado, por eso son tres noches con seis escenarios distintos, con invitados, interviews y sorteos para los que compran los tickets. 

A nivel profesional es el primer streaming que vamos a hacer, sobre todo de esta envergadura. No sé si será un éxito, habrá que esperar hasta el día después de los tres shows porque ahora la gente no tiene que salir corriendo, no existe ese apuro o necesidad de conseguir una entrada para no perder un lugar.

Igualmente, para mi es mucho más fácil hacer un vivo que hacer todo esto. Pero ya estamos en el baile y estoy contento porque tengo un equipo acorde a las circunstancias. Si estuviera solo, nunca podría haber hecho o haberme animado a hacer un streaming de este tamaño.

La pandemia lógicamente nos afectó como a todos. Yo estuve de gira en enero, febrero y marzo, y en abril teníamos que empezar una gira con Rata Blanca por México y Chile. También teníamos un disco para empezar a grabar y decidimos pararlo.

¿Cómo fue ese viraje hacia el rock y el metal, sobre todo teniendo en cuenta que comenzaste cantando tango?

- No son géneros tan opuestos. Para mi el tango en los '30 es el heavy metal de hoy. Empecé a los 7 años en casa, mi familia apoyaba ese juego y hasta los 12 canté tango hasta que apareció Sui Generis, Pappo (Norberto Aníbal Napolitano) y otras bandas que transformaron mi manera de ver la música.

Mi tío tocaba el bandoneón y eso me ayudó a comenzar a cantar. Pero lo que comenzó como un juego, en mi adolescencia cobró más valor. A mis 12 o 13 años cambió todo y empecé a interesarme más por la música seriamente. Es muy difícil cantar tangos y por eso los valoro mucho.

Magos, espadas y rosas es uno de los discos que marco tu carrera y cumplió 30 años hace muy poco ¿Te sorprende que siga vigente a pesar del paso del tiempo?

-No me sorprende porque tuvo que ver mucho la propuesta que tenía la banda. En los '90, Rata Blanca rediseñó el metal con una apuesta en su vestimenta y musicalmente hablando, por estilo y videos, sus canciones siguen estando muy vigente aún en la actualidad.

Acá no había bandas o eran muy pocas las que ofrecieran propuestas como la nuestra, de tocar en radios o teatros y hacer giras por todo el país. Fue bastante complejo llevar adelante todo eso, pero se logró. El éxito de Rata Blanca tuvo que ver mucho con la salida de Latinoamérica y la llegada al mundo.

A partir de ese disco se formaron ya tres generaciones distintas. Hay mucho público nuevo que viene a vernos simplemente por haber escuchado las canciones de aquel disco. Realmente fue mágico y no nos pasó con otros discos, por eso es un álbum icónico para nosotros. 

De aquel exitoso álbum, teniendo en cuenta que figuran temas como Días duros, La leyenda del hada y el mago o Mujer amante: ¿Cuál de todos ellos fue o es tu favorito? 

-Por una cuestión de lo que significó, me quedo con La leyenda del hada y el mago. Esa canción fue un ícono y sigue marcando encuentros. Todavía en la actualidad, hay gente tratando de desgranar ese tema y, con mucho respeto, intenta contar la historia detrás de la historia. 

Todavía esa canción es motivo de críticas, obviamente críticas con mucho respeto y en el buen sentido. Y eso es algo que no logró ningún otro tema. Con Mujer amante pasó algo extraño, ya que no iba a ser parte de ese álbum y entró de casualidad por llamarlo de alguna manera.

Era una balada que iba a ingresar al disco pero, como ya había una anterior, no queríamos tener dos baladas. Entonces, se la dejó de lado de alguna manera la canción. Pero a la disquera le parecía que había poco tiempo de música y no tuvimos otra que agregarla (risas). 

Por suerte, el público la eligió y se identificó con ese tema. La razón por la que no queríamos ponerla en ese disco no era porque no nos gustase, de hecho nos parecía un gran tema en los ensayos, pero por aquel entonces Rata Blanca, o nosotros, queríamos identificarnos más con el estilo metal. 

Recién a la pasada decías que la pandemia no solo te obligó a cancelar shows y giras, sino que también un disco. ¿Estás preparando o pensando en lanzar un nuevo disco?

-No estoy armando un disco actualmente, pero a causa de la pandemia. Grabar un disco implicaría tocar en estudios discográficos, los cuales no están abiertos o en funcionamiento a cusa de la pandemia. Tampoco quiero hacer algo que quede trunco por este mismo motivo. Prefiero esperar, puede ser que salgan otros shows por streaming si este sale bien, hasta que veamos otros resultados. Hacer un disco y que después se frene todo, es muy duro.

 

 

Temas

  • Adrián Barilari
  • Rata Blanca
  • Coronavirus
  • Pandemia
  • streaming
  • Show

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios