Secciones
Show

ATAV y qué sucederá tras el salto en el tiempo: infidelidades, política y una villana que romperá todo

A finales de mes la novela de Pol-Ka cambiará por completo su trama.

Los seguidores de Argentina, tierra de amor y venganza siguen el minuto a minuto de la novela. Ahora, después de que el personaje de Albert Baró (Bruno) desenmascaró finalmente al de Benjamín Vicuña (Torcuato Ferreyra), la ficción parece haberse sumergido en una suerte de meseta en la que, a decir verdad, poco sucede.

Lucía (Delfina Chaves) sigue confundida y tironeada por su marido (Vicuña) y su amante (Bruno). Mientras tanto, el resto de los personajes sigue girando en torno a los mismos disparadores de sus historias. Anna (Candela Vetrano) no sabe que su hijo está vivo, mientras que “la banda” sigue apretando a Samuel Trauman (Fernán Mirás) para que revele el paralelo del bebé.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Ahora bien. Quienes sí están viviendo un momento de desequilibrio son Raquel (la “China” Suárez) y Aldo (Gonzalo Heredia). Tras la liberación de “la polaca”, todos esperaban que la pareja finalmente pudiera vivir su “final feliz”. Sin embargo, el embarazo de Alicia (Mercedes Funes) los separó y ese giro dio lugar a la incorporación de Luciano Cáceres, quien en la piel del comisario Salaberry comienza una suerte de amorío –hasta ahora platónico- con Raquel.

La distancia entre una de las parejas protagónicas se potenciará aún más en los próximos capítulos. En efecto, a fines de mes el guión completo sufrirá una alteración tangencial: la trama pasará de 19387 a 1940, dándole a los guionistas un margen de dos años de aire para oxigenar las historias y volver a cautivar al público.

Poco se sabe de lo que sucederá en líneas generales con los personajes. “Cada una de las tramas personales llegará a una instancia decisiva antes del salto temporal. Cuando la historia se retome, estarán parados en un lugar diferente desde el cual se relanzará cada uno de sus conflictos, aunque dentro de una misma línea”, precisó a BigBang uno de los guionistas de ATAV, Leandro Calderone.

Cada una de las tramas personales llegará a una instancia decisiva antes del salto temporal"

El éxito de la novela obligó a los guionistas a alargar la historia, aunque la decisión del salto temporal busca evitar que “se estire” innecesariamente. En efecto, la ficción llegará a su fin a mediados de diciembre, por lo que todavía falta mucho para contar. “La idea es plantear dos temporadas dentro de una sola”, precisó.

Para seguir condimentando la trama, se incorporará a finales de este mes el personaje de Soledad Fandiño. “Mecha” aparecerá en la historia después del salto temporal y su perfil no pasará inadvertido. Según pudo saber BigBang, será la amante de una persona muy influyente de la sociedad porteña que comenzará a hacer política con Torcuato Ferreyra, cuyo nombre es “Lisandro”.

Además del anticipo de lo que sucederá con el personaje de Benjamín Vicuña, quien todavía sortea los coletazos de la exposición de Bruno, se suma otro condimento que le dará importancia al rol de Fandiño: “Mecha” será la tercera en discordia que separará, una vez nacido el hijo de Alicia, a la “polaca” de Aldo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!