Secciones
Show

Alma inquieta: hoy cumpliría 60 años Gustavo Cerati, un artista con todas las letras

Recorrido por la vida del músico.

Nadie sabrá nunca la cantidad de música que la muerte de Gustavo Cerati truncó. Hoy, en el que sería el cumpleaños número 60 del músico, sus canciones siguen imperturbables ante el paso del tiempo.

"Dejaste tanto en esta tierra y en nuestros corazones. ¡No te imaginas cuanto! Te admiro como mi hermano leal que fuiste, como hijo, como padre, como tío, como amigo, como músico, como persona íntegra. Y ya sos parte de todos", lo recordó con cariño su hermana Laura en redes sociales.

Ella fue una de las primeras testigos de las inclinaciones artísticas de Gustavo, que ya de niño gustaba de improvisar percusiones con palos de escoba y de demostrar su talento como dibujante inventando personajes de cómic.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, su primer trabajo estuvo lejos del arte: por un tiempo fue visitador médico de un importante laboratorio farmacéutico. Sin embargo, la música era el combustible de su vida: bandas y artista como The Police, Queen, David Bowie, Kiss, Led Zeppelin, Luis Alberto Spinetta y The Cure comenzaban a convertirse en influencias.

"Estaba entre el dibujo y la guitarra: me gustaba un acorde y me lo dibujaba en una hoja cuadriculada", supo recordar Cerati en diálogo con Página 12 años atrás. Pero, si bien poco a poco comenzó a poner en juego sus habilidades en varias bandas, su madre Lilian Clarke le advirtió que apoyaría su carrera musical siempre y cuando estudiara una carrera universitaria.

Fue así que decidió cursar Publicidad, carrera de la cual se graduó en 1982. Pero la Facultad de Comunicación de la USAL le trajo más que un título: fue allí donde conoció a Zeta Bosio y donde comenzó a forjarse Soda Stereo.

Uno de los primeros shows de la banda, de hecho, fue en una fiesta de estudiantes universitarios en la que sus compañeros decidieron juntar dinero para ayudarlos con el flete de los equipos e instrumentos.

Aquella visión estética que lo llevó a interesarse por las artes visuales hizo que no sólo la música de Soda Stereo rebosara de prolijidad y elegancia: el maquillaje, los peinados y la ropa de los miembros de la banda también se volvieron cuidados y glamorosos. 

Ya más sólidos, Cerati, Bosio y Charly Alberti comenzaron a tocar en legendarios pubs y discotecas como Airport, Stud Free Pub, Café Einstein y Zero. Pronto llegaron los álbumes: Soda Stereo (1984), Nada personal (1985), Signos (1986), Doble vida (1988), Canción animal (1990), Dynamo (1992) y Sueño Stereo (1995).

Las inquietudes solistas del músico, mientras tanto, comenzaban a bullir encontrando forma en un disco, Amor Amarillo, editado en 1993 mientras aún estaba en Soda Stereo. Ya para ese entonces, se había casado y divorciado de Belén Edwards para luego volver a contraer matrimonio con la modelo chilena Cecilia Amenábar, madre de sus hijos Benito y Lisa.

Los rumores sobre tensiones dentro de la banda, finalmente, estallaron en su disolución en 1997. "Comparto la tristeza que genera en muchos la noticia de nuestra separación. Yo mismo estoy sumergido en ese estado porque pocas cosas han sido tan importantes en mi vida como Soda Stereo. Cualquiera sabe que es imposible llevar una banda sin cierto nivel de conflicto. Es un frágil equilibrio en la pugna de ideas que muy pocos consiguen mantener por quince años, como nosotros orgullosamente hicimos. Pero, últimamente, diferentes desentendimientos personales y musicales comenzaron a comprometer ese equilibrio. Ahí mismo se generan excusas para no enfrentarnos, excusas finalmente para un futuro grupal en que ya no creíamos como lo hacíamos en el pasado. Cortar por lo sano es, valga la red, hacer valer nuestra salud mental por sobre todo y también el respeto hacia todos nuestros fans que nos siguieron por tanto tiempo", escribió Cerati en una carta abierta explicando los motivos. 

Si durante su años en Soda Stereo se mostró creativamente inquieto, la carrera solista del músico amplió aún más sus horizontes, coqueteando con la música electrónica, el pop e incluso con géneros como el folclore. Bocanada (1999), Siempre es Hoy (2002) y Ahí Vamos (2006) salieron al mercado para probar esta nueva madurez artística. 

Sin embargo, aún quedaba un capítulo más para escribir con Soda Stereo: en el 2007, el grupo se reunió para una gira de 22 conciertos que marcó un récord al vender más de 90 mil tickets en 24 horas. 

Pocos imaginaban que Fuerza Natural, el álbum que Cerati editaría en el 2009, sería el último. Cuando la gira latinoamericana de presentación pasó por Caracas (Venezuela), sufrió un ACV que lo sumió en un estado de inconsciencia que duró cuatro años. El 4 de septiembre del 2014, falleció a los 55 años.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!